miércoles, 28 de enero de 2015

Ruta de senderismo: Pico Navas


El pico Navas, con sus 1350 metros, forma parte de las últimas estribaciones de la sierra burgalesa en dirección sur. Desde aquí tenemos buenas vistas de toda la zona. Aunque el acceso más directo se realiza desde la localidad de la que recibe el nombre, Navas del Pinar, la ruta de hoy la realizaremos desde la cercana localidad de Hontoria del Pinar, por el área más occidental del espacio del Cañón del Río Lobos.

Dificultad: Baja
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Fácil
Belleza: Normal
Tiempo y distancia: 4 horas y media (15,5 kilómetros)
 

Situación

Para llegar hasta Hontoria del Pinar saldremos en dirección sur siguiendo la A-1 y la N-234. Tras unos 70 kilómetros por esta última alcanzamos Hontoria, la última localidad de la provincia. A la altura del pueblo giramos a la derecha en dirección a la iglesia. Aparcamos el coche pasada la misma, en las inmediaciones de una picota medieval.

Puntos de interés

Puente y fuente romanas de Hontoria, Bosques de sabinas, vistas desde el pico Navas, sierra y valle de Costalago.

Descripción de la ruta

Junto a la picota (que presenta la peculiaridad de que su culminación es un capitel romano invertido) encontramos una bifurcación. Seguimos por la derecha unos pasos e inmediatamente tomamos una nueva calle hacia la derecha que rápidamente nos conduce a la salida del pueblo. Hemos entrado en una ancha pista que transita por terreno llano entra tierras de labor.

Pronto llegamos a la altura del Río Lobos. Junto al puente moderno y funcional encontramos otro bastante interesante de factura medieval. Continuamos por la pista hasta las cercanías de una nave ganadera aislada. Justo tras dejar atrás la misma encontramos un ramal que nace hacia la izquierda. Tomando el mismo pronto empezamos a ganar altura y nos introducimos en el monte, cubierto casi en exclusiva de sabinas.

El nuevo camino es menos marcado que el anterior, pero está perfectamente definido y se sigue sin ningún problema. Tras unas primeras curvas empezamos a distinguir las principales cumbres de las sierras del Mencilla, Neila y Urbión, e incluso más a lo lejos la continuación del sistema Ibérico.

Tras superar unas tenadas ganaderas seguimos ganando altura y sin mayor novedad llegamos al borde de los cortados rocosos que definen la sierra de Costalago, con el valle de Costalago justo bajo los mismos, haciendo frontera con la provincia de Soria. Aquí el camino se bifurca. Nosotros seguiremos en primer lugar hacia la derecha en busca del Pico Navas para regresar de nuevo hasta este punto y continuar por la otra opción.

Tras ganar más altura por una zona algo más despejada descubriremos con un poco de atención una alineación de piedras. Se trata de la primera muralla de un antiguo castro prerromano que ocupaba esta cima. Superada la misma entramos en una zona algo más pedregosa. Ya sin camino claro buscamos el lado más cercano a los cortados rocosos y pronto detectamos el vértice geodésico que marca el punto más alto de la meseta, el pico Navas.

No obstante es mejor continuar en la misma dirección hasta el vértice final de la altiplanicie, en la que se encuentra una gran cruz de madera. Desde aquí tenemos muy buenas vistas del pueblo de Navas del Pinar, en primer término, y de las tierras montuosas y boscosas que se descubren hacia el norte, oeste y sur. Podemos fijarnos también en las grandes rocas desprendidas de la cima y, hacia el sur, unas antiguas explotaciones minerales de caolín que se diferencia claramente por su color blanquecino.

Esta cruz tiene una curiosa historia. Al parecer fue construida por Segundo Camarero, experto ebanista que tras trabajar en Francia se instaló definitivamente en Navas del Pinar. Se inauguró en 1929.

