miércoles, 13 de noviembre de 2013

Ruta de senderismo: Cotero y río de La Engaña

El curso alto del río Engaña muestra una típica configuración de valle montañoso que acoge un río que baja cantarín desde la divisoria con Cantabria. A mediados del siglo pasado, este valle fue escenario de la malograda obra del túnel al que cede el nombre. Recorreremos el mismo llegando hasta su culminación, el pico Cotero o Coteru la Breña, a casi 1500 metros. Esta es la cumbre más noroccidental de la cantábrica Burgalesa.

Dificultad: Alta
Orientación (sin GPS con cartografía o track): Buena
Belleza: Alta
Tiempo y distancia: 6 horas (20 kilómetros).



















Situación

Desde Burgos tomamos la N-623 en dirección a Santander. Desde Cilleruelo de Bezana enlazamos hacia Soncillo y después hacia Pedrosa de Valdeporres. Desde este último núcleo tomamos una carretera que nace paralela a la línea de FEVE y que lleva a San Martín de Porres, Rozas y el Túnel de la Engaña. Son unos 5 km por una carreterita que se encuentra en estado bastante bueno cuando se escribieron estas líneas (octubre de 2012). Dejamos el coche en el parking que se encuentra justo antes de la boca sur del túnel de la Engaña.

Puntos de interés

Túnel de la Engaña e instalaciones relacionadas. Curso del río Engaña. Bosques Caducifolios. Paisaje de Montaña. Vistas sobre las cimas cercanas y los valles cántabros.

Descripción de la ruta

Desde el punto donde dejamos el coche observamos la cerrada boca norte del túnel de la Engaña, la reliquia más evidente del malogrado ferrocarril Santander-Mediterráneo. Justo en este punto termina el asfalto coincidiendo con un puente que supera las aguas del río Engaña.

Seguimos por el ancho camino junto al río que baja cantarín entre las piedras y la vegetación. Pronto llegamos a un área recreativa (podemos comer en este punto) junto a la que nace un camino hacia la izquierda y poco después otro hacia la derecha. Ignoramos ambos y subimos un poco alejándonos un tanto del río. Podemos empezar a apreciar este valle, en donde los bosques mixtos (el roble es la especie mayoritaria) alternan con las zonas despejadas, siendo más abundantes en el lado contrario del que estamos.

Pasado algo más de kilómetro y medio llegamos al punto divisorio del trazado. Seguiremos por el camino frontal que desciende hacia el río y volveremos, unas horas más tarde, por el que viene por nuestra derecha. Superamos el río por un ancho puente e iniciamos el necesario ascenso para solventar los 700 metros de desnivel hasta la cima del Cotero. En este primer tramo la pendiente es moderada. Avanzamos además entre sombras pasando junto a algunas cabañas. 

Tras aproximadamente un kilómetro de ascenso y sobre la cota 900 superamos el arroyo del barranco del Mazo y el entorno cambia bruscamente para pasar a ser de prados más o menos cuidados y con pequeños rodales de arbolado. Bajo nosotros vamos teniendo una perspectiva cada vez más amplia de los ondulados paisajes del valle del Engaña.

Continuamos el moderado ascenso mediante alargados zig-zags por un camino que sigue siendo ancho. Hacia la cota 1000 entramos durante un rato en el valle del barranco de Justicarrión, cerrado ya por los volúmenes del pico Cotero. Hacia el noreste ya se ven las cimas de Castro Valnera y más cerca la del del Nevero del Polluelo, que nos acompañarán el resto de la ruta. 

Tras una dura rampa salimos de este barranco para tener unas perspectivas muy bonitas de la Puerta de Dulla y el valle del Nela, que en esta mañana aparece cubierto por la niebla. Llegamos después a un rodal de abedules (son relativamente abundantes en muchos puntos del recorrido) y algunas hayas. Otra rampa más y el camino parece desaparecer junto a una plataforma de hormigón que parece cerrar un depósito de aguas. Estamos ya en la cota 1240. 

Para seguir continuamos unos metros pasada la plataforma, sin cambiar de altitud, hasta localizar unas rodadas marcadas con algunos hitos de piedra. El sendero, que apenas se distingue del herbazal cercano por tener la hierba algo más corta, va girando hacia la izquierda para enfrentar el ascenso hacia el Cotero. La pendiente ha aumentado claramente y cada vez es más fuerte. 

El ascenso se realiza primero por la parte derecha del macizo y luego se va girando a la izquierda. Hacia la cota 1400 empezamos a pisar nieve mientras observamos ya la divisoria de la cordillera cantábrica y todos los relieves del Macizo del Valnera. El sendero zigzaguea hacia esta divisoria y finalmente la alcanza a la altura de un vallado bastante estropeado. Si no nos hemos desorientado estaremos a tan sólo unos metros de la cumbre del Cotero, marcada con buzón montañero y vértice geodésico.

