miércoles, 30 de mayo de 2012

Árboles singulares: los sorprendentes alcornoques de Bozoo

Si hay un árbol mediterráneo, además de la encina, éste es el alcornoque (Quercus Suber). Asociado a lugares con precipitación más bien escasa y temperaturas medias elevadas, nadie esperaría encontrarlo en los montes de Bozoo, apenas a unos kilómetros de la ribera del alto Ebro y a cerca de 1000 metros de altitud.



El valor del alcornocal de Bozoo radica por tanto más en la originalidad de su ubicación que por su volumen. Está compuesto de unos 30.000 pies dispersos, la gran mayoría de pequeño porte, sobre todo bajo la sombra de pinares de repoblación.

La ausencia de otros alcornoques en las cercanías se ha venido explicando por la tradición popular relacionándolo con las bellotas de dicho árbol que habrían traído consigo pastores extremeños para hacer su propio pan. A ello contribuye el hecho de que en la toponimia local figure el pago del “corral de los extremeños”.

Sin embargo, los últimos estudios apoyan la posiblidad de que el bosque sea autóctono, habiándose configurado, como otras poblaciones relictas del norte peninsular, durante el último periodo glaciar. De hecho el nombre de Sobrón (lugar muy cercano) podría derivar del nombre latino de esta especie.

Las condiciones edáficas y climáticas son compatibles con el árbol, y las repoblaciones de pinos efectuadas durante los años 50 del pasado siglo favorecieron en primera instancia el fin del pastoreo y la desaparición del matorral como competencia. Sin embargo, hoy suponen una amenaza para esta población al reducir el aporte de irradiación solar. Se hace necesario y urgente diseñar un protocolo de actuación que haga compatible la explotación maderera con la conservación de este patrimonio natural.

En la página web de la empresa Albera Medio Ambiente tenéis dos estudios sobre esta población de alcornoques. El mapa que he puesto en esta entrada está adaptado desde uno de ellos.

En mi próxima entrada os descrubiré una ruta que además de acercarnos a este lugar, servirá para disfrutar del espectacular paraje de las Hoces de Sobrón.

lunes, 28 de mayo de 2012

Ecos poéticos de Clunia

Las evocadoras ruinas de Clunia no han pasado desapercibidas a los literatos. Bonifacio Zamora también dedica unos versos a las mismas:

Aquí fue, ya no es. La culta azada
busca el mosaico y la columna rota:
restos de antigua acrópolis, remota
ciudad bajo el escombro sepultada.

Sobre la faz de la techumbre arada,
a la lluvia y al sol la espiga brota,
mientras el viento, que la cumbre azota,
vuela en ficción de verde marejada.

Romano torso al descubierto yace.
Y mojón de polígono o parcela,
Truncado pedestal de estatua asoma.

Para enseñar que Dios hace y deshace
los imperios, al circo pide escuela
Clunia, que sabe la lección de Roma.

Pero también encontramos una referencia a Clunia en el libro "La Amante", escrito por Rafael Alberti.
 
Siéntate en las graderías,
y mira la mar –el campo
de Castilla.

Aquí canta la culebra,
le escupe verde el lagarto,
y el viento parte las piedras,
moviendo, hundido, los cardos.

viernes, 25 de mayo de 2012

Clunia

Sin lugar a dudas Clunia es uno de nuestros mayores tesoros patrimoniales, pero como ocurre con casi todos los lugares arqueológicos es muy difícil de vender. Tanto más cuando el yacimiento ha sido expoliado durante siglos y siglos. Así que, pese al empeño de la Diputación de Burgos, no acaba de arrancar.

Las ruinas de Clunia se localizan sobre la extensa planicie que culmina el alto de Castro, un cerro de 1023 metros de altitud que se alza sobre el valle del río Arandilla. Antes de la llegada de los romanos el lugar estuvo ocupado por un estratégico asentamiento del pueblo celtibérico de los arévacos. Durante las guerras sertorianas Pompeyo asedia Clunia donde resiste Sertorio. A la muerte de este (75 a.c) Pompeyo acaba con sus partidarios ocupando Clunia. Veinte años más tarde se desarrolla aquí el último episodio de las guerras numantinas.

Bajo Tiberio (14-37 d.C) Clunia cuenta con el estatuto de municipio romano pues acuña monedas con la efigie de este emperador y los nombres de los magistrados de la ciudad. Sabemos que es capital de convento jurídico a mediados del siglo I d.C. Su amplia Jurisdicción, que abarcaba la totalidad de la antigua celtiberia, se extendía desde la costa cantábrica hasta el sistema Central y desde Asturias hasta Navarra y La Rioja.

En la sublevación de Galba contra Nerón, En el año 68 d.c, este se refugia en Clunia, levantando la Legión VII Gemina y esperando hasta ser proclamado emperador por el Senado. En agradecimiento a la ciudad que le alberga le concedió el importante título de colonia y le dio su nombre. La colonia de Clunia Sulpicia fue consolidándose como un gran centro judicial, administrativo y religioso por el que pasaban muchas de las vías de comunicación de la región. La más importante era la de Ab Asturica per Cantabriam Caesaraugustam, que comunicaba las actuales ciudades de Zaragoza y Astorga. También fue muy notable su desarrollo económico como centro de un enorme territorio cerealista.

