viernes, 31 de enero de 2014

El Sepulcro de la iglesia de Barrio de Díaz Ruiz

Barrio de Díaz Ruiz es una pedanía perteneciente al Ayuntamiento de Los Barrios de Bureba que posee una robusta iglesia renacentista. Por lo demás este templo aparentemente no tiene más elementos de interés que muchos otros castellanos como no sea, quizá, por unos inesperados escudos de los Velasco en sus paredes exteriores.
 

 
Pues resulta que estos escudos son las únicas pistas acerca de un sorprendente descubrimiento que nos espera en su interior: Un magnífico sepulcro doble en alabastro excelentemente conservado.


 

Este mausoleo pertenece a don Juan de Velasco, Capitán general de la Armada de Indias, y a su esposa, Doña Mencía de la Rada. Sobre un basamento decorado con calaveras y escudos de la familia entre motivos florales y hojarasca, se encuentran las magníficas tallas en las que, muy al estilo italiano renacentista, impera el naturalismo y el gusto por el detalle. Ello puede apreciarse en la cabellera de don Juan, en los pliegues del vestido que cubre a Doña Mencía, en el naturalismo de sus manos (en las que se aprecian hasta las venas), los pliegues del pañizuelo que ella sujeta entre las manos, su tocado, etcétera. 



 Juan de Velasco, por su condición de militar, porta cota de malla y armadura – el yelmo se puede ver a sus pies – y sostiene entre sus manos una larga espada. La señora, que como su esposo reposa la cabeza en unos delicados almohadones, va vestida con ricos ropajes dignos de su categoría social y familiar. Los bultos yacentes de la pareja descansan cubre una cama decorada con sus escudos nobiliarios. En total en la iglesia de Barrio de Díaz Ruiz se cuentan cuarenta blasones de la  familia.



 
La obra guarda similitudes con el sepulcro de Pedro Fernández de Velasco y su esposa Mencía de Mendoza que se encuentra en la capilla de los Condestables en la catedral de Burgos. Fue tasada en 12000 reales por el escultor Bartolomé de Angulo, aunque los bustos de don Juan y Doña Mencía son obras de Juan de Bueras. Está fechada en el año 1591.
 
 
La cripta situada bajo este monumento alberga, además de los restos de D. Juan y Doña Mencía, los pertenecientes a su hijo Rodrigo de Velasco (contador y tesorero del nuevo reino de Galicia) y su esposa doña Ana, y los de Don Alonso y Don Pedro de Velasco, primeros condes de la Revilla y sus respectivas esposas.
 
Este Juan de Velasco tenía el título de Señor de la Revilla (creo que hacía el número VII). He estado buscando un poco y he encontrado algunos datos interesantes. Según parece el señorío de la Revilla se creó a principios del siglo XV a partir de una heredad que el Condestable de Castilla Pedro Fernández de Velasco dejó en testamento a su hijo bastardo Sancho Sánchez de Velasco.

Esta heredad tenía su centro principal en los terrenos de un antiguo monasterio llamado San Juan de Porres, originariamente dependiente de Oña y adquirido por los Velasco poco antes de este testamento. Todo parece indicar que estos terrenos se corresponden con el entorno del actual pueblo de Rozas, en la merindad de Valdeporres y muy cerca del túnel de la Engaña.
 



Su enorme iglesia (que contrasta en un pueblecito tan minúsculo) fue muy probablemente erigida o al menos ampliada por los primeros señores de la Revilla. Hoy es una evocadora ruina cubierta de hiedra en cuyo interior aún siguen siendo bien visibles los escudos de los Velasco.
 
Según los testimonios recogidos y algunos documentos, hasta su deterioro en la segunda mitad del siglo XX en la iglesia había hasta seis sepulcros pertenecientes a los señores de la Revilla. Esto sería consistente con el establecimiento de un nuevo mausoleo en Barrio de Díaz Ruiz a partir del séptimo señor, nuestro protagonista.

