martes, 16 de abril de 2019

Ruta de senderismo: Los Tejos de Panizares y Los Tartalés

Importante: dada la sensibilidad del enclave de los Tejos de Panizares recomiendo: 
- Ir en pequeños grupos.
- Intentar pisar lo menos posible las raíces y la tierra más próxima a los tejos.
- Nunca subirse a los árboles.

Completa ruta que además de permitirnos acceder al singular enclave de los centenarios Tejos de Panizares, se completa con la contemplación del desfiladero de la Horadada y el paso por dos interesantes pueblos de nombre fraternal, Tartalés de Cilla y Tartalés de los Montes, a través de un paisaje muy variado en cuanto a la geografía y el sustrato arbóreo.

Dificultad: Alta, especialmente por la distancia y el desnivel acumulado superior a los 1000 metros. El largo tramo de descenso desde los tejos tiene cierto peligro de resbalones (especialmente con piso húmedo) y es agresivo para rodillas maltrechas.
Orientación (sin GPS con track o cartografía): fácil, sólo hay que prestar atención en algunos puntos clave.
Belleza: Alta. Hay algunos tramos de enlace que se pueden hacer monótonos.
Tiempo y distancia: 6 horas y media  (21,5 kilómetros) 







Situación.


miércoles, 10 de abril de 2019

escultura del agua: Las confusas fuentes del río Rudrón

El Rudrón es el principal tributario del Ebro en su tránsito por las parameras burgalesas, y contribuye con el mismo a la característica configuración del Parque Natural de las Hoces del Ebro y Rudrón. Presenta este río una peculiar configuración en su curso más alto, fruto de fenómenos cársticos, cuyos elementos paisajísticos describiremos a continuación.

Difícil es determinar cual es la fuente principal de este río. Algunos apuntan a que debería considerarse como tal la cueva de Villaescobedo (también tratada en este blog) al ser el punto más alejado de su desembocadura; aunque por caudal quizás sea más propio tomar como tal los arroyos configuradores del río Valtierra o Rudrón; y en especial Fuente Abar (emplazamiento del que toma su nombre el pueblo de San Mamés de Abar).



En todo caso lo más original del curso del Valtierra viene poco después, pasado Basconcillos del Tozo, al discurrir durante algo más de un kilómetro bajo tierra y resurgir ya con el nombre de Rudrón. Curiosamente este fenómeno supone una especie de trasvase natural, de la cuenca del Duero a la del Ebro.


El punto donde desaparece el río es un anfiteatro rocoso de gran belleza, dando lugar a la llamada Cueva del Agua o de Basconcillos, con más de tres kilómetros de recorrido total incluyendo una sala de más de 10.000 metros cuadrados.





En la superficie se encuentran algunos hundimientos del terreno, posiblemente relacionados con derrumbamientos en las cavidades inferiores. De la geología configurada por estos hundimientos el elemento más peculiar es el puente del Hoyo. 







Justo al lado del Puente del Hoyo se localiza un importante desnivel. En la base del mismo se sitúa la llamada Cueva de los Moros, seca durante la mayor parte del año pero que ocasionalmente ofrece el espectáculo del surgimiento de gran cantidad de agua como rebosadero del caudal proveniente de la Cueva de Basconcillos. 



El impresionante, casi atemorizador aspecto, de la cueva de los Moros ha servido de base para la construcción de una leyenda del ciclo cidiano. Se dice que aquí habitaba una gigantesca serpiente, tan grande que formó el puente del Hoyo en uno de sus periplos, y que la misma fue abatida por la poderosa pata de Babieca, el caballo del Cid. El rastro de tal mito ha quedado grabado en las mentes de las gentes de la zona de manera que hasta incluso la misma ha sido también conocida como "La Patada del Cid".

Volviendo a lo prosaico, lo cierto es que la mayor parte del año es suficiente la Fuente del Molino para dar salida al agua. Al lado de la misma se erige un edificio de ciertas dimensiones que a punto estuvo de convertirse en hotel con ocasión del boom del petróleo, y que hoy duerme en sueño de los justos.



