miércoles, 18 de noviembre de 2015

Villasana de Mena

Villasana es la capital del Valle de Mena, y tal y cómo les ocurre a muchas cabeceras de zona, ha perdido en buena medida su esencia urbanística en pos de unas construcciones más prácticas, modernas y funcionales. No obstante aún posee algunos elementos interesantes, parte de los cuales mostraremos a continuación.


La plaza mayor es un espacio amplio y funcional. De la misma parte varias valles en forma de cuadrícula, siendo la más interesante de todas la conocida como calle del Medio, antiguamente calle Mayor.
 
 A los lados de la misma se ubican las viviendas más tradicionales, así como otros edificios singulares, como la casa de Sancho Ortiz de Matienzo. Su propietario fue un ilustres menés que llegó a ser tesorero de la casa de contratación de Indias, abad de Jamaica y canónigo de la catedral de Sevilla. Hoy el edificio sólo guarda parte de su antiguo esplendor.


Frente al palacio se abre la plazuela de Santa Ana, y, al otro lado, el antiguo convento del mismo nombre. Fue levantado a principios del siglo XVI bajo el patrocinio del personaje antes citado. Hoy es un edificio esperando una restauración y puesta en valor.
 
 

 Al final de la calle, hacia la derecha, encontramos el edificio más singular de la localidad: el torreón de los Velasco. Fue erigido entre finales del siglo XIII y principios del XIV. Preserva su aspecto macizo, aumentado por la desaparición de las almenas.
 
 
Para terminar indicaremos que Villasana es el centro de las múltiples actividades culturales y sociales que se desarrollan en el valle a lo largo de todo el año. En la imagen, puestos de la feria de artesanía desarrollada en 2014.