Barrio de Díaz Ruiz, Solduengo y Val de la Torre fueron adquiridos por la familia en el año 1498. Existen testimonios de que en el lugar hubo una casa-palacio que se conservó en pie hasta el siglo XX. De este modo en la cripta se encuentran los restos de los señores del séptimo al décimo, si bien el noveno señor, Alonso de Velasco, ya adquirió el título de Conde en 1619 de manos del rey Felipe III, en agradecimiento por sus servicios prestados a la Corona. Alonso recibió además el nombramiento de Capitán General del Mar Océano.


La relación de residencia de la familia con los lugares citados se mantuvo hasta 1629, cuando don Pedro de Velasco (II Conde de la Revilla) fue nombrado alcalde de Toledo por Felipe IV. No obstante de este Pedro de Velasco aún se cuenta por la zona de Valdeporres una historia de amor, enemistad y venganza, digna de las mejores novelas románticas, que podéis leer en este artículo de Elías Rubio. En otro artículo del mismo autor se narran otras anécdotas crueles y tristes de estos condes, aunque a mí me parece que estas historias, por los datos históricos antes comentados, de tener cierta base real debieron acontecer en el periodo de los primeros señores.

El linaje del señorío y condado de la Revilla (cuyos representantes tuvieron otros cargos de gran importancia, en los que no entraré para no extenderme) se prolonga hasta nuestros días. Según me contó la señora que abre la iglesia, en alguna ocasión los condes contemporáneos han visitado el lugar.

***************
Actualización del 06-02-2014. He recibido un correo por parte del XVIII Conde de La Revilla, Francisco Arróspide Ruiz de Arana, con algunas puntualizaciones e información adicional. El texto que me envía el señor conde es el siguiente:


"Efectivamente el personaje cuyo cuerpo aparece esculpido en la Capilla Mayor de dicha Iglesia, corresponde a Don Juan de Velasco, Capitán General de la Flota de Armada de Indias, que falleció en La Habana en 1578, y en cuyo Testamento, funda la Capellanía de la Iglesia de Barrio de Díaz Ruiz, y manda se encargue el monumento funerario que, efectivamente fue hecho por Juan de Bueras, escultor de San Pantaleón de Aras, de la famosa escuela cántabra del Voto. Se realizó entre 1590 y 1591. Esta obra la mandó, su hijo Rodrigo de Velasco y Rada, Gobernador del Campo de Montiel, y Tesorero del Reino de Nueva Vizcaya, que había casado con Doña Ana de Mendoza, hermana del I Conde de La Revilla. Este señor, Don Juan de Velasco, jamás fue Señor de La Revilla, como ustedes ponen en su artículo.

La hija del matrimonio entre Rodrigo de Velasco y Ana de Velasco, y por lo tanto nieta de Don Juan, fue doña Ana María de Velasco, quien en el año de 1609, se casaría con su primo hermano Pedro Fernández de Velasco, II Conde de La Revilla. Es por causa de este matrimonio por lo que Barrio de Díaz Ruiz se incorpora al Mayorazgo de La Revilla, siendo efectivamente el lugar de enterramiento de Rodrigo de Velasco, hijo de Juan, su esposa doña Ana, y los dos primeros Condes de La Revilla, junto a sus esposas.
A partir del III Conde de La Revilla, Don Alonso Fernández de Velasco, y al casar éste, con doña Nicolasa de Mendoza y Manrique de Cárdenas, hija de los marqueses de Cañete, y nieta de los Duques de Maqueda y de Nájera, Los Condes de La Revilla, al ser también Duques de Nájera, hasta el año de 1732, se enterrarían en el panteón de los Duques de la ciudad de Nájera.
 
En cuánto a la historia sobre los horrores cometidos por los Condes de La Revilla, en la Villa de Rozas, del valle de Valdeporres, dónde se encuentra efectivamente, el Palacio y la Iglesia de La Revilla, hoy en ruinas, tengo que decirle que son absolutamente falsas, y me explicaré :
El I Conde de La Revilla, don Alonso de Velasco, por sus importantes cargos cerca de los Reyes, jamás tuvo su residencia en La Revilla. Fue Capitán General de la Armada. Veedor General de los ejércitos y armadas de España y del Reino de Portugal. Mayordomo Mayor del Príncipe Filiberto de Saboya, sobrino carnal del Rey Don Felipe III. Miembro de los Consejos de Estado, Guerra y de Hacienda, de los Reyes Don Felipe II y Don Felipe III, y finalmente Embajador en Inglaterra.
Su hijo, II Conde, Don Pedro Fernández de Velasco, tampoco tuvo residencia en La Revilla. Fue Corregidor de Toledo, y Corregidor de Madrid. Ayo de Don Juan José de Austria, hijo de Felipe IV, y siempre vivió en la Corte.
 
