viernes, 23 de octubre de 2015

Ruta de senderismo: Bosques de Bajauri y Obécuri

Tal vez la evolución administrativa de Treviño haga que sobre este artículo de este blog, pero mientras tanto disfrutamos de los variados paisajes de este enclave burgalés. La ruta de hoy se desarrolla en el extremo más oriental del enclave, a tan sólo un kilómetro del punto más al este de Burgos y a seis de Navarra.
 
Dificultad: Baja
Orientación (sin GPS con cartografía o track): Fácil, salvo algunos tramos del hayedo.
Belleza: Alta
Tiempo y distancia: 2 horas y 45 minutos (10 kilómetros)
 


Situación y acceso
 
Llegar a Treviño desde Burgos ciertamente no es rápido. Para no pagar peajes decidí tomar la N-I hasta pasado Miranda de Ebro. Cuando aparece el doble carril seguimos aún unos pocos kilómetros hasta la salida de la N-124 hacia Logroño. Tras unos cuatro kilómetros por la misma encontramos la carretera que a través de Berantevilla nos lleva al Condado.
 
Tras unos 10 kilómetros llegaremos a una glorieta que seguimos hacia la derecha. Pasamos bajo el pueblo de Treviño y continuamos por esta carretera regional hasta Ventas de Armentia. Aquí hemos de tomar primero un cruce hacia la izquierda y luego otro hacia la derecha. Aún hemos de seguir unos 15 kilómetros más hasta llegar a Bajauri. Unos kilómetros más adelante tenemos Obécuri, pudiendo partir desde cualquiera de los dos pueblos (en Obécuri hay un panel explicativo de la ruta).
 
Puntos de interés
 
Hayedos. Robledales. Presas de Bajauri y Obécuri. Pueblo de Obécuri.
 
Descripción de la ruta
 
Dejamos el coche en el entorno de la fuente de Bajauri. Seguimos unos metros la carretera que se dirije a Lagrán pero en el mismo pueblo, justo cuando la pista gira a la derecha, nosotros tomamos la calle que surge hacia la izquierda.
 
Pronto salimos del pueblo por un ancho camino mientras a nuestra derecha observamos el hayedo que cierra este pequeño valle por el sur. Tras caminar unos centenares de metros llegamos a la altura de un pequeño embalse. Justo aquí nace una vereda que bordea la mancha de agua. Tras llegar al final de la misma el camino se introduce directamente en un precioso hayedo en el que destaca la corpulencia de los ejemplares.
 
Avanzamos disfrutando de la belleza del entorno por un sendero casi sin desnivel y manteniendo el arroyo a la izquierda. Por momentos el sendero se difumina un poco pero se puede continuar sin mayores problemas. Tras algo más de un kilómetro hemos de estar atentos a localizar una pasadera sobre el arroyo. Aquí nace otro camino que remonta suavemente de forma perpendicular al arroyo anterior, por otro arroyo que aparece seco.
 
Buscamos siempre el camino más marcado, que sigue el suave vallejo con cierta tendencia hacia la derecha. Tras otro kilómetro dejamos de subir para entrar en un tramo sin desnivel y posteriormente el sendero se convierte en un camino más definido que ahora baja suavemente. De repente salimos del bosque encontrándonos directamente con las primeras casas de Obécuri. Hasta este punto llevaremos algo más de cuatro kilómetros de los que unos tres han sido de hayedo.
 
Obécuri aparece como un pueblo de mayor entidad y belleza que Bajauri. Pasamos junto a su iglesia de bonitas trazas góticas, y seguimos su estrecho callejero hasta alcanzar la carretera. Previamente podemos acercarnos hacia la ermita del Cristo, que viene a ser un bonito mirador del pueblo. Una vez junto a la carretera la seguimos unos metros hacia la izquierda pero tomamos el primer camino ancho que surge hacia la derecha.
 
