lunes, 27 de febrero de 2012

Espinosa de Cervera

Como indicábamos en la anterior descripción merece la pena darse una vuelta por Espinosa de Cervera, para contemplar al menos su iglesia parroquial de San Millán de la Cogolla, con ábside y torre románicos.


Fechada a mediados del siglo XII, el exterior del elegante ábside, levantado sobre en elevado podium, se articula mediante cuatro columnas estrechas y una imposta horizontal que recorre a media altura su perímetro. Por encima sobresale la cuadrada torre de dos cuerpos, el superior iluminado por cuatro grandes ventanales que cobijan en su interior otros más pequeños de doble arco y con ajimez central. La decoración de los canecillos y capiteles muestra influencias del románico de la Sierra de la Demanda. También es fácil rastrear elementos silenses y algunos de los motivos que aparecen repetidos en los templos románicos del resto del valle de Esgueva.

La labra es bastante elaborada y variada, y muestra monjes, guerreros, elementos florales, animales mitológicos y burlescos.





Probablemente de la misma época es su cuidada fuente de tipo capilleta, con bomba de extracción aneja.



Del resto del caserío destaca la semiarruinada casa del cura y otros edificios con chimeneas encestadas, influjo de la cercana sierra.

5 comentarios:

Gudín dijo...

Lo menos bueno del pueblo, el "puyazo" que nos dieron en el restaurante...

Anónimo dijo...

Es lo que tiene tener una estrella Michelin :P

Montacedo dijo...

Pues la comida no te voy a decir que estuviese mala, pero nada del otro jueves.

Anais dijo...

Situado en la Plaza encontraras Bar Hermanos Nebreda , en el te dan de comer bien . Para gustos colores.

Montacedo dijo...

Que pena no haberlo sabido antes. No lo vimos.