El III Conde Don Alonso Fernández de Velasco, fue Mayordomo Mayor de Cardenal Infante Don Fernando de Austria, hermano del Rey Felipe IV, y Alcalde por el Estado Noble de la Villa de Madrid. Nunca vivió en La Revilla, y a raíz de su matrimonio en el año de 1632, con la heredera de las Casas de Maqueda, Nájera, y Cañete, siempre residió en la Corte.
 
Es entonces desde 1632 hasta 1732, cuando la administración de La Revilla, se lleva desde Madrid, no residiendo ningún miembro de la Familia allí. En 1732, Los Condes de La Revilla, se convierten también en Marqueses de Serdañola, siendo Gobernadores Militares de Cataluña, y fijando su residencia allí, hasta el año de 1838, fecha del fallecimiento del XIII Conde de La Revilla, cuya hija y XIV Condesa se casa en Madrid, ciudad en la que desde entonces los Condes de La Revilla, ha vivido ininterrumpidamente."

9 comentarios:

Miquel dijo...

Que bueno ¡ primera noticia ¡
salut

Anónimo dijo...

Buenas tardes: Me parece francamente interesante, y es por lo que pido su autorización para subir el escudo y el maravilloso sepulcro, con la genealogia de la familia a ESCUDOS EN PIEDRA https://www.facebook.com/groups/189172277807285/ y a NUESTROS ESCUDOS http://pantxike.wordpress.com/ comprometiéndome a poner al autor y el enlace a su página.
Dándole las gracias
Pantxike Kontreras

Montacedo dijo...

Por mi no hay problema. Como autor puedes poner Montacedo.

Anónimo dijo...

Muchisimas gracias: Lo prepararé esta semana, pienso que merece la pena que sea conocido.
Pantxike Kontreras

Anónimo dijo...

Buenos dias: Subo el trabajo a Escudos en Piedra https://www.facebook.com/groups/189172277807285/ y a Nuestros Escudos http://pantxike.wordpress.com/ , si hay que hacer alguna correccion o algun detalle que deba corregirse, me gustaria me lo indicara.
Dando las gracias
Pantxike Kontreras

Anónimo dijo...

eres una makina montacedo,

Montacedo dijo...

Gracias por el comentario.

Javier Polanco dijo...

Buenas tardes:

En efecto el XVIII Conde de La Revilla, Francisco Arróspide Ruiz de Arana, le ha informado perfectamente y el Juan de Velasco de esta iglesia jamás fue 7º Señor de la Revilla, ni ningún señor de La Revilla.

No iba Ud. descaminado, pues el 7º Señor de la Revilla también se llamó Juan de Velasco pero murió sin sucesión, estando herido de un mosquetazo, en el hospital de Bolduque, Flandes, sirviendo en una de las compañías del tercio de Juan del Águila. Testó el 25 de enero de 1587. Este Juan de Velasco fue primo carnal del 1º Conde de la Revilla Alonso de Velasco, por ser ambos nietos de otro Alonso de Velasco (5º Señor de la Revilla). Juan de Velasco el 7º señor de la Revilla era hijo del 6º Señor de la Revilla llamado Fernando de Velasco y de su esposa María de Porras y Puelles. El 6º señor de la Revilla, Fernando de Velasco, también murió en Flandes, como su hijo Juan, dejando como heredero varón solamente a Juan y tres hijas llamadas, Juan, Mariana y María de Velasco, según se lee en el testamento de su padre.

Espero haber aclarado lo del 7º señor de la Revilla, pues el XVIII Conde de La Revilla creo no llegó a aclarárselo.

Saludos cordiales

Montacedo dijo...

Muchas gracias por la aclaración y la información. Aquí queda su comentario y tal vez en el futuro rehaga el artículo. Un saludo.