En este punto encontramos un panel explicativo de la ruta que estamos recorriendo. Continuamos andamos por este camino casi llano entre tierras de labor. Ignoramos todas las desviaciones que van apareciendo para posteriormente ir ascendiendo suavemente mientras que nos volvemos a acercar a las zonas boscosas. Tras más de un kilómetro llegamos a los edificios de control de la presa de Obécuri. Tomamos el camino que nace hacia la izquierda y segundos después giramos hacia la derecha para llegar a la presa propiamente dicha, desde la que observamos este embalse de cierta extensión.
 
Desde la presa retrocedemos unos pasos hasta ver unas rodadas que se introducen en una zona de pradera y arbustos espinosos. Seguimos dichas rodadas que giran hacia la derecha para bordear un pinar de repoblación. Hemos entrado en la parte más complicada del recorrido, pues hemos de pelear un poco con la vegetación. En todo caso en la fecha en la que realicé la ruta el sendero era bastante practicable. Al poco llegamos a un bosque un tanto confuso en donde predomina el roble; pero el sendero sigue transitando entre matojos y arbustos.
 
Este tramo poco tranquilizador termina tras 700 metros junto a una portilla ganadera. Al otro lado se encuentra un camino mucho más marcado que seguimos hacia la izquierda en un entorno plenamente forestal. Superamos una marcada vaguada con su descenso y posterior ascenso tras el cual localizamos un camino que se separa del vallado hacia su derecha. Es el momento de volver a disfrutar del bosque, compuesto de hayas, acebos y robles; si bien estos se van haciendo poco a poco con el dominio.
 
Pasado un kilómetro desde el vallado salimos del bosque incorporándonos a un camino más marcado. El siguiente kilómetro transita con el bosque a la derecha y los cultivos a la izquierda, mientras al fondo vemos el afilado perfil de la sierra de Cantabria. Tras este relativamente monótono tramo llegamos a la carretera que hemos seguir hacia la izquierda unos 200 metros. Con Bajauri ya a la vista localizamos otro camino en el lado derecho que nos permite llegar al pueblo sin tener que seguir la carretera.
 
Comentarios
 
Esta sencilla ruta coincide con una de las propuestas dentro del programa TRINO, de fomento del Turismo Ornitológico en Castilla y León. Si no disponemos de GPS con la ruta incorporada puede ser mejor partir de Obécuri para consultar el panel informativo.
 
Consultando la cartografía creo que puede haber una alternativa para evitar el tramo más complejo, aunque sobre el terreno igual es peor el remedio que la enfermedad. Aproximadamente la primera mitad del hayedo inicial transita por tierras alavesas.
 
Guarda este artículo como pdf e imprímelo cuando quieras

Track del recorrido (pulsa en el círculo verde para más información)




Vídeo con fotos del recorrido

5 comentarios:

Amador dijo...

Hola Javier,bonita ruta,yo no la he hecho,pero si he estado en Obecuri y bajauri,lo que pasa es que venia de hacer la ruta del rio ayuda y no me daba tiempo a hacerla. La pega de esta ruta es la distancia desde Burgos,pero seguro que un dia ire a hacerla. bonitas fotos. Un saludo.

Montacedo dijo...

Gracias por seguir Comentando. A ver si se anima alguno más.

FELISINDO dijo...

Hice la ruta en octubre de 2016. Yo dejé la presa de Bajauri a mi derecha, por lo que tuve que salir a la carretera unos 500 mts., hasta una señal que indica un sendero. Me parece interesante la opción que comentas, de entrar en el bosque dejando la presa a la izquierda.
Una vez pasado Obécuri, cuando se llega a la otra presa, el camino está complicado, descartado sin pantalón largo... puesto que los espinos y las zarzas se están apoderando bastante de la senda, pero las señales, si estáis atentos, se ven bien.
Por cierto, si veis esta presa, la de Obécuri, se aprecia una sombra de lado a lado, como si fuera un dique sumergido, o un antiguo camino inundado... ¿Sabe alquien qué es?. Saludos.

Montacedo dijo...

Gracias por comentar. No conozco eso que dices al final

FELISINDO dijo...

Si miras la presa en g maps, en versión satélite, verás que está cruzada a lo ancho por una sombra marrón. Iré un finde de estos, si descubro qué es os lo cuento. Saludos.