jueves, 22 de diciembre de 2016

El Dolmen de las Arnillas



Con casi toda probabilidad el dolmen más interesante de la provincia de Burgos, muestra la estructura típica de sepulcro de corredor y cámara circular en el centro, siendo el de mayor tamaño de los que se pueden visitar actualmente.



Pero lo que tal vez llama más la atención es su ubicación. Alejado de cualquier carretera, su ubicación en lo más alto de la zona, a más de 1000 metros de altitud deja bien claro que la misma no es casual, pudiéndose ver muchos kilómetros a la redonda.



La forma de acceso más habitual al dolmen de las Arnillas es a partir de la Carretera de Gredilla de Sedano-Pesadas, bien por el Valle de la Granja (empieza a la derecha de la carretera, unos 2 kilómetros pasado Gredilla) o un poco más adelante, cuando se corona el ascenso (esta segunda opción permite acercarse algo más con el coche, pero deberemos andar si no tenemos todo terreno). También es posible acceder desde los pueblos de Moradillo de Sedano o Quintanaloma, siendo factible una interesante ruta circular.

Las siguientes imágenes están tomadas en invierno de 2016

En su interior se descubrió un importante osario colectivo y un amontonamiento de 13 calaveras que sugiere un posible culto al cráneo. Como en otros enterramientos similares, son excluidos los cadáveres de niños. Fue levantado en el periodo neolítico, hace unos 5000 años, aunque fue usado durante un periodo bastante largo.



Como dato curioso, todos los dólmenes de la zona tienen el corredor orientado hacia el sureste, de modo que se consiga que entre por el mismo la primera luz del sol del solsticio de invierno. Este hecho tiene una evidente relación con las creencias de la cultura que creó estas construcciones.




Termino el artículo con un pequeño vídeo.