martes, 12 de junio de 2012

Los artesonados de la iglesia de Sinovas

Sinovas es una localidad  situada a unos tres kilómetros de Aranda de Duero, villa a la que en la actualidad pertenece como barrio. Su iglesia de San Nicolás de Bari presenta un exterior con tres marcados volúmenes arquitectónicos: torre, nave y cabecera. Una serie de esbeltas columnas renacentistas son el único testimonio del pórtico que protegía una antigua portada románica.


Esta última data de principios del siglo XIII, presenta un arco de medio punto decorado co una arquivolta con marcados dientes de sierra y se protege con un tejaroz sostenido por canecillos.
 

Pero es el interior de la iglesia donde se descubre el verdadero tesoro artístico de Sinovas: el artesonado mudejar que da forma a la techumbre de la nave. Aunque sólo se conservan dos tramos completos, los aliceres o frisos de arranque de toda la nave y parte del coro, estamos ante uno de los más señalados ejemplos de su género en España.


La techumbre de la iglesia de San Nicolás responde a la tipología armadura de par y nudillo, a dos aguas, con dobles tirantes de refuerzo. Los faldones, el almizate (parte plana superior), los aliceres, las vigas, los tirantes, y todas las demás superficies están cubiertos por diversos temas decorativos pintados al temple.




Las figuras van desde formas geométricas, elementos vegetales, escudos heráldicos, hasta un interminable repertorio de representaciones figurativas con escenas bíblicas, imágenes de religiosos, santos, mártires, damas, nobles, guerreros, peregrinos, pasado por luchas, cacerías y un variado elenco de animales y seres monstruosos y fantásticos. Se pueden contar más de 160 figuras, aunque en origen debieron superar las 400.


El resultado final de las pinturas, en las que predominan los tonos ocres y azules, no parece tener un sentido aparente, pero puede rastrearse una visión amable del mundo representado. Es curiosa una repetida alusión al amor cortés tan de moda en la literatura y entre los nobles de comienzos del siglo XV.



Como decimos Sinovas es uno de los escasos ejemplos de este tipo que se conservan en nuestra provincia. Seguramente en el pasado existieron muchos que desaparecieron como consecuencia de la lacra de los incendios.

Durante los años 2009 y 2010 la Junta de Castilla y león llevó a cabo una restauración en profundidad de todo el edificio. Para la visita en principio hay que concertarla con la Oficina de Turismo de Aranda, pero yo tuve suerte y pillé a los vecinos justo a la salida de misa. Desde aquí quiero agradecer la amabilidad con que me atendieron.


6 comentarios:

MAC dijo...

Impresionantes pinturas, gracias por la entrada Montacedo.

Montacedo dijo...

Gracias por tus palabras

Anónimo dijo...

Fuera de horas de culto ¿como se puede visitar el interior?

Montacedo dijo...

Antiguamente se solía abrir para visita en Semana Santa y Verano. He encontrado este teléfono de información.

"Para recibir información sobre los horarios de visitas llamar al teléfono +34 619 022 445 o al +34 947 50 48 35. "

También puede ser buena idea contactar con la oficina de turismo de Aranda:

OFICINA DE TURISMO MUNICIPAL
Plaza Mayor, 13 (bajo)

Horario:
De lunes a sábado
De 9:30 a 14:15 y de 15:30 a 19:00
Domingo
De 10:00 a 14:30.

Teléfono: 947 51 04 76
Fax: 947 51 04 76

e-mail:
oficinadeturismo@arandadeduero.es
promocion@arandadeduero.es

Que tengas suerte

Anónimo dijo...

hola, quisiera despejar una duda hacerca del nombre de sinovas, o es sinobas. hoy un comentario entre vecinos. podria despejarme la duda?
gracias

Montacedo dijo...

Buenos días. No soy de la zona por lo que no te puedo dar garantías. En los documentos oficiales que he consultado siempre apareve con "v", pero en algunos antiguos lo he visto con "b". Yo diría que antiguamente se escribiría de ambas maneras pero al final se ha ido consolidando con la "V". Un saludo