lunes, 27 de junio de 2011

Tórtoles de Esgueva

Terminamos este recorrido por el suroccidente burgalés en este pueblo de Tórtoles de Esgueva, siguiendo los ecos de otro monasterio muy poco conocido, el de Santa María la Real de Tórtoles. De hecho el propio pueblo permaneció bajo el domino de esta abadía hasta bien entrado el siglo XVI.

Poco se sabe del devenir histórico del monasterio. Los fundadores son una familia noble local descendiente directa del conde Fernán González, a finales del siglo XII, aprovechando un enclave con gran abundancia de agua. El cenobio, constituido como monasterio de monjas benedictinas, conseguirá con posterioridad la protección real por parte de Alfonso VIII y Fernando III.

Las monjas permanecerían de manera interrumpida en el lugar hasta los año 80 del pasado siglo, cuando el antiguo monasterio pasa a propiedad particular. Parte de las instalaciones, incluyendo la antigua iglesia y claustro, funcionan desde hace algunos años como Posada Real.

No obstante actualmente (años 2014 y 2015) el establecimiento está pasando un momento complicado, tanto que creo que no está abierto.  A menos podeís ver este antiguo vídeo descriptivo).

Entrada al complejo, por una puerta renacentista.



Vista superior, la amalgama de edificios de diversa índole impiden apreciar el conjunto.


Fotos extraídas del folleto de la posada. Parte exterior del ábside.


Parte más interesante del monasterio. Antigua sala capitular hoy restaurante.


Capilla gótica.


Restos del Claustro.

En Tórtoles podemos contemplar otros monumentos como la iglesia de San Esteban, que destaca por su torre fortificada.


Y por otro lado la conocida como "casa de Juana la Loca", donde según la tradición se alojó durante unos días la reina de Castilla, durante su enajenado peregrinar con el cadáver de su esposo. Cuenta también la tradición que en este lugar se produjo el encuentro de Juana con su padre, el rey Fernando I, y se sentaron las bases para la renuncia de la hija al trono. Este episodio es teatralizado por los lugareños cada mes de agosto.

Como véis, la otrora bella fachada renacentista ha quedado "machacada" por el empeño de los propietarios en abrir dos puertas. Según me contó una vecina al parecer se trata de una familia de "posibles" que quería dividir el edificio y con suficiente mano como para que el destrozo no tuviera consecuencias.

2 comentarios:

MAC dijo...

Hola Montacedo. Buscaba información de una amiga que es de Tórtoles y tenía una pregunta. Tengo entendido que hay un par de puentes romanos en la localidad, ¿realmente son de traza romana o son medievales? Con romanos quiero decir si conservan la estructura romana como el de Cerezo de Río Tirón (que entiendo que sólo hay unos 40 puentes así en toda España),o si simplemente fueron romanos en su momento y sobre ellos se construyó un puente medieval, como los que hay en miles de localidades españolas. Gracias y saludos!

Montacedo dijo...

Hola. No te puedo decir del caso de Tórtoles pero no me suena nada que haya puentes romanos. Yo diría que casi seguro estamos ante al segundo caso; como mucho que tengan las bases de las pilastras del periodo romano. En España hay mucha tendencia a llamar romanos a puentes, fuentes... antiguas; también en parte por deformación de "románico". Un saludo