A decir verdad, en el cercano pueblo de Barrio Panizares al Rudrón se le suma otra importante aportación de agua procedente del Río Fuentes, pero esa es otra historia que describimos en otro artículo. Cerramos este con un pequeño vídeo que tal vez sea más ilustrativo.

miércoles, 3 de abril de 2019

Ruta de senderismo: En torno a Orbaneja del Castillo

Hoy os presento un recorrido por la zona del cañón del Ebro más próxima a Orbaneja del Castillo, que no tiene mucho que envidiar al sendero típico de unos kilómetros más abajo. Esta ruta, que últimamente está cogiendo bastante predicamento, implica internarse durante un buen tramo en territorio de Cantabria.

Dificultad: Media. Se concentra en la zona de ascenso a las cascada del Tobazo, zona en la que podemos realizar una aproximación más parcial.
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Fácil en general, salvo en la zona del páramo en la que se hace muy recomendable el apoyo GPS.
Belleza: Alta
Tiempo y distancia: 4 horas y media y 15,5 km. Si no se asciende a la cascada de El Tobazo se gana un buen rato.


Situación.

Hay que salir de Burgos por la carretera N-623 hasta el kilómetro 61 hasta el cruce que a mano izquierda conduce a Escalada y Orbaneja del Castillo. Cubrimos los kilómetros que nos separan de este pueblo y aparcamos en alguno de los espacios destinados a tal efecto.

Puntos de Interés

Localidades de Orbaneja del Castillo y Villaescusa de Ebro. Cascada de Orbaneja. Pueblo de Orbaneja. Senda paralela al río. Cascada de El Tobazo. Chozos o cabañas del páramo de Orbaneja. Diversas vistas del cañón de Ebro.





miércoles, 27 de marzo de 2019

Orbaneja del Castillo, un pueblo de cuento

Poco necesita Orbaneja del Castillo de promoción: su bien conservado caserío, su ubicación en plena ladera del cañón del Ebro, su cascada y su difusión continua en todo tipo de medios de comunicación hacen de este uno de los lugares más visitados de nuestra provincia. 

Lo que es difícil de asumir, aunque en nuestra provincia estamos acostumbrados a todo, es que las administraciones no hayan apostado lo suficiente por el lugar como para proveerlo de unas instalaciones mínimamente adecuadas al volumen de transeúntes y para que la oferta turística y cultural pueda ser un poco más consistente y vaya más allá del "aparco - tiro fotos - tomo una cerveza (si acaso) y me marcho". Esperemos que nunca deje de ser un pueblo de cuento.

Poco más que decir, las imágenes se venden solas. Al final un pequeño vídeo. 


















miércoles, 20 de marzo de 2019

Las fuentes del río Ubierna

El río Ubierna es un curso de agua de unos 50 kilómetros de longitud que transcurre de norte a sur, naciendo en el entorno del páramo de Masa y vertiendo sus aguas al río Arlanzón poco después de que este abandone la ciudad de Burgos.

Se trata de un río de un caudal muy irregular. De hecho, recibe su nombre de la localidad de Ubierna (al contrario que en otras situaciones, parece que fue el pueblo el que dio nombre al río, y no al contrario) situada a bastantes kilómetros del punto más alto de su curso, porque sólo desde este pueblo mantiene caudal durante todo el año.

Así las cosas, resulta difícil decidir el lugar donde nace este río, con lo que aquí sólo daremos algunas pinceladas al respecto. Empezamos hablando precisamente del llamado río de Las Espisas, que como estamos indicando es el caudal más estable del río. Este a su vez tiene varios manantiales, uno de ellos en el mismo pueblo, alimentando el antiguo lavadero.



Bastante cerca se localiza la principal surgencia, poco estética a la vista hoy en día, en el paraje conocido como “Las Espisas”.


Aguas arriba durante algunas semanas al año se activa el discurrir del arroyo a través del pequeño desfiladero conocido como “El Pozo del Diablo”, que cuenta con una pequeña cascadita de unos tres metros de altura.



En el mismo pueblo de Ubierna se produce la unión entre el río de las Espisas y el río Ubierna propiamente dicho.



