lunes, 20 de mayo de 2013

Iglesia de La Orden

En un documento de donación al monasterio de Oña fechado en el año 1073 ya se menciona un monasterio de San Saturnino en el pueblo de La Orden, la misma advocación que el templo actual. No mucho después se erigiría el edificio románico, del cual quedan estructuralmente el ábside, la portada y una pila bautismal.


El más interesante de estos elementos es sin duda el ábside, recorrido por una sencilla arquería ciega, algo poco habitual en la zona, que le da cierta elegancia dentro de la sencillez.


Pero el elemento más original, probablemente la razón de que haya hecho una parada en este lugar, es un original sillar de grandes dimensiones y tallado a bisel que aparece incrustado a media altura de la espadaña.


Aunque está colocado de forma horizontal, su disposición original debía ser vertical, a modo de peana o bisel. En la parte principal aparece una escena de pastoreo, con un personaje con capa y capucha que porta un cayado y a su lado una cabra, un león rampante y un lobo. Algunos han atribuido a este sillar un origen mozárabe.

Curiosamente, parece que la famosa cascada de Pedrosa de Tobalina está al menos en parte en terreno de La Orden (lo mejor, como ya hacen algunos, será llamarla sencillamente "Cascada de El Peñón"). Lo mismo ocurre con la antigua fábrica de luz, que está en proceso de convertirse en un centro multiusos visitable (igual algún lector sabe en que fase está el proyecto).  Aquí os pongo una foto en la que se aprecia mal la cascada, pero sí el edificio que exteriormente ya está renovado.



2 comentarios:

Miquel dijo...

Realmente bella.
Salut

ZáLeZ dijo...

Es más, el molino que está en la orilla de Pedrosa, está catastrado como perteneciente a la Orden, por lo que la cascada está en La Orden de Tobalina.