miércoles, 15 de abril de 2015

Santuario de San Formerio

Hasta que las autoridades (competentes o incompetentes) decidan lo contrario, el Condado de Treviño sigue perteneciendo a Burgos. Así que no vamos a obviarlo en este blog. Y creemos que una buena manera de empezar una pequeña serie de artículos dedicados al enclave, es hablar del Santuario de San Formerio, excelente atalaya de los lugares circundantes.
 

Al santuario de San Formerio se accede gracias a una pista en buen estado que nace desde el pueblo de Pangua, y salvando unos 250 metros de desnivel. Desde aquí se tienen muy buenas vistas del entorno de la A-1; no tanto del propio condado, que queda hacia el este.


 
El santuario dedicado al patrón de Treviño fue levantado entre los siglos XV y XVII, integrando los estilos gótico, renacentista y barroco. Lo más valioso es el sepulcro dedicado al titular, gótico de principios del XVI. A unos pasos del edificio se encuentran algunas tumbas altomedievales, de los siglos IX o X. El lugar fue utilizado por los franceses como baluarte durante la guerra de la independencia.
 

 

La tradicional romería de los pueblos de condado a San Formerio tiene lugar el sábado anterior al 25 de septiembre. Según la leyenda el cuerpo del Santo llegó a lomos de una yegua desde las lejanas tierras de Capadocia, donde habría sido martirizado en el año 362 (otras versiones apuntan hacia un martirio en Cerezo de Río Tirón). Quiere la tradición que San Formerio sea intercesor ante los dolores de cabeza y los rigores del clima.

1 comentario:

Juanjo Blanco dijo...

El patrón del Condado, ahí es nada...
Y cima centenaria de los montes de Álava, por aquello de estar en el límite de las dos provincias (el buzón montañero se encuentra en los muros del santuario que dan al abismo que se cierne bajo él...).
Un saludo.