viernes, 10 de julio de 2015

Antiguos Monasterios burgaleses: Santa María de Rioseco

Sin duda, uno de los casos más representativos de antiguos monasterios burgaleses es el del Monasterio de Santa María de Rioseco. En un lugar oculto del ya de por si escondido Valle de Manzanedo, se conserva la mole del monasterio.
 
Camino de acceso. En las fotos se observa en contraste entre el estado antes de empezar los proyectos de limpieza (año 2009) y después de varios años de trabajos (año 2014)


Los monjes bernardos ocuparon a principios del siglo XII, una pequeña explanada a la izquierda, de la carretera que asciende hasta San Martín del Rojo, al norte de donde se encuentran las ruinas del Monasterio. En este lugar todavía podemos ver parte de los muros hasta donde llegaba el recinto cerrado del Monasterio de Rioseco. Allí permanecerían, hasta que en el año 1221, la comunidad compró a los Velasco un extenso solar donde ubicaron el nuevo Monasterio.
 
 
 
En el siglo XIV, Rioseco formaría uno de los más potentes patrimonios económicos de los cistercienses castellanos. Seguirían años de penuria y crisis a mediados del s. XV y años de crecimiento como en el s. XVII. Desde 1808 a 1809 los invasores franceses embargaron buena parte de los granos almacenados y desde este ultimo año hasta el 29 de Junio de 1814 los monjes tuvieron que exclaustrarse. Aunque volvieron a él, no duraron mucho ya que, el 29 de octubre de 1820, los comisarios del gobierno revolucionario tomaron posesión de este monasterio. En publica subasta celebrada en Villarcayo, serían vendidos buena parte de sus bienes.

 
El monasterio quedó sin vender. Abandonado, fue en parte aprovechado por la gente del lugar como almacén, parroquia y cementerio. En 1855, a falta de licitantes, Francisco Arquiaga, comisario provincial de la subasta, cargó con aquella belleza inútil y desolada. Arquiaga desde el principio cedió el templo para el culto magnificamente equipado: retablos, cuadros, órgano, pila bautismal, etc... hasta que su nieta Margarita Arquiaga lo cedió a la archidiócesis y comenzó su expolio, saqueo y degradación. Sirva el dato de que algunas de las estatuas de santos de la orden que coronaban una de las paredes sirvieron hace años de relleno de la cercana presa del Ebro.


 
Su claustro es de estilo herreriano y conserva una preciosa escalera de caracol. Aún se mantienen los muros de la iglesia en pie, y las bóvedas conservan restos de su brillante policromía. Es famoso su Cartulario, hoy en el Archivo Histórico Nacional.


Aunque pueda parecer lo contrario, hasta hace poco gran parte del edificio se encontraba en estado relativamente bueno, especialmente la iglesia (en los años 60 se celebró la última boda). Lamentablemente en los últimos años del siglo XX y los primeros del XXI el deterioro y la rapiña avanzaron a pasos agigantados, lo que no quita para que el lugar siga impresionado a cualquier visitante mínimamente sensible.


 


Afortunadamente, desde aproximadamente el año 2009 se puso en marcha un movimiento de apoyo al monasterio; formado por vecinos y colectivos de la zona y liderado por el párroco de la zona, Juan Miguel Gutiérrez.

Al principio fue reivindicativo ante las instituciones, pero ante la desidia e inoperancia de las mismas se pusieron manos a la obra y ya desde el año 2010 han organizado actos de intervención directa, concretados fundamentalmente en la semana del voluntariado que tiene lugar todos los años en la primera semana de agosto. Complementariamente se realizan otras acciones: edición y venta de libros, venta de camisetas, conciertos...

Durante los meses de verano se organizan visitas guiadas a este singular emplazamiento. Puedes informarte sobre las mismas y sobre el resto de actos de la asociación en la web www.monasterioderioseco.com
 









 


Antiguo horno; descubierto durante las tareas de limpieza.


Termino el artículo con una imagen de una reconstrucción virtual realizada en cartón reciclado por Fernando De Miguel, sobre la base de la información gráfica e histórica disponible. Desde este blog agradezco la cesión desinteresada de la misma.


 

14 comentarios:

Roberto Ruiz Rodiño dijo...