Volviendo al curso principal del Ubierna, unos diez kilómetros aguas arriba de dicha localidad se localiza la Poza de Quintanilla Sobresierra, que aunque bella y activa durante todo el año en realidad apenas aporta agua al río.



Si seguimos remontando el río enseguida entramos en los terrenos “vetados” de Explosivos Riotinto. En la parte más interna (cerca de donde se realizan pruebas del material) se encuentra un manantial que brota directamente de la ladera cayendo en forma de cascadas: "La Cueva". Además de prohibido salvo con un permiso especial, no es recomendable aproximarse a este lugar.

Cauce arriba, todavía en terrenos de la instalación industrial, pero más lejos de la zona de potencial peligro (tanto más en fin de semana) existe otro manantial que probablemente pueda ser considerada la fuente "oficial" del río: La cueva de Valdemiguel. Bajo responsabilidad de cada uno acceder a este lugar.



En invierno el cauce del río, ya más bien un arroyo, aún remonta más hacia el páramo de Masa, ya fuera de la gran finca. En concreto hasta dos pequeñas lagunas en las proximidades de esta localidad: Las Calentonas y Pozorruyo. Esta última puede considerarse la primera fuente del río Ubierna. 




miércoles, 13 de marzo de 2019

La Cueva de los Alcaldes

Burgos guarda cierta tradición de antiguos lugares de encuentro de regidores locales. Puntos de gran simbolismo en donde los mismos se acercaban ceremoniosamente para solventar los grandes problemas de la comarca (pastos ganados, caminos...). Eran tiempos en los que ediles y vecinos no formaban dos "etnias" distintas como ahora.


En este sentido, tal vez los lugares más conocidos sean las encinas de Sotoscueva y de Valdivielso, pero existe un lugar en el alfoz de Bricia conocido como "cueva de los alcaldes" (o Cuevaloscalcades, todo seguido, como dicen algunos vecinos) en donde en tiempo pasados se reunían los alcaldes de esta aislada comarca; cuya existencia dio a conocer Elías Rubio en la serie de artículos y libros "Burgos en el recuerdo".



Ciertamente el lugar no se ubica en las rutas más transitadas, pero no es muy difícil localizarlo. Desde el pueblo de Cilleruelo de Bricia se asfaltó no hace mucho un antiguo camino que lo conecta con Villamediana de Lomas.

Posible asiento de la mesa de piedra en torno a la que se realizaban las reuniones

Como a medio camino (unos 2 km) y tras un fuerte descenso llegamos a una zona con grandes ejemplares de roble. Junto a los mismos un macizo de roca arenisca abundantemente horadado que constituye el lugar en el que podemos dejarnos llevar por la imaginación.




Más info en este blog.

miércoles, 6 de marzo de 2019

Escultura del agua: La Coladera y los rápidos del Rudrón

Nos desplazamos a la pequeña localidad de Hoyos del Tozo para visitar dos lugares. El primero la "plástica" cascada de "La Coladera", cada vez más conocida gracias a diversas fuentes de información, entre ellas este blog.


Se encuentra apenas a unas docenas de metros de la iglesia parroquial, remontando el Rudrón.


Podemos verla incluso desde su parte interior.



El otro lugar que vamos a mostrar es menos conocido, o al menos que yo sepa no ha sido especialmente divulgado en las rutas "de cascadas" por el norte de Burgos. Se encuentra a unos dos kilómetros rio abajo desde Hoyos del Tozo, siguiendo el camino que nos dirige al Cañón del Rudrón.





 Recorrido ese tramo más o menos llano llegamos al entorno de una antigua central hidroeléctrica que aprovechaba una zona de importante desnivel en el curso de agua. Hoy, perdida la canalización, las aguas han vuelto a ocupar su espacio. 



Esta parte del cañón es bonita cualquier época del año, pero si se llega el día oportuno se puede disfrutar de un fragor y una fuerza que parece trasladarnos a otras latitudes. 





Como las fotos tal vez no sean lo suficientemente reveladoras, acompaño el artículo de un vídeo bastante ilustrativo, a mi entender.