miércoles, 11 de enero de 2012

Regreso a los pueblos del Silencio: Valdelacuesta

Poco podemos decir de este despoblado, reducido al típico "como todo es mío y solo vengo yo lo vallo y no entra nadie", incluyendo en el vallado lo que queda de la semi arruinada iglesia románica de San Martín. El resto de antiguos edificios están en la ruina más absoluta y pronto ni se apreciarán.



Puedo indicar que en el siglo XIII era una de las villas que pertenecían al ahora arruinado monasterio de Santa María de Rioseco. Su población, al menos desde mediados del siglo XIX, nunca superó la cincuentena.

Prácticamente sobre la vertical de Valdelacuesta se encuentra el evocador castillo de Urria o de Montealegre. También existe una remota fuente de sugestivo nombre: La fuente de los Moros, cuyo agua ha sido aprovechado para abastecimiento.

1 comentario:

Abilio dijo...

Hola Montacedo, que lástima, pero ademas no serviré el vallado para arreglar la iglesia.
Menos mal que personas como tu y Elias Rubio, os preocupáis de que no caigan en el olvido.

Un abrazo