viernes, 26 de abril de 2013

Quintanaseca

Ya adelanto que en esta ronda no voy a hablar de Frías. Por razones evidentes hay que dedicarle una visita específica. Pero de lo que sí vamos a hablar es de una de sus pedanías, Quintanaseca, (la otra, Tobera, ya apareció en el blog hace unos meses).

Al parecer recibe este nombre por la escasez de fuentes, aunque teniendo el Ebro al lado tampoco creo que sea un tema muy preocupante. De hecho el tramo entre Frías y Quintanaseca está plagado de cultivos hortícolas.

Al lugar me dirigí buscando dos posibles puntos de interés. El primero, la existencia de un artesano de la madera. Entre que no me supieron dar unas referencias muy claras y que cuando se trata de hablar con gente con frecuencia me retraigo un poco; como en otras ocasiones similares el tema se quedó pendiente. Al menos os pongo aquí su web y un artículo en el Diario de Burgos, para el que pueda estar interesado.

La otra razón de llegarme hasta el lugar fue la contemplación de la iglesia, o más bien de algunos elementos de la misma; pues como vemos el edificio en global no muestra una gran arquitectura. El hecho de que la espadaña esté en el centro de la iglesia y no en uno de los lados hace pensar que originalmente fuese una ermita transformada y ampliada posteriormente en iglesia.


Lo que realmente venía buscando son una serie de frisos y relieves empotrados en sus muros, procedentes de otro edificio o tal vez incluso de una anterior iglesia ubicada en el mismo lugar. Estos parecen proceder del románico o protorománico. 


Pero el más interesante es esta escultura romana, procedente de una estela o de una de las "casitas" de "tipo burebano". Aparece como vemos invertida,  y nos deja bien clara la antiguedad del poblamiento de la zona.


2 comentarios:

Miquel dijo...

Ostras que bueno ¡¡¡
Yo voy loco por el Románico. me apunto el blog. Vengo desde Temujín
Salut

ZáLeZ dijo...

Hola Montacedo: El nombre de Quintana-seca ya nos lleva a la época romana. Y lo de seca es porque "solo tiene una fuente". Pero lo que dices, teniendo al Ebro a un lado...
Encima de la segunda foto, en el vértice de sus aguas, casi pegando al tejado hay otra cabeza que tiene apariencia romana. Esa estela oikomorfa tiene un peligro...
Saludos,