lunes, 31 de agosto de 2015

Castillo de los Velasco de Espinosa de los Monteros

En las afueras de Espinosa de los Monteros, y sobre una pequeña colina a orillas del rio Trueba se levanta el castillo de los Velasco, aunque también recibe otros nombres como “Torre del Duque de Frías” o “Torre Ilustre”. Rodeado de un frondoso bosquecillo, todavía presenta una imponente silueta alargada en la que destacan sus bien conservadas almenas. Durante la baja Edad Media fue el bastión principal de la familia Velasco.

 


La torre es aproximadamente el doble de larga que de ancha. Se asciende al primer piso a través de un patín protegido con almenas y saeteras. Encima de la escalera se descubren dos pequeñas ventanas, una de ellas ajimezada, enrejadas y sobre las que campean los blasones de la poderosa familia feudal propietaria del castillo: Los Velasco.
 
Uno de los rasgos más llamativos del castillo de Espinosa de los Monteros era la desafiante balconada o cadalso de madera con el que se reforzaba la defensa de la fortaleza cuanto ésta era asediada. Todavía son visibles las filas de mechinales – orificios de canes – salientes de piedra para sujetar el armazón y el techo del bélico artilugio – que recorren a media altura los cuatro lienzos de la torre.

 
Después viene el último piso destacado por una ligera imposta. Los materiales aquí son menos compactos, lo que hace pensar en una ampliación posterior del cuerpo bajo. Las almenas son pequeñas saeteras. La torre es de mampostería tendiendo al sillarejo que en los vanos es especialmente de buena calidad. El interior está completamente desmantelado.
 
El castillo, que aún sigue rematado por su correspondiente cuerpo de almenas, fue levantado a mediados del siglo XV, seguramente sobre restos anteriores, por el primer conde de Haro. Su belleza e importancia histórica no ha impedido que hoy en día se encuentre dentro de la lista Roja de Patrimonio Histórico en Peligro.

Más información e imágenes en el excelente blog "Castillos del Olvido".

Utilizaremos el castillo de los Velasco como punto de partida de una ruta de senderismo que describiremos en nuestro próximo artículo.