martes, 9 de julio de 2013

Palacio de Villaverde Mogina

Desde Revilla Vallejera empezamos a remontar el curso bajo del Arlanzón para hacer nuestra siguiente para en Villaverde Mogina. Allí, a la entrada del caserío encontramos un original edificio de importantes dimensiones que se corresponde con el palacio de los Barahona o Varona. Consta de dos cuerpos principales unidos por un ala central, formando una planta en forma de U.



Fue el centro del mayorazgo que en 1592 fundara don Pedro Barona, coincidiendo con la construcción del edificio. En el frente izquierdo remata una espadaña, ya que era el lugar donde se alojaba la capilla.


Lo más llamativo son precisamente los frentes laterales, en cierto modo simétricos, caracterizados por sus pináculos y los grandes escudos familiares. Uno de ellas luce original relieve con lo que parecen ser dos monjes copistas.


Se cuenta que en algún momento llegó a ser del Arzobispado, y que éste lo vendió a “unos americanos”, quienes lo utilizaron como colonia veraniega durante media docena de años, viniendo solamente en los meses de verano.


A finales de los años setenta del pasado siglo los americanos lo vendieron a la asociación El Patriarca, dedicada al tratamiento de la drogadicción. Se mantuvo con estos usos hasta principios de los noventa, momento en que la asociación empezó a tener problemas económicos que derivaron en el embargo del edificio. 

El palacio acabó poniéndose a la venta hace ya unos cuantos años y fue comprado por la familia Ojeda. El proyecto era hacer un parador o establecimiento hostelero de postín, aunque por lo que parece la idea avanza lentamente y a trancas y barrancas. Hasta 2009 no se observaron signos de reforma del edificio. 


El año siguiente comenzaban las obras de adecentamiento del exterior del edificio, fase que se puede considerar acabada, si bien el acabado interior y la puesta en marcha del negocio parece que tendrá que esperar.


El contenido de esta entrada está basado en varios artículos de Elías Rubio y de periódicos locales. Para más información podéis consultar los siguientes enlaces:

1 comentario:

Miquel dijo...

Como me gustan los adornos de el ábside...Las figuras...una belleza..de verdad.
salut