jueves, 4 de febrero de 2010

Una historia de religiosidad popular

Cuando observamos las tradiciones mantenidas en provincias cercanas a Burgos, a veces tendemos a pensar que tienen un patrimonio etnográfico mayor al nuestro. Sin embargo, a poco que escarbemos veremos que lo que ocurre es que no hemos podido, o no hemos sabido, conservar buena parte del mismo.

El ejemplo que os esbozo hoy está relacionado con la localidad de Villegas, lugar de monumental iglesia. Una de las que, al ser tan abundantes y tan "mazacote", tienden extrañamente a pasar desapercibidas.


Pero la entrada de hoy no se refiere a la iglesia, sino a ese arco que aparece a la izquierda de la fotografía y que amplío en la siguiente imagen.

 
Se trata ni más ni menos de un arco conjuradero y la imagen que aparece es Santa Bárbara, la patrona protectora ante las tormentas. Aún resuenan oraciones como la siguiente.

"Santa Bárbara bendita,
que en el cielo estás escrita
con papel y agua bendita.
En el ara de la Cruz,
Pater noste(r), amén Jesús”
O equivalentes.

 
Por estas escaleras y hacia esta balconada se subía el sacerdote los días en que amenazaba tormenta e invocaba extraños conjuros al efecto, acompañados del famoso toque de campana "a tentenublo":

Ten-te nu-blo, ten-te-tu
Que-dios-pue-de-mas-que-tu
Guar-da-el pan, guar-da el-vino,
Ques-te-cam-po-está-flo-ri-do.
Si eres agua, ven acá
Si eres piedra vete allá.

De hecho en este arco se conservaba hasta hace no mucho un Libro de Conjuros del Siglo XVIII. En algunas ocasiones el conjuro lo pronunciaba el sacerdote tumbado en el suelo con los brazos extendidos.

Un día especialmente activo era el día de Santa Águeda (tal día como mañana), ya que la creencia popular aseguraba que era el momento en que se formaban las todas las tormentas del año, en esta festividad se tocaba a tentenublo toda la noche, por ejemplo en el pueblo de Zael, y el día de la fiesta se dedicaba a pedir por el bien de las cosechas.
 
El arco ha permanecido muchos años en precario estado, pero recientemente ha sido rehabilitado e integrado en el nuevo edificio del Ayuntamiento.
 

Este de Villegas es de los escasísimos arcos o edificios destinados a conjuradero que quedan en nuestro país y probablemente el mejor conservado. Construcciones similares tan solo las encontramos en Poza de la Sal (puerta del conjuradero o de la villa, junto a la Plaza Nueva, ahora integrada en la hilera de casas):
 


Y, ya en la provincia palentina, los entornos de las iglesias de Cuenca de Campos y Cozuelos de Ojeda.
 
La anterior información ha sido resumida y adaptada de la existente en el libro "Creencias y Supersticiones populares de la provincia de Burgos". En el mismo encontraréis muchos extraordinarios ejemplos parecidos.

3 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Montacedo, varias veces he estado en Villadiego, que pilla cerca de Villegas, pero nunca he pasado por éste último, con lo que apuntado queda para la próxima vez que no se me escape y contemplar esa "pedazo" de iglesia que tiene y el arco.

Y lo de Poza, si que tiene mandanga, ahí he estado "cienes" de veces como puedes suponer, pues nunca me habia fijado en la Santa Bárbara, así que otra cosa a ver la próxima vez.

Un abrazo y buen reportaje.
el lio de Abi

Anónimo dijo...

¿Dónde está la santa Bárbara en el Arco del Conjuradero de Poza? Yo juraría que la imagen que hay en la capillita de debajo del arco es de la Inmaculada...
Enhorabuena por el magnífico blog.

Montacedo dijo...

Gracias por el comentario aunque incluya una colleja. Tienes razón, es un error. Lo cambio en el post.