Desde la cima tenemos unas excelentes vistas: Al sur los quebrados paisajes del norte burgalés; por el oeste continúa el cordal hacia una cima de similar altitud y luego baja bruscamente hacia un parque eólico. A lo lejos se ven claramente las nevadas sierras del Cordel y de Peña Sagra. A nuestro pies tenemos los valles cantábricos y a lo lejos el mar, con San Pedro del Romeral bajo nosotros. Las cabañas parecen las ovejas de un desperdigado rebaño. Y hacia el este de nuevo la línea de cumbres con Castro Valnera presidiendo.

Seguimos hacia esta última dirección con el vallado como referencia, aunque a veces nos alejaremos algo del mismo. Iniciamos un brusco descenso que hay que afrontar con cuidado hasta llegar a un collado a unos 1350 metros. La siguiente referencia son unas cabañas en ruinas que se encuentran en el mismo cordal, y que desde aquí recuerdan en cierto sentido a las construcciones de Macchu Pichu. Son las cabañas de la Marruya, a 1400 metros, y son con diferencia las más altas de todo el valle del Pas. Desde las cabañas tenemos de nuevo muy buenas vistas, entre las que se incluye ya el naciente río Engaña bajo el pico Cotero que acabamos de dejar atrás.

También podemos asomarnos hacia el norte en donde ya veremos los túneles complementarios a la salida norte del túnel de la Engaña, y que recorrimos hace poco tiempo, si bien esta perspectiva volverá a verse más adelante.  

Desde las cabañas volvemos a descender, siempre con el vallado como referencia. Cada vez vemos mejor bajo nosotros el valle del Engaña. Ahora viene la decisión sobre el punto mejor desde el que empezar a descender. Mi decisión fue llegar hasta el punto más bajo del cordal, el collado de la Hormaza a 1270 metros, y desde ahí empezar el descenso no tanto hacia el río de la Engaña como hacia el Barranco del Horno, que viene desde el este. 

Con un poco de esfuerzo vamos buscando los pasos entre las zonas algo encharcadas y los arbustos, aunque en general el descenso no es excesivamente complicado. De esta manera llegamos al arroyo del barranco del Horno unos 200 metros antes de su unión con el río Engaña. Este arroyo presenta unas bellas cascaditas antes de verter sus aguas al río citado. Seguimos el arroyo hasta poder cruzarlo y descubrimos el camino que ya sigue paralelo al curso del río.
 
Desde aquí la continuación del recorrido es muy claro camino abajo. De todas maneras lo más interesante es ver al río en sus sucesivos saltos, pozas y requiebros y para ello deberíamos intentar seguir su curso río abajo. No resulta ésta tarea fácil pues la vegetación impide muchas veces encontrar la perspectiva idónea. Con frecuencia nos veremos obligados a volver a buscar el camino principal, entre otras cosas para no eternizar la ruta. Finalmente nuestro camino se incorpora a otro más ancho en una zona de vegetación más espesa (los abedules son especialmente abundantes) y no mucho después acaba enlazando con el cruce del inicio del recorrido.

Comentarios

Ruta larga y con desnivel apreciable, que casi se puede declarar de montaña. La mayor parte del trazado se realiza por camino claro pero el resto obliga a un esfuerzo. En caso de niebla o mal tiempo se complica sustancialmente. Podemos recortar el trazado, conduciendo con precaución, acercándonos hasta el área recreativa o incluso hasta el cruce principal. El tiempo final dependerá del que dediquemos a explorar el cauce del río.
Guarda este artículo como pdf e imprímelo cuando quieras

Track de la ruta (pulsa en el círculo verde para más información)



Vídeo con imágenes de la ruta (en alguna foto he puesto comentarios explicativos)


5 comentarios:

Miquel dijo...

Una pena estar tan lejos
salut

Montacedo dijo...

Hola Miquel. Me quedé sin contestar tu anterior mensaje. En efecto, en lo personal estoy un tanto acartonado y misántropo. No quiero darte la brasa de porqué esto es así; pero al menos de alguna manera este blog me sirve para compensarlo. Nos vemos.

Anónimo dijo...

Hola,

buen artículo. Llegué hasta la boca sur del túnel en 2011, y me pareció increíble la limpieza y claridad del agua en ese punto justo cuando se termina el asfalto. Me preguntaba qué había más arriba: ahora ya lo sé.

Toda esa zona (carretera desde la base del Escudo hasta el Pas, los tres puertos que salen de Espinosa, la ascensión hasta el Picón Blanco, ...) es muy bonita.

Esperamos con interés el artículo sobre el túnel.

Un saludo.

Amador dijo...

Hola Montacedo , el proyecto del teleferico ya no se va a llevar a cabo por lo que yo se . La ruta es muy bonita , me llamo la atencion los serbales que se ven durante el recorrido . Un saludo.

Montacedo dijo...

Gracias a los dos por dejar comentarios. Lo del teleférico si no estoy equivocado lo que ha pasado es que se ha desechado que vaya hasta castro Valnera. Ahora en teoría se va a hacer otro bastante más corto que sale desde la misma boca del túnel. Está en información pública en Cantabria. http://www.eldiariomontanes.es/20131014/local/cantabria-general/teleferico-cabarceno-estudio-cantabria-201310141938.html.

Efectivamente había un serbal espectacular de color (en la foto comprimida pierde bastante).

Un saludo