lunes, 7 de octubre de 2013

cambios territoriales en la comarca de Losa durante los dos últimos siglos

Tras pensarlo un poco, y puesto que he hecho algunas referencias en anteriores entradas, he decidido publicar este artículo explicativo sobre los cambios territoriales en Losa durante los dos últimos siglos, que espero que pueda resultar de interés para algunos lectores aun a riesgo de que les resulte una "brasa" a otros. Los datos que se indican son aproximados y puede haber algunos errores.

La antigua Merindad de Castilla la Vieja, la más vieja Castilla, quedó dividida en el siglo XV en siete merindades menores. La más grande de todas ellas fue la Merindad de Losa, que ocupó todo sector nororiental de la provincia, con excepción del Valle de Mena. Debido precisamente a su tamaño, y para facilitar su gestión, la Merindad de Losa estaba subdividida en una serie de Juntas. 

Situación de la comarca de Losa en las Merindades y en la provincia de Burgos

Además existían cuatro pueblos, agrupados bajo la denominación común de Aforados de Losa, que quedaban bajo la jurisdicción de los fueros de las Encartaciones de Vizcaya. Ello significaba, entre otras cosas, que sus habitantes no debían pagar determinados impuestos a los que sí estaban sometidos el resto de lugares castellanos; y que sus mozos no debían cumplir el servicio militar. En concreto, los aforados de Losa eran los pueblos de Villalacre, Villaventín, Paresotas y Momediano.


Entrado el siglo XIX se lleva a cabo una reorganización territorial de España en provincias y ayuntamientos. Durante este proceso, la Merindad de Losa desaparece como tal y en su lugar se constituyen tantos Ayuntamientos como Juntas. Tras una serie de litigios, los aforados de Losa también acaban integrándose en las correspondientes Juntas.

Situación administrativa a mediados del siglo XIX


Así pues, nos presentamos a finales del siglo XIX con la comarca de Losa dividida en las siguientes juntas-ayuntamientos:

La Junta de La Cerca. Constituida por los siguientes pueblos: Bóveda de la Ribera (el de mayor tamaño, con unos 175 habitantes), La Cerca (capital, con unos 120 habitantes), Quintanamacé, Rosales, Rosío, Torres, Villamor, Villanueva, Villate y Villota, sumando en total unos 900 habitantes.

La Junta de Oteo. Constituida por los siguientes pueblos: Baró, Cabañes, Calzada, Castresana, Castriciones, Gobantes, Lastras de la Torre, Momediano, Návagos, Oteo (La Capital, con 200 habitantes), Paresotas, Pérex, Quinconces de Suso, Quincoces de Yuso (entonces ya era la localidad más pujante, con cerca de 400 habitantes), Relloso, Robredo, San Miguel de Relloso, Vescolides, y Villabasil. Sumaban por entonces más de 2000 habitantes.

La Junta de Rio de Losa Constituida por los siguientes pueblos: Quintanilla la Ojada, Rio de Losa (La capital, con unos 170 habitantes), San Llorente, San Pantaleón y Villaluenga. En total unos 650 habitantes.

La Junta de San Martín de Losa. Constituida por los siguientes pueblos: Aostri, Fresno (la capital, con cerca del centenar de habitantes), Hozalla, Llorengoz, Mambliga, San Martín de Losa (el de mayor tamaño, rondando los 200 habitantes), Villalambrús, y Villaño. En total unos 700 habitantes.

La Junta de Traslaloma. Constituida por los siguientes pueblos: Castrobarto (capital y localidad mas grande, con unos 300 habitantes), Colina, Cubillos de Losa, Las Eras, Lastras de las Eras, Muga, Tabliega, Villalacre, Villatarás, y Villaventín. En total:1250 habitantes.

Y la Junta de Villalba de Losa. Constituida por los siguientes pueblos: Barriga, Lastras de Teza, Mijala, Murita, Teza, Villacián, Villalba de Losa (capital y localidad de mayor tamaño, con unos 250 habitantes), Villota y Zaballa. En total contaba con unos 900 habitantes.

