miércoles, 29 de enero de 2014

Ermita de los Barrios de Bureba

Retomamos nuestro devenir por lugares burebanos con una parada en esa pequeña ermita, tantas veces observada, situada en un pequeño altozano en la carretera que va de Briviesca a Oña. Su originalidad radica en que lo único que queda del templo primitivo es su cabecera o ábside; aunque no está claro si el resto se perdió o si nunca llegó a terminarse.


 
El inconfundible perfil de esta ermita consagrada bajo la advocación de San Fagún o San Facundo se ve reforzado por la espadaña de cuatro vanos con remate a piñón que se alza sobre el arco triunfal de la antigua iglesia.

 
La construcción a base de excelente sillería contrasta con la sencillez de la escultura.


 
Al exterior, tal vez lo más original sea este capitel, que pudiera representar a Daniel en el foso de los leones. 

 
En el interior, puede mencionarse dos capiteles simétricos, en los que aparecen personajes humanos al lado de grandes cuadrúpedos.

 
Y también dos ventanas con arco polilobulado, con clara relación con las que veremos próximamente en la iglesia de Navas de Bureba.

 
En el interior se encuentra una inscripción que empieza aparentemente con las palabras:
 

IN HOC ALTAREM SANCTORUM RELIQVIE…


 
Que en la enciclopedia del románico han traducido por:
 
"En este altar están contenidas las reliquias de los santos cuyos nombres están escritos"
 
Existe otra inscripción en el exterior del templo, casi borrada, en la que parece fijarse la fecha de inicio de las obras en la era 1219 (año 1181).
 
No podemos dejar pasar la oportunidad de mencionar la existencia en Los Barrios de Bureba de la Asociación Cultural San Fagún, que entre otras cosas ha editado un vídeo sobre el románico burebano.
 

4 comentarios:

Miquel dijo...

Joder...................
que bonita ¡

Anónimo dijo...

Buenas tardes, Montacedo. Desconocía la existencia de tu blog. Soy un burgalés que vive en Valencia y que echa mucho de menos nuestra tierra. Conozco poco la zona de Bureba pero es muy interesante esta ermita y el monasterio de Obarenes. Este verano sin falta iré a visitar ambos monumentos. Gracias. Prometo seguirte. Chema.

Montacedo dijo...

Hola Chema bienvenido. No sé si te habrás dado cuenta que desde el menú superior puedes acceder a artículos anteriores mediante búsqueda geográfica. Te animo a que comentes cuando quieras.

Anónimo dijo...

la impresion que causa la vista de la ermita desde la carretera es una gozada, alado me suena que hay unas parrillas o algo asi... que ricas unas morcillitas de Oña y luego una siestecilla...
aprilio