miércoles, 11 de junio de 2014

Sendero GR85 etapa 4: Quintanilla Montecabezas - Frías


La etapa de hoy transcurre en su totalidad por el Valle de Tobalina; un paisaje donde los campos de cultivo acaparan la mayor parte del territorio. No obstante aún podemos apreciar la vitalidad del medio natural en las elevaciones que rodean al valle y en algunos rodales de bosque original. El patrimonio humano viene dado por la peculiar necrópolis de San Clemente y la emblemática ciudad de Frías.

Dificultad: Baja.
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Regular. La abundancia de giros entre caminos de concentración puede conducir al despiste caso de no conservarse adecuadamente la señalización.
Belleza: Normal
Tiempo y distancia: 4 horas y media (18  kilómetros)
 
 
 

Elementos de interés
 
Paisajes de campos de cultivo y montes del fondo del valle. Torre de Lomana. Necrópolis de San Clemente. Puente Medieval y cuidad de Frías.

Descripción de la etapa

Empezamos a caminar por la carreterita que da servicio a Quintanilla Montecabezas, pero justo en la primera curva salimos por un ancho camino que nace hacia la izquierda. Poco después llegamos a una nueva bifurcación donde seguimos por la derecha. En paisaje está dominado por las tierras de labor con pocas muestras de arbolado. Hacia la izquierda se observan los quebrados paisajes de la sierra de Árcena. Sin mayores novedades llegamos a las proximidades del pueblo de Rufrancos, si bien el trazado no entra en el mismo sino que se limita a cruzar la carretera de acceso.

El paisaje sigue siendo similar. Llegados a un intersección giramos hacia la derecha y alcanzamos una carretera más importante que tomamos hacia la izquierda los metros suficientes para alcanzar otro camino que nace en su lado derecho. Pronto entramos en una zona algo menos transitada y con mayor vegetación. El camino por momentos se llena de plantas herbáceas pero siempre es posible continuar. Tras dejar atrás un sendero a la derecha (que no tomamos) pronto llegamos a un camino más marcado que asciende hasta el cercano pueblo de Santa Coloma.

A la altura de la primera casa efectuamos un marcado giro hacia la izquierda de modo que no entramos en el pueblo sino que seguimos por otro camino. Tras aproximadamente un kilómetro por el mismo debemos prestar atención al nacimiento de un sendero en el lado derecho que asciende hacia el pueblo de Parayuelo. Acompañados por una vegetación que amenaza con comerse el camino llegamos a la arruinada iglesia del pueblo.

Afortunadamente el resto del pueblo se ha salvado de la desaparición y ahora muestra un aspecto relativamente alentador. Encontramos precisamente una reciente fuente que nos vendrá muy bien para llenar la cantimplora. Desde aquí seguimos por la pista que sirve para acceder al pueblo y pronto llegamos a una carretera. De nuevo la tomamos lo justo para llegar a un camino que nace unos metros más adelante, al otro lado de la misma. Tras pasar junto a una gran encina afrontamos una rampa algo más dura que nos permite terminar el único ascenso de la jornada, el cual llevamos efectuando de forma fraccionada los últimos kilómetros.

Prácticamente en la cota más alta llegamos a un cruce en donde seguimos por la derecha. Poco después ignoramos sendos caminos hacia la izquierda y efectuamos un claro giro hacia la derecha. De hecho por momentos observamos en la lejanía el pueblo de Quintanilla Montecabezas. Estamos en una zona con mayor arbolado, fundamentalmente encinas. Pronto giramos bruscamente hacia la izquierda (abandonando el camino que sigue hacia el norte) y algo después de nuevo seguimos por la izquierda, lo que nos lleva a un pequeño barranco por el que desciende el camino.

Terminado el barranco observamos la parte sur del valle de Tobalina. Con un poco de atención identificaremos la ubicación de la ciudad de Frías y más cerca la torre de Lomana, hacia la que nos dirigimos. Tras dejar atrás los escasos restos del abandonado pueblo de Imaña pasamos junto a esta importante torre medieval llegando a pueblo de Lomana, (de ambos lugares ya hemos tratado enel blog) que hemos de cruzar de norte a sur (encontraremos una nueva fuente).

Desde la iglesia continúa una pista asfaltada que se dirige al cercano pueblo de Quintana-María. Para acortar salimos de la carretera por un camino que aparece en el lado derecho. Este camino nos permite llegar a las primeras casas. Vamos paralelos a la carretera general del Valle, pero no la cruzaremos hasta encontrar las señales indicativas de la necrópolis de Peña San Clemente. Ascendemos por las calles de este pueblo relativamente grande siguiendo tales indicaciones, pero poco antes de llegar a la altura de la iglesia salimos por una calle lateral que llega a la parte baja de la misma. En todo caso merece la pena acercarse a este lugar de original ubicación. Nos llevará apenas unos 10 minutos adicionales (también la hemos tratado en el blog)

La opción que hemos tomado abandona el pueblo precisamente a la altura de la parte baja de la iglesia. Nace aquí un camino que encontramos ocupado por hierba alta. Encontramos una nueva derivación hacia la Peña de San Clemente, pero nosotros seguimos el camino que gira hacia la derecha sin ascender y llega a una carreterita.

Tomamos la carreterita unos cuantos centenares de metros que discurren por la vega del Ebro. A lo lejos volvemos a ver el perfil de Frías, lo que nos sirve como punto de referencia. Por detrás, el oscuro perfil del pico Humión. Dejamos la carreterita justo cuando cruza el canal de la Central de Quintana. De hecho los siguiente kilómetros trascurrirán junto a este canal, primero por su lado izquierdo y luego por su lado derecho. El avance es un tanto incómodo por la hierba que ocupa la mayor parte del camino.

Tras este largo tramo el camino se aleja del canal ya en las proximidades de Frías. Observamos claramente la peña en cuyos extremos aparecen la iglesia y el castillo y llegamos a la altura del extraordinario puente medieval que cruzamos. Desde aquí seguimos el camino más directo que asciende hacia la parte derecha del pueblo. Una vez en la entrada del conjunto medieval, tenemos la opción de efectuar la visita del mismo y de su castillo. Sin duda lo haremos en el futuro, pero ahora es momento de dar por concluida la ruta de hoy. Por cierto, estos últimos metros, entre el puente y el pueblo, han sido compartidos con otro sendero de largo recorrido, el del Ebro (GR-99).

Comentarios acerca de esta etapa

Esta sencilla etapa fue realizada en su totalidad en junio de 2013. Recorrido en general bien señalizado, sobre todo en los cruces más importantes. No obstante hay varios cruces sensibles al despiste en las zonas más abiertas. Los tramos más cerrados de hierba podrían empeorar o mejoras dependiendo del mantenimiento y de la época del año.
 
Guarda este artículo como pdf e imprímelo cuando quieras

Track del recorrido (pulsa en el círculo verde para más información)





Vídeo con imágenes del recorrido


2 comentarios:

CARMEN ZACHER dijo...

Un bun lugar para comer buenas viandas alubias rojas rabo guisado,chipirones en su tinta carrilleras,callos,huevod fritos postres caseros a precios económicos.Para reserva 650911879

CARMEN ZACHER dijo...

Un bun lugar para comer buenas viandas alubias rojas rabo guisado,chipirones en su tinta carrilleras,callos,huevod fritos postres caseros a precios económicos.Para reserva 650911879