miércoles, 26 de junio de 2013

Ruta de senderismo: El Pico Humión

El pico Humión, con sus 1434 metros, es el monte más alto de los Montes Obarenes, y también la mayor cima en la transición entre la Ibérica y la Cantábrica. Ello le confiere una gran simbología entre los montes de Burgos, a lo que se suman unas grandes perspectivas. Aunque el ascenso más habitual y más cómodo se realiza desde la aldea de Cubilla, al sur, los montañeros prefieren la opción más estimulante del lado norte, que supone 400 metros más de desnivel.
 
Dificultad: Alta
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Fácil
Belleza: Alta
Tiempo y distancia: 4 horas (12,5 kilómetros).




Situación
 
La ruta parte del pueblo de Orbañanos. Para llegar allí desde Burgos tal vez la opción más recomendable sea tomar la N-I en dirección norte hasta Ameyugo. Allí seguimos la carretera regional que se dirige hacia Orduña. Pasado Puentelarrá y ya en tierras alavesas, tomamos la carretera que remonta el Ebro pasando por Sobrón. Tras recorrer todo el lado norte del embalse, el primer cruce a mano izquierda nos lleva muy pronto a nuestro destino tras pasar por Tobalinilla. Cruzamos todo el pueblo hasta la última casa, lugar en donde podemos dejar el coche a la sombra y junto al que se encuentra el panel explicativo de la ruta.
 
Puntos de interés
 
Ruinas de la iglesia de Orbañanos. Sendero de ascenso. Manchas de hayedo. Vistas sobre el valle de Tobalina. Vistas sobre la sierra de Oña y Montes Obarenes. Pico Humión. Pico Flor.
 
Descripción de la ruta
 
Desde el lugar indicado la calle se convierte en camino y asciende suavemente pasando junto al cementerio. Pronto llegamos a un cruce, junto a un depósito de agua, en el que seguimos recto. Tras unos minutos, justo antes de que el camino se empine considerablemente y empeore su firme, hemos de localizar la señal de comienzo de sendero que surge por el lado izquierdo.
 
Tras pasar junto a un último depósito pronto nos introducimos en la espesura, en donde la especie dominante es el boj, en esta primera zona acompañado de pinos. Al poco el sendero principal gira hacia la derecha ignorando otro que sigue más hacia el este. A partir de aquí la pendiente es considerable durante toda la ascensión, aunque no insoportable.
 
Siguiendo el único sendero posible entre la espesa vegetación pronto llegamos a un estrechamiento del terreno en donde surgen las primeras hayas. Pasada esta angostura, se alternarán los bojes y las hayas durante buena parte de la ascensión, mientras que a nuestra espalda vamos teniendo cada vez mejores perspectivas del valle de Tobalina y la Sierra de Arcena. No tardamos mucho en ver la mole oscura del Humión.
 
Concentrados en el esfuerzo y en los zig-zags del camino vamos ganando altura sin grandes novedades en el paisaje. Hacia la cota 1000 entramos en un hayedo algo más consistente, el hayedo de los Campos, pero no mucho más adelante salimos hacia la zona más abierta, no lejos ya del cordal del portillo Jarrilla. Desaparecen los arbustos y el último arbolado viene representado por unos achaparrados pinos.
 
El sendero, que transita entre enebro rastrero y gayuba, va siendo cada vez más difuso hasta acabar desapareciendo. A partir de aquí nos guiamos por la ubicación de la cumbre y por los hitos montañeros de piedras amontonadas, por una zona de pendiente suave. Los minutos van pasando mientras nos aproximamos a la cumbre. Al final acabamos llegando a la ceja rocosa que cierra el Humión por el sur y sin excesivas complicaciones acabamos llegando a la cumbre, en donde se haya una pequeña torreta culminada por una cruz.
 
Hacia el norte tenemos unas vistas muy parecidas a las que ya menos tenido durante el ascenso. Al fondo se observan algunas cumbres de la Cordillera Cantábrica y más cerca la sierra de la Tesla y la ciudad de Frías. Hacia el suroeste tenemos las llanuras castellanas y más cerca la sierra de Oña y la parte final de los Obarenes. En medio de la sierra se abre un valle con abundante vegetación, por el que transita la calzada entre Cubilla y Encio. Al fondo vemos algunas cimas de la Sierra de la Demanda, aún con nieve. Al este el paisaje aparece cerrado por el pico Flor, hacia el que nos dirigimos a continuación.
 
De vuelta en la planicie del Portillo Jarrilla podemos desandar lo andado hacia Orbañanos, pero dado que la ruta no ha sido muy larga una opción es subir al pico Flor (1340 mts), que se encuentra enfrente. Nos llevará unos quince minutos de ascenso no muy duro, buscando las mejores veredas entre la rala vegetación. Desde su vértice geodésico tenemos muy buenas vistas del Humión y del valle de Tobalina. Para continuar podemos volver de nuevo al Portillo Jarrilla, pero una opción no demasiado complicada es acortar algo más hacia la derecha buscando el punto en el que la senda principal sale del hayedo. Una vez en la misma, nos queda un entretenido y vertiginoso descenso hacia Orbañanos.
 
Comentarios
 
La ruta se corresponde fundamentalmente con el PR-BU-111, sendero incluido dentro de la red del Parque Natural de Montes Obarenes- San Zadornil, con el añadido del ascenso y descenso al Pico Flor. La señalización es muy escasa aunque en general no es necesaria. En la parte alta no existe tal señalización por respeto al entorno montañero.
 
Estamos ante una ruta relativamente dura con más de 800 metros de desnivel en unos 5 km. Para los montañeros no representará mayor problema debido a la escasa longitud y el buen estado del sendero pero los senderistas principiantes deben tenerlo en cuenta.
 
En el pueblo de Orbañanos merece la pena acercarse a las ruinas de la iglesia de San Juan, vinculada a un antiguo monasterio que se remonta al siglo IX. Este monasterio guardaba el principal paso montañero que permitía salvar los Obarenes desde Tobalina hacia la llanura de Miranda de Ebro. Más información aquí y aquí.

En las cercanías de las ruinas existe una fuente con agua fresca de la que podremos proveernos.

Descarga esta descripción en pdf.

Track de la ruta (pulsa en el círculo verde para más información)



Vídeo con imágenes de la ruta


1 comentario:

Miquel dijo...

Bien por los mapas.