viernes, 24 de febrero de 2012

Ruta de senderismo: Sabinar del Arlanza

Esta ruta transita en el límite entre la comarca del Arlanza y la de la Ribera, donde se extienden las últimas masas del valioso sabinar de Arlanza y peñas de Cervera.

Dificultad: baja
Orientación (sin GPS con cartografía o track): Media
Belleza: Normal
Tiempo y distancia: cuatro horas y cuarto y 15 kilómetros.



Situación.

Tomaremos la A-1 en dirección Madrid hasta la salida de Lerma. En este punto seguimos la antigua nacional hasta que pasado el pueblo llegamos a la rotonda desde la que nace la carretera que lleva a Santo Domingo de Silos. Recorreremos casi 30 kilómetros por esta carretera hasta que ya muy cerca de este gran centro de interés llegamos a una nueva rotonda. En la misma tomamos la opción derecha que conduce a Aranda de Duero. Pasado el espacio de La Yecla hemos de continuar aún unos ocho kilómetros más hasta llegar a Espinosa de Cervera. La carretera rodea la localidad por la derecha; dejaremos nuestro vehículo junto a la ermita de San Roque, al lado de la carretera.

Puntos de Interés

Sabinares. Vistas panorámicas. Robles centenarios. Encina centenaria. Ermita de la Talamanquilla.

Descripción de la Ruta


Junto a la ermita existe un panel explicativo de la ruta y un camino que indica el acceso a la ermita de San Ginés. Caminamos por el mismo entre tierras de labor hasta que pasado un kilómetro llegamos a las proximidades de este humilde templo. Para llegar al mismo hemos de abandonar el camino principal.


Tras dejarlo atrás la senda (a partir de ahora hemos de fiarnos de las marcas de pintura blanca y amarilla) continúa cercano al borde izquierdo de unas tierras de labor, mientras que empezamos a transitar entre las primeras sabinas del recorrido. Muy pronto empezamos a observar hacia la izquierda unos cuantos ejemplares aislados de robles de considerable grosor, visión realmente sorprendente en esta zona.


Seguimos por la senda ya entre el abierto sabinar sin cambiar de dirección durante algo más de un kilómetro. A lo largo del mismo se encuentra una encina centenaria. Para llegar a ella tomaremos como referencia una tenada arruinada. Desde la misma un sendero de ida y vuelta de unos 200 metros nos deja junto a la encina. Al final de este tramo, muy cerca de una carretera, un cartel nos orienta a continuar por la derecha, pero nos podemos acercar antes a contemplar la pequeña y original sabina tumbada que se encuentra unos cien metros a la izquierda.


De nuevo por la senda llegamos muy pronto a otra carretera, que en realidad es la que nos ha traído hasta este lugar. Casi enfrente, un tanto hacia la derecha, nace la ancha pista que conduce a la ermita de la Talamanquilla.


Tras un kilómetro por este camino, en un giro hacia la derecha, una nueva señal hace continuar el sendero por la izquierda, aprovechando en cauce de un arroyo seco. Al poco empezamos el único trecho mínimamente exigente de la jornada, que nos deja en un pequeño collado entre dos pequeñas elevaciones. Un pequeño esfuerzo adicional nos deja en el de más a la izquierda, coronado con una cruz y que se encuentra a poco más de 1200 metros de altitud.




Desde aquí tenemos unas buenas vistas del sur de la provincia, y hacia el norte las diversas elevaciones de las peñas de Cervera, y más lejos Peña Carazo y las cumbres de la Demanda y de Neila. En esta dirección observamos no muy lejos una construcción aislada usada como puesto de vigilancia. Nos puede servir un poco de referencia ya que bajo el mismo se encuentra aproximadamente la Ermita de la Talamanquilla.


Volvemos al collado y seguimos buscando las marcas de continuación del recorrido. Para ello descendemos poco a poco hasta dar un camino que deberemos abandonar por su izquierda para llegar a la muy cercana ermita.





La ermita se encuentra en un bello entorno, en la cabecera de un pequeño y abierto valle, y se ve acompañada de la casa del ermitaño y de varias mesas preparadas para la comida campestre. Para continuar tomamos el camino que da servicio a la ermita. Ignoramos un primer camino hacia la izquierda pero tomamos el segundo que nace después de un corto ascenso.

Este camino continúa paralelo al valle, unas decenas de metros por encima del mismo, pero al poco desciende. A partir de aquí seguiremos el camino que continúa por el fondo del valle en sentido descendente. En nuestro caminar entraremos en un bien formado pinar. Cuando salimos del bosque vemos una pequeña hoz que nace hacia la derecha y buscaremos las sendas que nos encaminan hacia la misma.

 

Nos introducimos en la hoz que por momentos se estrecha y muestra interesantes farallones laterales. Son alrededor de tres kilómetros al final de los cuales la hoz se va haciendo cada vez más ancha. Una señalización nos encamina hacia la derecha de modo que al poco nos situaremos en el límite entre el sabinar y las tierras de labor.




Este será la tónica general de los aproximadamente tres kilómetros que nos quedan hasta el final. Durante los mismos atravesaremos el cauce de dos pequeños arroyos habitualmente secos y ya en las cercanías de Espinosa tomaremos un atajo que en unos instantes desemboca en el pueblo.


Comentarios

El recorrido se corresponde prácticamente en su totalidad con el sendero de pequeño recorrido PRC-BU-78, elaborado por la asociación de Desarrollo Ribera del Duero burgalesa. La única variante consiste en que en el recorrido original una vez dejada atrás la ermita y situados por encima del valle no hemos de volver a descender hacia el mismo, sino continuar hasta desembocar de manera algo brusca en la hoz.

La Señalización es correcta aunque un tanto difícil de seguir en los tramos menos definidos. El punto más bajo supera los mil metros y el más alto apenas llega a los mil doscientos con lo que estamos ante una de las rutas más sencillas blog, salvo por su distancia moderada.

En el pueblo existe un restaurante de cierto nivel (léase un poco caro), pero que nos puede ayudar a salir del paso para comer.


8 comentarios:

Abilio dijo...

Hola Montacedo, al final sera un grupo "internacional" abriendo fronteras, jajajaja.

Un abrazo

csc dijo...

Es que das mucho miedo jajajajaja

Montacedo dijo...

Gracias por vuestros comentarios. csc, entendería eso si me vieras sin maquillar, pero si no, jejeje.

lazaruco dijo...

Montacedo no hay nevada ni temporal que te amilane,cuando no estas en Cantabria estas en Burgos ,todo Castilla y León o Galicia así que los que intentamos copiarte acabamos con los pies destrozados , pero eso si aprendemos un montón .
Sigue así. Un abrazo

Montacedo dijo...

Gracias por tus palabras, aunque creo que no son muy merecidas. Las nevadas y y temporales las evito todo lo que puedo, y todo lo que no sean Cantabria y Burgos pertenece a rutas del pasado.

Gudín dijo...

Sin duda un recorrido para todos los públicos. Doy fé (salgo en algunas fotos...)

Anónimo dijo...

Estas rutas me parecen estupendas. ¿Cómo puedo descargarme el trak para yo cargarlo en mi GPS?
Salu2

Montacedo dijo...

Gracias por tus palabras. En la parte inferior de los artículos tienes un mapa con el track. Si pulsas sobre el círculo verde accedes a la página de wikiloc en la que te tienes que dar de alta. Allí hay un motor de búsqueda en donde además de mis rutas tienes muchas más. Si tienes problemas me comentas e incluso eventualmente te las puedo mandar por email.

Un saludo.