miércoles, 6 de abril de 2011

El monumento al General Mola

En un solitario cerro en las proximidades de Alcocero se levanta el monumento dedicado al General Emilio Mola, uno de los principales protagonistas y el principal ideólogo (y por ello más culpable) del Alzamiento Nacional que desembocó en la Guerra Civil.

Ello se debe  que en este punto se estrelló en 1937 el avión que lo transportaba.


El monumento está planteado como una gran escalinata que asciende al cerro, flanqueada por diversas especies arbóreas, y culminada por una gran columna de 22 metros de altura.


Desde este punto se disfrutan de amplias panorámicas de la zona, que presume de valiosos rodales de robles y quejigos.


En la parte inferior, cinco arcos recuendan a los cinco ocupantes del aparato.

Aunque la versión oficial achaca a la niebla el accidente, se ha hablado siempre de lo oportuno que resultó para Franco que tanto Sanjurjo como Mola falleciesen en accidente de avión. Otras versiones señalan que el piloto se trataba de un anarquista convencido, y que se sacrificó para acabar con la vida del tirano.

El monumento se levantó en tan sólo dos meses, entre abril y junio de 1939, con el trabajo de presos republicanos y vecinos de los pueblos aledaños, y fué inaugurado por el propio Franco. A los de Alcocero les obligaron a tragar, quieras que no, con el apellido "de Mola" para la denominación de su pueblo.

El poeta Pablo Neruda dedicó una poesía a este personaje:

MOLA EN LOS INFIERNOS

Es arrastrado el turbio mulo Mola
de precipicio en precipicio eterno
y como va el naufragio de ola en ola,
desbaratado por azufre y cuerno,
cocido en cal y hiel y disimulo,
de antemano esperado en el infierno,
va el infernal mulato, el Mola mulo
definitivamente turbio y tierno,
con llamas en la cola y en el culo.



11 comentarios:

Anónimo dijo...

Otro monumento como el valle de los caídos que deberían ser demolidos, sólo pasan estas cosas en España, en Alemania o Italia ni se les pasaría por la cabeza mantener en democracia semejantes esperpentos antidemocráticos.

ZáLeZ dijo...

Hola Montacedo:
El lugar respira fascismo por los cuatro costados. Sudor de los presos que lo contruyeron y verguenza civil. Reconozco que por cercanía he ido algunas veces y cuando subo o desciendo por las escalinatas me imagino aquélla época que espero nunca regrese. Mi venganza no puede ser más sibilina e irrespetuosa que utilizarlo para f-ll-r al aire libre... jeje. El paisaje natural es precioso, menos mal...
Saludos,

Abi E. dijo...

Hola Montacedo, mi padre aunque nació en Briviesca se crió en Alcocero y estaba en la huerta con 8 años, cuando sonó la explosión del avión.
Los niños de los pueblos de los alrededores subian enganchados al camión que llevaba el rancho para los presos para ver si podian comer algo de lo que sobrara.
Mi padre siempre me contó la versión de lo bien que le vino a Franco este "accidente".
Con el tiempo terminará comido por los árboles que estan saliendo por las escaleras.
Ahora no lo se, pero hasta hace poco tiempo se celebraba una misa en recuerdo de Mola y sus acompañantes en el mismo lugar.

Un abrazo

Montacedo dijo...

Gracias por los comentarios

Paco dijo...

Estoy pasmado con los paisajes burgaleses de los que conocía muy pocos, de pasada, hace muchos años, de camino hacia Santiago.

Es un placer seguir tu blog. Un cordial saludo.

Montacedo dijo...

Gracias por el comentario

Anónimo dijo...

por eso aun ai monumentos a estalin no por que todos fueron santos si no queremos cometer errores lomejor es recordar el pasado y que mejor que los monumentos para tenerlos presentes

Anónimo dijo...

Gloria a los héroes que dieron su vida por la patria que les vió nacer.
Hoy a la vista del comportamiento de los socialistas-comunistas se entiende mejor el comportamiento de aquellos que dieron su juventud y su vida por el bien de España.

Anónimo dijo...

Capreolus

Yo vivo cerca del monumento y he subido un par de veces. No considero que haya que tirar el monumento ya que es una buena expresión de como fué el franquismo en España. Lo mejor para no repetir la Historia es poder recordarla.

Anónimo dijo...

el general Mola tenia razon

Santi Fdez Glez dijo...

Dejad los monumentos en paz y rordemos q la guerra civil se produjo por culpa de los unos y de los otros.