Todo esto hizo de Clunia una poblada urbe cuajada de grandes y numerosos edificios públicos. Sus cerca de 30.000 habitantes pudieron disfrutar de un monumental foro, con forma de gran plaza rectangular porticada y situada en la intersección del cardo máximo y el decumanus. Estaba diseñada no sólo para el municipio, sino para reunir en momentos señalados a ciudadanos de todo el convento jurídico. La función rellgiosa se situa en la cabecera del foro, presidida por el templo de Júpiter. La función comercial se desarrolla en el espacio central, una plaza porticada, donde hay pequeños locales denominados tabernas y espacio bajo el pórtico para venta ambulante. La función jurídica de desarrolla en los pies del foro en un edificio llamado Basílica, gran espacio cubierto donde se resuelven los pleitos y sancionan contratos. También sirve para guardar las leyes y de registro. En su condición de Convento Jurídico, la basílica servía, una vez al año, para recibir al Gobernador de la Provincia Hispania Citerior y celebrar juicios relativos al territorio de todo el convento.

La adaptación de un entramado de galerías naturales subterráneas servía para suministrar agua, a través de pozos, a la abundante población. Como cualquier ciudad de su categoría contaba también con sus correspondientes baños públicos. Las termas descubiertas en Clunia, al igual que el foro y el teatro, están entre las más grandes y lujosas de las construidas por los romanos en toda la península Ibérica. La zona de termas conocida como “Los Arcos”, muestra una planta simétrica y no ha sido excavada en su totalidad.

Clunia pervive hasta finales del siglo VII pero su importancia en época visigoda decae, como parece demostrar su desaparición de las fuentes literarias, la carencia de ceca y la instauración de una sede episcopal en Osma.

A pesar de su secular expolio, Clunia ha constituido un inagotable filón para los investigadores. Entre los hallazgos con resonancia artística destacan las esculturas ornamentales, los mosaicos, el conjunto epigráfico y una valiosa colección numismática. Buena parte de lo mismo lo podemos ver en el Museo de Burgos.

En todo caso, el elemento más característico para el que hoy se acerca a Clunia es su teatro. El teatro de Clunia se construyó en las afueras de la ciudad, en el exterior de las murallas y aprovechando un afloramiento rocoso situado en la ladera nororiental del alto del Castro. Gran parte de la cavea o del graderío está tallado en la roca viva a la manera de los teatros griegos. Los espectadores del teatro de Clunia no solo disfrutaban de las distintas representaciones teatrales, sino que también podían contemplar desde sus localidades el impresionante panorama natural abierto debajo de la planicie en la que se alzaba la ciudad: una extensa llanura enmarcada entre montañas y cubierta por frondosos bosques de encina, quejigo y sabina albar.

Debido al secular expolio de sus materiales pétreos para la construcción de muchas de las iglesias, castillos y casas de los pueblos del entorno, el teatro de Clunia ha quedado reducido a su mero esqueleto. Además del graderío, que al estar tallado no puede robarse, quedan los restos del escenario y de los desnudados muros del frente de escena levantados en hormigón y con sus habituales tres grandes puertas. En origen, la fachada escénica estaba compuesta de dos pisos de columnas corintias, entre las que se situaban esculturas.

Por su arcaica tipología, muy cercana a la de los teatros del norte de África, se ha datado su construcción a principios del siglo I d.C, durante el gobierno del emperador Tiberio. Por sus dimensiones, el aforo total era cercano a los 10.000 espectadores, lo que hace de este teatro el de mayor capacidad de la Hispania Romana. Así mismo, las últimas excavaciones arqueológicas han demostrado que el teatro fue utilizado incluso para luchas de gladiadores, combates entre fieras y representaciones de cacerías.

Para más información os remito a la página http://www.cluniasulpicia.org/, en donde además de fotografías antiguas aparecen representaciones virtuales de como era la ciudad. Os recomiendo visitar el yacimiento en época no lluviosa, para poder ver los mosaicos (no como me pasó a mí).


Antiguos olmos y ermita cristiana. Aquí tiene lugar el tercer fin de semana de abril una ancestral romería partiendo del pueblo de Caleruega, y que está relacionada con la creencia de que el más ilustre hijo de la localidad, Santo Domingo de Guzmán, acudía con frecuencia a este lugar.
 

 Una de las casas más importantes de Clunia

 Restos de la Basílica

Lugar que ocupó el Foro.


 Termas del Foro

 Termas "Los Arcos"

Teatro.


 
Enlace a un pequeño vídeo sobre el yacimiento.


jueves, 24 de mayo de 2012

Árboles singulares: el Sauce del Pilón

Peñalba de Castro es conocido básicamente por encontrarse prácticamente anexo al yacimiento de la ciudad romana de Clunia. De hecho es fácil ver restos del sitio arqueológico dispersos por el pueblo, fruto del expolio secular.

Pero hoy nos detenemos en este lugar para descubrir, en la parte baja del pueblo, un grueso aunque debilitado ejemplar de sauce, que por razones obvias recibe el nombre de Sauce del Pilón.


