jueves, 28 de abril de 2011

Vadocondes

Está claro que en siglos pasados los puntos de paso sobre los grandes ríos tenían un gran valor estratégico y concedían una situación de privilegio a las localidades que allí se establecían. Es el caso este de Vadocondes, en un meandro del Duero, que tomó precisamente su nombre de uno de estos pasos, que con el tiempo se convertiría en puente, reconstruido en la época de Carlos III. El resultado es un elegante puente de rasante horizontal, cuatro grandes ojos y más de cien metros de longitud.


En la plaza mayor nos encontramos con la iglesia de la Asunción y este más que interesante rollo jurisdiccional.


El entramado urbano conserva parte de la esencia de tiempos anteriores.

 
Un edificio de escuelas del siglo pasado.


Se conservan dos de las puertas de la antigua muralla. Esta es la más interesante

8 comentarios:

Doña Umé dijo...

Precioso nombre el de este pueblo, tristemente protagonista de la terrible historia de los asesinatos ocurridos en sus montes durante la represión de aquellos asesinos, lo mismo que en muchos otros pueblos de la provincia.
Pero, eso ya es historia, y esos montes vuelven a estar llenos de vida y esperanza.

un abrazo.

Abi E. dijo...

Hola Montacedo, muy bien cuidado esta este pueblo por lo que se ve.

Un abrazo

Montacedo dijo...

Gracias por vuestras palabras. Abi, me parece que en Ribera del Duero afortunadamente es la tónica general.

fernando rios dijo...

Para los que conocemos el pueblo no hay otro igual.
Para los que lo visitais, espero que os agrade.

Montacedo dijo...

Gracias por el comentario.

Anónimo dijo...

Es sin duda el mejor pueblo de toda la ribera del Duero

Diego Martin

Montacedo dijo...

Y de parte del extranjero...jeje. Supongo que para todos su peublo es el mejor.

Anónimo dijo...

En semana santa no habra quintos en Vadocondes pòr primera vez en mucho tiempo. Pero el pueblo ha preparado una pequeña fiesta, ya que el año que viene si que hay quintos y asi no se queda un año en blanco entre medias.