A ello hay que sumar el curioso caso del municipio de Aldeas de Medina, formado por numerosas localidades del entorno de Medina de Pomar. Se había constituido igualmente a principios del siglo XIX, cuando quedó abolido el régimen de señorío que hasta entonces había tenido la ciudad sobre dichas aldeas. Estas aldeas deciden organizarse en un peculiar Ayuntamiento en el que varias localidades quedan aisladas del resto, teniendo con frecuencia municipios mucho más cercanos que la cabeza del propio.

Por cierto, que dicha cabeza estaba situada en Salinas de Rosío (capital del municipio, con unos 270 habitantes), contando en la comarca de Losa con estos otros pueblos: Betarres, Criales (población que rondaba los 250 habitantes), Recuenco, La Riba, San Martín de Mancobo y Villatomil.

De todos estos municipios, el único que no ha sufrido cambios geográficos a lo largo del siglo XX ha sido el de la Junta de Traslaloma. En todo caso hoy suma menos de 150 habitantes y su capital, Castrobarto, no llega a los 40.

Situación a principios del siglo XX. Han desaparecido los Aforados de Losa y el municipio de Aldeas de Medina.

A principios del siglo XX, no he podido precisar cuando, se disgrega el grande pero ilógico municipio de Aldeas de Medina. La parte occidental es absorbida por Villarcayo, la central (la más pequeña) pasa a formar parte de Medina de Pomar, y la más oriental (que incluye a las localidades citadas anteriormente) se integra en la Junta de La Cerca, que, como ya dijimos pasa a tener 16 localidades y una población en torno a las 1500 personas.

Situación desde los años 80. Importante integración en Medina de Pomar y agrupación de varios municipios en el de Valle de Losa, de nueva creación.

El resto de Juntas no sufren cambios importantes (salvo el proceso despoblador) hasta los años 70. Muchas localidades pequeñas son atraídas por la pujanza de Medina; que inicia un gran proceso expansionista que implica la absorción de toda la Junta de La Cerca y la parte más cercana de la Junta de Oteo (incluyendo su capital). En concreto los pueblos de Gobantes, Momediano, Návagos, Oteo, Paresotas, Pérex y Robredo de Losa. El caso es que, a modo de ejemplo para el lector, indicaremos que hoy los únicos de todos estos pueblos que superan los 20 habitantes son Criales de Losa (45) y Oteo (44).

Ante este proceso expansionista, las juntas de Rio de Losa, San Martín de Losa y los pueblos restantes de la Junta de Oteo (con Quincoces de Yuso a la cabeza), inician un proceso de integración que culminará en la creación del Municipio de Valle de Losa. Además se incorporan algunos pueblos de la Junta de Villalba de Losa; en concreto Barriga, Lastras de Teza, Teza y Villacián. Durante unos años la capital se localizará en Río de Losa, hasta que pudo concluirse, ya en el año 1987, el edificio del nuevo Ayuntamiento.

Es un edificio anodino y funcional de factura moderna que se localiza en el cruce de las Carreteras a Berberana y al puerto de Angulo. Supongo que no se hizo en el mismo Quincoces para evitar reticencias del resto de pueblos, aunque a efectos prácticos es evidente que este pueblo es la cabeza del municipio y el que ha podido resistir algo más la despoblación. Por el contrario, ninguno de los otros 23 pueblos que componen el municipio llega a los 30 habitantes.

En el orden poblacional, y a modo de conclusión, he hecho un cálculo rápido y me sale que esta comarca ha pasado en los últimos 60 años de unos 7000 habitantes a menos de 1000.

2 comentarios:

Alex dijo...

Interesantisimo post. Por fin he averiguado de donde viene lo de aforados.

Montacedo dijo...

Sí. Probablemente te suenen más los Aforados de Moneo; muy cerca de Medina; que tras perder el fuero fueron Ayuntamiento propio durante un tiempo.