martes, 28 de junio de 2011

Árboles singulares: El pino Redondo

Antes de dejar esta zona sureña vamos a hacer una mención a uno más de nuestros árboles singulares catalogados: el pino Redondo de Fuentecén.

A la salida del pueblo según se avanza hacia Valladolid existe una pequeña loma ocupada por un pinar y las inevitables bodegas.

 
Justo en el centro de estas ancestrales construcciones se erige este centenario pino, con un grosor en torno a los 4 metros de perímetro de tronco. Su nombre le viene de la copa perfecta que lució hasta hace unas décadas, pero con los años ha ido quedando mutilado hasta mostrar su estado actual.

 
Volvemos a consultar nuestro libro de apoyo, "Árboles singulares de Burgos" de Cesar-Javier Palacios y descubrimos que este árbol era aprovechado para ejecutar una broma pesada a los incautos.

Ensalzado el grosor del ejemplar ante el visitante desprevenido, se le señalaba que no era posible rodearlo entre tres personas y se le ofrecía comprobarlo. Una vez enlazada la víctima con dos lugareños, era sujetado por los mismos mientras que los compiches procedían a bajarle los pantalones (o subirle las faldas, según sexo) e incluso a administrarle algunos correazos.

Nos señala Palacios otro pino de este paraje, el Pino Matahombres, algo más pequeño, que recibía este apodo por el número de personas que habían resultado dañadas al intentar coger su abundante cosecha de piñones. No obstante un lugareño me informó que un vendaval acabó con este ejemplar en torno a 2010.

3 comentarios:

Juan Fuentemolinos dijo...

Muy valiosa tu recopilarción.
Entre los árboles singulares de la Ribera del Duero figura La Olma de Fuentemolinos Próximamente publicaré una presentación en
http://fuentemolinos.blogspot.com.es/
También el Serval de Haza que está situado en el Páramo de Corcos en el límite con la provincia de Segovia.
Y entre los pueblos olvidados: Cuzcurrita de Aranda, cerca de Peñaranda de Duero.
Un cordial saludo

Montacedo dijo...

Hola. Gracias por tus palabras.
Si quieres puedes darme los datos para localizar esos árboles así como historias relacionadas a través de montacedo@gmail.com. Sobre Cuzcurrita ya publiqué una entrada en el blog.

Juan Fuentemolinos dijo...

Efectivamente acabo de ver Cuzcurrita. Es el pueblo de mi mujer y sus antepasados y he pasado por allí buenos ratos con la familia cuando eran los niños pequeños: En la pradera de Fantorneros ... El alto que está detrás de la Iglesia y sin pecar de irreverente lo llamaban el Alto de las Tetas. Buenos recuerdos.
Ya te enviaré alguna fotografía de la Olma de Fuentemolinos y del Serval de Haza.
A partir de ahora espero poder seguirte con frecuencia. Saludos y muchas gracias por toda la información que has recopilado.