viernes, 20 de noviembre de 2015

Embalse de Ordunte

La lámina de agua del embalse de Ordunte forma parte sustancial del paisaje de Mena, aunque sólo puede observarse desde las laderas de los montes que le dan nombre. Ello se debe precisamente a que el valle del rio Ordunte queda oculto del valle del Cadagua hasta casi su unión, en el límite norte del valle.
 
 
En cierto sentido el embalse de Ordunte es un enclave del País Vasco en Burgos. Sus terrenos fueron cedidos al ayuntamiento de Bilbao a principios del siglo XX para la construcción de una infraestructura que solventara los recurrentes problemas de suministro de una población creciente. Aún hoy el agua de Ordunte representa las dos terceras partes del agua que se bebe en el Gran Bilbao.
 
 
La obra se terminó en el año 1933. La capacidad total es de 22 hectómetros cúbicos. La presa tiene 60 metros de altura y su cota es ciertamente baja: 310 metros de altura. Desde aquí parte una conducción de unos 40 kilómetros para llevar el agua a la urbe. En los años sesenta se realizó la obra complementaria de trasvase desde el río Cerneja, también en territorio burgalés, del cual ya hemos hablado en el pasado.
 
 
Como dato curioso indicaremos que en la zona inundada existía una ermita dedicada a San Bartolomé de los Montes, la cual fue reconstruida en la parte alta, en las cercanías de Ribota, asumiendo el coste la ciudad de Bilbao. También existe un túmulo megalítico que queda a descubierto cuando las aguas del pantano están bajas.
 
 
Durante los últimos años el partido Castellano, PCAS, ha puesto en marcha una campaña de reivindicación sobre la propiedad del embalse, exigiendo al menos una compensación económica. Por lo que sé al parecer algunos pueblos meneses cercanos ya usan agua del embalse, y creo que algunas infraestructuras del valle también han sido financiadas por el consistorio vizcaíno.
 

Mi opinión al respecto ya la he manifestado en otras ocasiones. En un país que funcionase de forma lógica y homogénea esta situación no tendría tanto de anómala; pero en uno como el nuestro en el que existe un continuo mercadeo de competencias y derechos territoriales no deja de ser curioso en que determinadas irregularidades se hagan mucho más públicas y notorias que otras.

 
 
Para más información recomiendo leer el reciente artículo publicado en el blog “7 Merindades”, en donde se repasan las vicisitudes del proyecto, construcción e inauguración del pantano. También podéis consultar la descripción de una sencilla ruta de senderismo que recorre todo el perímetro del embalse.

4 comentarios:

Manueko dijo...

Buenas noches Montacedo, primero quiero felicitarte por los interesantes artículos que estas publicando últimamente sobre el Valle de Mena. Esta zona es una zona que estoy empezando a descubrir y que sin duda, me está encantando. Bajo mi punto de vista, es una de las zonas más maravillosas y mágicas de la provincia de Burgos. Hace poquito estuve en la cascada del Aguasal y en la calzada romana de Irús, y sin duda unos enclaves naturales increíbles y espectaculares.
Por otra parte, aprovecho para preguntarte si en tus futuras entradas sobre el Valle de Mena, tienes contemplado escribir sobre el hayedo de Leciñana (Leciñana de Mena). He estado investigando un poco sobre esa zona a ver como es, pero no he encontrado prácticamente información.
Muchas gracias de antemano.

Un saludo cordial,
Manuel Villar

Montacedo dijo...

Hola Manuel,

Parece cosa de Brujas!! Resulta que a mi también me había llamado la atención este hayedo y por fin hace unas semanas me decidí a hacerle una ruta. Cometí varios errores que me hicieron andar de más y no escoger en todos los tramos la opción más interesante, de modo que cuando lo publique seguro que da pistas para los siguientes que vengan. Aún así estuvo bastante bien.

Mi intención es publicar la ruta para el próximo otoño, aunque como no tengo seguridad de hacer visitas y tener artículos hasta entonces igual lo publico antes. Si se te hace muy largo te puedo pasar la información antes. (eso sí, no me quites la exclusiva, jeje).

Manueko dijo...

Hola Montacedo,
Desde luego que parece cosa de brujas que nos haya llamado la atención el mismo hayedo.
Me alegra saber que ya lo hayas investigado y lo conozcas. Sin duda, parece un hayedo muy interesante y desconocido, de ahí mi interés por conocerlo.

Igual hasta el próximo otoño si que se me hace larga la espera de la entrada. Mi intención es visitarlo e investigarlo este año ya no, sino en primavera ya del año 2016 y con buen tiempo. Cuando vaya a visitarlo en primavera, igual si que te escribo bien al correo o por el facebook, para que me des un poco alguna indicación de como o por donde visitar el hayedo, que no lo tengo muy claro. Y aprovecharé la ocasión para investigar bien el hayedo, que tengo muchas ganas. Y desde luego que yo no voy a publicar nada sobre el hayedo. Tienes la exclusiva desde luego jajaja, y yo encantado de leer la entrada cuando la publiques. Conque me des alguna sugerencia para cuando visite el hayedo, para mi más que suficiente.
Un saludo cordial,
Manuel Villar

Montacedo dijo...

OK. Entonces me das un toque cuando queden dos o tres semanas para tu visita y te cuento sin problemas. Como adelanto yo hice una ruta de unos 16 km que se puede quedar en unos 13 km subiendo a la parte alta. Hay un punto que tiene un poco de "miga" al bajar, especialmente si el suelo está húmedo, pero nada del otro mundo. Si no se sube a la parte alta se puede acortar hasta los seis kilómetros. Además hay un sendero que no me dio tiempo a explorar; si no termina de repente le daría más posibilidades al recorrido. Seguimos en contacto. Javier.