jueves, 20 de octubre de 2016

El antiguo vivero forestal de Quintanilla del Rebollar

A medio camino entre las localidades de Quintanilla del Rebollar y Quisicedo, al lado de la carretera, se encuentra una pequeña finca perimetrada y arbolada en donde se situó un antiguo vivero forestal. Fue creado en 1952 por el Distrito Forestal de Burgos para repoblar diversas áreas deforestadas de la Merindad de Sotoscueva, aunque también puntualmente se destinaron a algunas zonas del Valle de Mena y el Valle de Losa.


En esta imagen la pasarela que sirve para superar las vías de FEVE.
 
Las especies más habituales eran diversas especies de coníferas, aunque también existían algunas frondosas como castaños y robles. Tuvo su mayor actividad hasta finales de los años 60, momento a partir del cual se empezaron a implantar los viveros centralizados y mecanizados de alta producción; que son lo que se siguen utilizando hoy en día para este tipo de repoblaciones.


La pasarela citada sirve a la vez de mirador
 
Desde entonces la producción fue decayendo hasta detenerse a principios de los 90. No obstante incluso desde entonces se siguió realizando un pequeño mantenimiento del antiguo vivero para la creación de un pequeño arboreto. Hoy se encuentra incluido dentro de los espacios del Monumento Natural de Ojo Guareña; siendo posible llegar andado al lugar desde la misma Casa del Parque. Para ello basta seguir un sendero paralelo a las vías del tren durante unos centenares de metros.

Mi visita coincidió con el paso vespertino del tren de FEVE

 
 
Tal vez el mejor momento para visitar el lugar sea durante el otoño, pues además de poder contemplar diversas especies de coníferas, en el antiguo vivero crecen castaños y algunos robles, como el rojo, poco habituales por estos lares. No obstante deberemos tener suerte con el momento exacto (yo el año pasado estuve muy a finales de octubre y estaban un poco “pasados”; amén de que la luz no era la mejor).


 
 
En el lugar encontramos un panel explicativo con las diversas áreas de plantación, así como algunas placas junto a determinados ejemplares. Además podemos consultar y descargar el folleto desde internet.