martes, 8 de marzo de 2016

Los Cárcavos

Desde el pueblo de Quecedo de Valdivielso se observa hacia el norte una llamativa hoz acompañada de erizadas agujas calcáreas, conocida por el nombre de Los Cárcavos. Es un lugar muy interesante como parte de una exploración de la sierra de La Tesla. Para llegar seguiremos la alargada calle principal del pueblo hasta abandonarlo. Aquí tenemos una bifurcación en la que seguiremos el camino izquierdo. Muy pronto llegamos a un primer paso de una dorsal rocosa, muy cerca de una granja, donde dejamos el vehículo.

Podemos pasar junto a la granja o tomar un camino un poco menos marcado más hacia la derecha, evitando con ello encontrarnos con los dentudos guardianes. Poco despues ambas opciones confluyen y se acercan a la Garganta.


Caminaremos junto a un cauce probablemente seco, hasta que el camino que seguimos gira bruscamente hacia la izquierda. Nosotros buscaremos una senda que sigue junto al río.


La garganta se hace cada vez más estrecha y profunda. Las rocas toman protagonismo.


Al cabo de unos minutos hemos de esforzarnos para el avance, estirando las piernas para pasar de piedra en piedra


El sendero parece concluir junto a una cascada, pero una pequeña vía ferrata permite avanzar, no sin ciertas complicaciones.


Una toma del lugar, antes de afrontar el paso citado.


El valle de Valdivielso al fondo.


Imagen tomada desde la parte alta de la vía ferrata.


Vista hacia arriba. Aún nos quedan unos interesantes metros por esta especie de "tubo".


Vista desde la parte alta del tubo. Desde aquí hacia arriba se acaba la garganta.


Las fotos están hechas a principios de Julio. Quedan ganas de volver en época más húmeda. Y así he hecho unos años después de la redacción original del artículo. Aquí os dejo unas fotos tomadas ascendiendo por la garganta y asumiendo mojarse pies y piernas. Llegué al punto inferior al de la vía ferrata.
 






 
 
En momentos de fuertes lluvias o deshielos bajará todavía más agua, pero tal vez sea muy complicado avanzar. Para terminar os pongo un vídeo del ascenso, en el que el sonido del agua se hace protagonista.
 

9 comentarios:

ZáLeZ dijo...

Hola Montacedo:
Pues mira que cuando he estado en septiembre no llegué hasta las escalerillas de hierro porque me fijé más en los covachones laterales. A ver si vuelvo algún día hasta donde llegaste, aunque supongo que con agua la cosa será complicadilla.
Los cárcavos son espectaculares.
Un cordial saludo

Montacedo dijo...

Hola Zález,
Pues mira, a mí me pasó justo al contrario, no me di cuenta de los covachones. Ya ví tu entrada.

Amador dijo...

Los carcavos los hice ya hace unos años, son espectaculares y con tu entrada me dan ganas de volver,a ver si encuentro un hueco.

Anónimo dijo...

¡Qué maravilla!

__
Y0

Montacedo dijo...

Gracias por dejar comentarios. Amador, si vas para verlo con agua intenta llevar ropa impermeable y de repuesto, al menos de cintura para abajo.

Manueko dijo...

Buenas noches Montacedo,
lo primero enhorabuena por tu entrada. Lo cierto, es que al leer en el Facebook sobre una entrada sobre los Cárcavos, me he emocionado. Cada persona tiene sus propios rincones especiales, y los Cárcavos es uno de lo míos. Lo cierto es que este paraje escondido y prácticamente desconocido por la gran mayoría de las personas, es sencillamente espectacular. Recuerdo que el visitarlo fue una obsesión mía para lo cuál me estuve documentando previamente, con fuentes como tu blog, ya que información sobre este rincón no hay prácticamente. El primer día que visite Los Cárcavos fue una mera exploración, y llegue tan solo a los pies de la vía ferrata. Al segundo día de visita, hice Los Cárcavos enteros con la pequeña vía ferrata incluida, y trepada por la chimenea (tubo) final. Aproveché para hacer la ruta circular y atravesar parte de la Sierra de la Tesla, para terminar volviendo al punto de partida que era Arroyo de Valdivielso,por el paso de la Canaleja. Sin duda, una experiencia inolvidable y Los Cárcavos sencillamente espectaculares.
Las visitas a Los Cárcavos yo las he hecho en épocas secas, no húmedas ya que tal y como pensaba y se reflejan en las fotos y vídeos, Los Cárcavos se vuelvan más inaccesibles. Aun así, gracias por compartir un pedacito de los Cárcavos en una época húmeda.
Pocas más palabras que decir, más que nos sigas sorprendiendo con nuevas entradas así.

Un saludo cordial,
Manuel Villar (manueko)

Montacedo dijo...

Muchas gracias Manuel.

Angel bur dijo...

Al menos cuando lo hice por última vez, al final del camino que viene de Quecedo te encuentras con una valla metálica que impide continuar y no vi otra manera que continuar subiendo por la izquierda por un sendero que sube con fuerza. En fin, que no conozco bien ¿dónde está el acceso al interior de la garganta - tubo?. En segundo lugar, ¿el ascenso por el tubo a través de la vía ferrata es peligroso o cualquiera con un mínimo de cuidado puede realizarlo, es de confianza? Muchas gracias

Montacedo dijo...

Hola. No sé si te habrás orientado bien. Yo no tuve ningún problema con vallas. Se deja la granja unos cuantos metros a la izquierda siguiendo como digo el camino secundario. Puedes mirar el final del track que publico en http://tierrasdeburgos.blogspot.com.es/2012/04/ruta-de-senderismo-la-sierra-de-la.html

Se sigue un camino y cuando este gira a la izquierda y asciende seguimos recto por un sendero que interna en el arbolado y que llega a la entrada de la garganta. Se asciende entre las piedras durante un buen tramo (digamos unos 200 metros, pero que parecen más) y se llega la ferrata que apenas son un par de puntos de apoyo. Yo subí estado casi seco en 2011 y en principio no le veo complicación para personas ágiles y un poco acostumbradas a agarrarse con las manos. Luego viene lo que yo llamo "tubo", que es una superficie inclinada y algo pulida de unos 10 metros. Estando seco (o casi seco) con cuidado se puede subir, pero si baja agua creo que sería peligroso. La segunda vez que he estado, en 2015 y con agua, no me atreví a subir la ferrata porque ya sabía que no iba a poder subir el "tubo" (y menos bajar). De todas maneras iba sólo, que estas cosas yendo al menos dos siempre se hacen mejor. Un saludo.