Volvemos sobre nuestros pasos hasta el cruce principal siguiendo en este caso de frente. Nos vemos obligados a subir a una elevación secundaria. Como vamos paralelos a los farallones rocosos, podemos ver hacia nuestra derecha como el valle pasa a ser más agreste y boscoso. Por su parte el camino que seguimos también entra en una zona con más densidad arbórea.

Tras un tranquilo descenso llegamos a la altura de una ancha pista que asciende desde el valle. Unos paneles informativos y un mirador nos permiten disfrutar de la vista bucólica de la parte más interesante del valle de Costalago. En el fondo del mismo observamos una gran pradera donde pasta abundante ganado. Según la tradición, aquí tuvo lugar una de las acciones más interesantes del cura Merino durante la guerra de la Independencia, pero esa es otra historia de la que hablaremos en otra ocasión.

Tras los minutos de relax tomamos la pista hacia la izquierda, alejándonos del valle. Hemos de transitar por la misma algo más de dos kilómetros, primero en suave descenso y luego en ascenso. Se inicia un nuevo descenso junto a una clara curva hacia la derecha. Al poco, una oportuna señalización nos guía hacia un sendero que nace en el lado izquierdo.

Tras tomar el mismo pronto se vuelven a observar las calles de Hontoria, aún bastante por debajo de nosotros. El camino primero tiene cierta tendencia hacia la izquierda, pero pronto gira hacia la derecha para buscar un bonito vallejo que ya nos encamina directamente al pueblo. A la salida del mismo llegamos a la vera del río Lobos justo a la altura del bello “puente campanario” o “puente romano”, que aunque pudiera tener tal origen parece más bien de factura medieval. Se trata de una construcción muy interesante en lo que más llama la atención es la colocación de sus rústicas piedras y sobre todo el hecho de que dos de sus arcos se apoye sobre una gran roca.

Al otro lado del puente entramos directamente en Hontoria dejando en un lateral la ermita de la Virgen y un mirador. Siguiendo de frente pronto llegamos a la iglesia, pero puede resultar interesante desviarse por la primera calle de la derecha en dirección a unas naves (no hay que cruzar de nuevo el río), junto a las que se encuentra una fuente medieval que también es conocida como “fuente romana”.

Comentarios

Recorrido bastante sencillo sin desniveles largos ni acusados. El hecho de transitar casi todo el tiempo por caminos anchos o marcados facilita el avance pero empeora la sensación general. Debemos evitar el verano para realizar este trayecto.

La mayor parte del recorrido, desde Hontoria hasta el mirador de Costalago, aparece señalizado con pintura azul y roja. Desde aquí seguimos las indicaciones del sendero PR-BU-5, que forma parte de la red de senderos del Parque Natural del Cañón del río  Lobos.

El área de Hontoria del Pinar tiene importantes valores naturales y patrimoniales, para saber más de los mismo os recomiendo seguir la web de Raul Peñaranda.
 
Guarda este artículo como pdf e imprímelo cuando quieras

Track del recorrido(pulsa en el círculo verde para más información):





Video con imágenes del recorrido:
 

3 comentarios:

Juanjo Blanco dijo...

Majo, mejor tu artículo que la ruta que viene en el libro de Montes de Burgos...
Pena que me pilla un poco a desmano...
a ver si este 2015 me animo a hacer algo por esa zona...
1 saludo

Manueko dijo...

Hola Montacedo,
me ha gustado mucho la entrada ya que subí hace unos dos años al Pico de Navas desde la propia localidad de Navas del Pinar. No conocía la posibilidad de hacer la ruta desde Hontoria del Pinar, dato que sin duda me parece muy interesante. Ojala puede en los próximos meses acercarme de nuevo y hacer el recorrido que propones.
Un saludo,
Manuel Villar

Montacedo dijo...

Juanjo. A ver si hay suertecilla. Estamos en contacto.

Manueko. Gracias por dejar comentarios.