miércoles, 10 de febrero de 2010

Un caso emblemático: Villamorón

Cuando, hace ya bastantes años prácticamente por casualidad, pasé por primera vez por Villamorón, no pude evitar quedarme con la vista fija, pese a que entonces mi sensibilidad estaba orientada fundamentalmente hacia otros menesteres.


Pasaron muchos años sin volver por aquellos lares, pero aquella imagen había quedado grabada en mi mente: un pueblo prácticamente despoblado en el que se erigía una preciosa, enorme, monumental pero indefensa y olvidada iglesia. ¡Que enorme contraste! ¿que preponderancia pudo tener este lugar en el pasado para poder edificar este excepcional edificio, toda vez que las casas de la zona son de adobe y ladrillo, y la excelente piedra de sillería había de ser traída necesariamente de un lugar bastante alejado?.

 

Luego pude saber que tiene un valor artístico mayor pues es de los principales ejemplos del gótico más primitivo, que los pocos expertos que se han tomado la molestia de acercarse hasta el lugar se han quedado sorprendidos de igual manera por su calidad y por su frágil conservación. Todo hacía prever el desastre.

 
Pero un grupo de antiguos vecinos y personas sensibles se conjuraron para evitar el desastre. Agrupados en la asociación Amigos de Villamorón, durante los últimos años han contactado con prensa y instituciones, organizado visitas y exposiciones, obtenido promesas, acumulado decepciones...pero el tiempo pasaba y pasaba y las esperanzas se agotaban y mientras el interior apuntalado. Parece que sí, que este año 2009 empezarían las obras, y poco antes tuve la oportunidad de visitar el pueblo y la iglesia (sólo en su exterior) momento al que corresponden las imágenes.

 
Como veis, salvo una casa habitada y otras que parecen funcionar como edificios auxiliares para las tareas del campo, la ruina se ha extendido por el ya de por sí reducido caserío. La visión de la iglesia tiene un comienzo de no muy buen augurio, el cartel de anuncio de restauración caído antes incluso antes de que se iniciaran las obras.


El edificio presenta un aparente mezcla de estilos que no es tal, sino que se trata de un gótico inicial en el que aún se están probando y mejorando soluciones, la I+D del medievo (mediados del siglo XIII). Algunos elementos llamativos son la torre (adaptada posteriormente para uso defensivo), la gárgola y el precioso rosetón de la parte posterior.


En el muro que recorre el atrio de entrada hay un panel que informa sobre las vicisitudes de la asociación, artículos de prensa que hablan de apoyos, esperanzas y promesas, parece que sí, que la actuación es inminente pero...sigue sin verse nada!!
 

Pero sí, finalmente en Octubre del año pasado se instalaban los andamios, cuya visión pocas veces resultará tan gratificante ¿Significará la salvación del templo? El tiempo lo dirá.
 

Para conocer más detalles sobre el pueblo, la iglesia y la evolución de esta ilusión, os recomiendo una detallada lectura a la página web de la Asociación Amigos de Villamorón, de la que también he tomado la última imagen.
 

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Ciertamente La Cabañuela nunca ha sido un pueblo, es una granja dividida en tres partes, la ganaderia taurina de J. Bañuelos, las ovejas de Sabi y la finca agricola de Elias.

Montacedo dijo...

Gracias por tu comentario.

Anónimo dijo...

Con premiso voy a aprovechar este tema sobre municipios despoblados para comentar algo que creo que no ha sido tratado en el blog, se trata de la propuesta de Plagaro como candidato a Parador, me recuerda un poco a otra proyecto similar que hay para el pueblo de Barcena de Bureba.

http://www.diariodeburgos.es/noticia.cfm/Merindades/20100207/pueblo/abandonado/plagaro/nuevo/candidato/parador/A5BAD3FD-1A64-968D-59E70EA7B3EAB2FC

Saludos,

Montacedo dijo...

Hola anónimo, gracias por la aportación. Sí, ya había leído la noticia. No la había comentado porque pensaba integrarla con una eventual visita en el futuro al pueblo; pero ya que introduces el tema, me parece una propuesta original a considerar, aunque el tema de la caza lo veo un poco problemático porque en general es poco compatible con otras actividades, como se pretende.

Un saludo