Hola, me llamo Roberto Ruiz Rodiño. Soy licenciado en Historia. Soy santanderino, aunque mi madre es de Casabal y se crió en San Martín del Rojo y Peñalba. Sus tíos y su prima fueron los cuidadores del lugar durante años y yo pasé allí muy gratos momentos de mi niñez. El lugar en impresionante. No tengo palabras para describirlo. Si pudierais mandarme información sobre cómo van los trabajos de restauración del lugar (si es que se están llevando a cabo) os estaría muy agradecido. Mi correo electrónico es roberto.ruizrodino@gmail.com.
Un cordial saludo
Roberto Ruiz Rodiño.

Montacedo dijo...

Hola Roberto,

Hasta donde yo sé las cosas están como puese en el blog (visitado en semana santa). Si me entero de algo te lo hago saber.

Saludos

Susana Castilla dijo...

Hola, soy Susana y os cuento que hoy mi amigo Gabino Trueba me ha llevado a ver el monasterio, yo soy de Sevilla y el vive por estos parages.
Os comento que cuando he entrado me quedado boquiabierta, impresionante edificio, pero más aún impresionante el estado de abandono en el que se encuentra.
Amigo siento comunicarte que esta fatal, sin un ápice de restauración y me temo que asi se quedará hasta que la naturaleza lo debore.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Buenas tardes, soy una admiradora de los monasterios y castillos y es una pena que se despreocupen así de ellos cuando gastan el dinero en cosas menos importantes como es nuestro patrimonio histótico. Un saludo. Begoña.

Montacedo dijo...

Hola Begoña. Gracias por tu mensaje y cuanta razón tienes.

Anónimo dijo...

ss

Anónimo dijo...

que bonito seria esa idea de acondicionar estas ruinas tomando como ejemplo el monasterio de santa catalina en iruña de oka (jardin botanico)

Montacedo dijo...

Sí. he visto por internet una noticia relacionada y fotos y la verdad es que parece que está muy bien. También hay que tener en cuenta que al estar más cerca de una ciudad tiene más tirón potencial.

JOJOAQ dijo...

Sabeis si hay posibilidades de comprarlo ?

Montacedo dijo...

Hola. El propietario creo que sigue siendo el arzobispado. Lo cierto es que hay una asociación de amigos que está tratando de mantener las ruinas (este mes de agosto se dedicaron a una nueva campaña de limpieza) y a presionar a las administraciones para que hagan algo; pero dependiendo del proyecto propuesto igual sí que se consideraría una venta. Contacto juanmiguti@gmail.com. 686 969 091 (párroco del valle de Moanzanedo). http://www.santamariaderioseco.es/. http://santamariaderioseco.blogspot.com/

Fernando De Miguel Hombría dijo...

Hola, me llamo Fernando de Miguel y estoy realizando una serie de maquetas de antiguos monasterios burgaleses abandonados. Después de realizar las de San Pedro de Alanza y Nuestra señora de Fresdelval he comenzado la maqueta de Santa María de Rioseco.

Sin embargo tengo grandes dudas en la zona del claustro de la hospedería que no sé si me puedes aclarar.
en la documentación fotográfica que estoy manejando me parece que el claustro contaba con edificaciones en tres de sus lados ( de distintas alturas) y un simple muro en el cuarto. Por otro lado me comentan que el claustro disponía de galería de arcos ( de la que no queda nada) pero en los muros del claustro no aprecio claramente los huecos donde iría los machones para estas galerías.

¿podrías describirme un poco mejor como era esta zona de la hospedería?
Te lo agradecería mucho

Montacedo dijo...

Hola. En la página web del monasterio tienen una reconstrucción ideal:http://monasterioderioseco.com/reconstruccion-ideal-del-monasterio-de-rioseco/ . En todo caso para estas dudas lo mejor es que les contactes a ellos. Un saludo.

Montacedo dijo...

Por cierto, enhorabuena y agradecimientos por tus diseños.

Fernando De Miguel Hombría dijo...

Hola,
Gracias por el dato y por tu crítica a mis diseños.
Lo cierto es que ya conocía la reconstrucción , lo que pasa es que, aunque está fenomenal, no es del todo precisa.
Pero tienes razón, lo mejor es se lo consulte directamente a ellos.
Por cierto, enhorabuena también a ti por tu labor de difusión.
Un saludo y gracias por tu rápida respuesta!
Fernando de Miguel