jueves, 21 de febrero de 2013

Repaso anual a la despoblación

Con esto de los mapas me he retrasado unas semanas, pero no me resisto a hacer una pequeña revisión a la despoblación de los pueblos burgaleses de menor tamaño, como otros años, aprovechando la publicación en el INE de los datos del padrón actualizados a 1 de enero de 2012.

En líneas generales podemos decir que nuestros pueblos, que desde hace mucho sufren un lento pero continuo goteo de pérdida de población, parecen acusar los efectos de una crisis que aprieta también a la gente con proyectos vitales que implican vivir en un pueblo pequeño.
 
El primer dato que buscamos es el de núcleos que aparecen con cero habitantes, que tras intentar filtrar aquellos que realmente son barrios o granjas queda en 32tres más que el año pasado (ya comentamos en su momento que en realidad hay unos cuantos más que ya no aparecen siquiera en el censo). Las variaciones consisten en que Quintanilla Socigüenza, en Villarcayo; Casares, en Cuesta-Urria, y Llano de Mena han perdido el habitante que tenían empadronado.

Como en otras ocasiones, considero que tal vez sea más representativo el dato de localidades que no superan los 10 habitantes, que serían aquellos con probabilidad de no tener población "real" y en todo caso con alto riesgo de desaparecer. Siguiendo mis criterios de limpieza de aquellos que no pueden considerarse "pueblos", llegamos a la triste cifra de 276 pueblos o núcleos en esta situación. (el pasado año eran unos cuantos menos, 264).
 
En la lista de reducciones censales, podemos citar Ocilla y Ladrera (Condado de Treviño) y Arnedo (Valdebezana), que han bajado de 6 a 3 habitantes. Torrepadierne (en realidad una granja), de 7 a 3, Villaventín (Tralaloma) de 7 a 4, Arroyo de San Zadornil, de 10 a 7, San Martín del Rojo, de 12 a 6 (aunque en este caso puede tener que ver con el “asunto” Fuente Humorera), Dosante, de 12 a 8, o Villanueva de los Montes, de 15 a 8.
 
Menos ejemplos encontramos de ampliación del censo. Destacables tenemos Bezares (Valle de Valdelaguna), que ha pasado de 1 a 4, Bentretea y Mijaralengua que pasan de 5 a 7 e Imiruri (Treviño), de 9 a 13.

Y desde luego mejor no pensar en lo que nos espera para el futuro. Con una crisis que se lleva todo por delante, no están las cosas para pensar en los problemas del medio rural (tampoco se hizo nada durante las "vacas gordas").

4 comentarios:

Amador dijo...

No estoy muy al tanto de la despoblacion , pero con tu blog y los libros de Elias Rubio y que soy de un pueblo pequeño , entiendo un poco de lo que pasa con este fenomeno tan negativo y es una pena que estos pueblos tan bonitos y entrañables , se pierdan en el olvido . Pasa como con nuestro patrimonio artistico que es tan grande y en tan cantidad que solo con pensar que se puede perder , se ponen los pelos como escarpias . Un saludo .

Montacedo dijo...

Ssuscribo lo dicho.

MAC dijo...

Muchas gracias por los datos Montacedo. Siguen despoblándose muchas, pero me ha sorprendido positivamente que algunas suban. Imiruri en Treviño creo que tiene algún chalet de nueva construcción (creo recordar que pasé hace poco por Imiruri y sí que se veía gente).

Montacedo dijo...

Gracias por el dato. Treviño lo tengo pendiente totalmente. A ver si toca este año (no sea que se secesionen antes de que me tiempo).