El ejemplar se encuentra dentro del catálogo de especímenes singulares de Castilla y León, en donde se le señala un perímetro nominal superior a los cinco metros.

lunes, 21 de mayo de 2012

Pinarejos

A varios kilómetros de los pueblos de Arauzo de Miel, Doña Santos y Huerta del Rey; siguiendo una bella carreterita, llegamos al antiguo lugar de Pumarejos o Pinarejos, que hoy puede considerarse como un área recreativa junto a la ermita que da nombre al topónimo. 

 
Estamos en el área de transición entre sabinares y pinares. En todo caso el bosque lo domina todo. Según parece este depósito sirvió para alimentar un pequeño motor hidroeléctrico, y el emplazamiento fue de los primeros de la zona en tener luz eléctrica.
 
 


En Pinarejos tiene lugar la romería más tradicional de Arauzo de Miel, a mediados de agosto. La ermita es del siglo XVIII.  También es afamada la fuente que mana en el lugar.
 

 
En los mapas el lugar también figura como "centro forestal Pinarejos". Este fue el edificio de la Casa del Guarda. En su entrada hay dos pequeños tejos. Según parece el Ayuntamiento de Arauzo la ha rehabilitado parcialmente y quiere darle algún uso.


El sitio forma parte del "Camino del Destierro" del Cid, pues es identificado como uno de los lugares de paso mencionados en el Cantar del Mío Cid, con el nombre de Spinaz de Can. Can (caño) haría referencia a la fuente citada. También se menciona el lugar como escenario de uno de los encuentros del Cura Merino durante las guerras carlistas.

 

viernes, 18 de mayo de 2012

Ermitas de Tobera

Como ya decíamos hace unos días, las ermitas de Tobera, con su puente medieval anejo, constituyen una de las estampas más típicas de la provincia.


Ambas son originarias del siglo XIII, aunque proceden probablemente de edificios más antiguos. La superior es la de Santa María de la Hoz y la Inferior la del Cristo de los Remedios. Esta última fue levantada según la tradición  por un correo de la reina en agradecimiento a este Cristo, al que se invocó para evitar el peligro de una gran serpiente que se puso en su camino. Dentro de la ermita se conserva a los pies del cristo una muda de una serpiente en recuerdo de este hecho.

miércoles, 16 de mayo de 2012

Ruta de senderismo: Desfiladero del Río Molinar

No tenía muy claro como denominar a esta ruta. Se trata de un recorrido más o menos sencillo que tiene como punto clave el relativamente conocido entorno del pueblo de Tobera.
 
Dificultad: Media
Orientación (sin GPS con cartografía o track): fácil
Belleza: Normal
Distancia y tiempo: 13 kilómetros y 3 horas y cuarto



lunes, 14 de mayo de 2012

Escultura del agua: Cascadas de Tobera

En el pueblo de Tobera, barrio de Frías, el río Molinar ha creado una serie de saltos de agua que tradicionalmente han sido aprovechados para diversos usos (de ahí el nombre del río) que se remontan al menos al siglo XIII (fabricación de lanas y linos). De hecho aguas arriba aún sigue existiendo y funcionando una pequeña central hidroeléctrica.

Hoy son motivo de visita turística para contemplar las bellas estampas que forma el río junto al caserío. Un pequeño paseo, con varios miradores, nos sirve para admirarlas cómodamente.








Aguas arriba de las ermitas existe una caída de agua a mayor altura, pero sólo está activa en épocas especialmente lluviosas (normalmente todo su agua es recogido por la central indicada). Con la excusa de visitar las cascadas se puede realizar esta ruta de senderismo por el entorno.
 
Termino este artículo con un pequeño vídeo de las cascadas realizado en un momento en el que las mismas llevaban mayor cantidad de agua.


viernes, 11 de mayo de 2012

Arauzo de Miel

Arauzo de Miel, el mayor de "los Arauzos", se encuentra en la zona donde confluyen La Ribera, los Sabinares del Arlanza y la comarca de Pinares.
 
Durante los siglos XVI al XVIII Arauzo de Miel alcanzo un alto grado de prosperidad económica, basada en su riqueza forestal y en la dedicación de sus habitantes a la carretería. Ese esplendor aún se ve reflejado en un amplio y bien trazado caserío en el que se alzan muchas construcciones señoriales.






Tambien resalta por su valor artístico la iglesia parroquial de Santa Eulalia de Mérida, que desde lo alto de un cerro vigila la población y buena parte de sus alrededores. El elemento más destacado es la portada, enmarcada por un gran arco triunfal de medio punto. Su cuidada decoración es la típica del arte renacentista burgalés de la primera mitad del siglo XVI.




miércoles, 9 de mayo de 2012

El punto más septentrional de la provincia de Burgos

Hace aproximadamente un año hablábamos sobre las peculiares características del punto más sureño de nuestra provincia. Hoy dedicamos esta entrada al punto situado más al norte, que tiene si cabe aún más elementos de interés, ademas de mostrarnos una vez más la gran diversidad de nuestra provincia.

El punto más al norte de la provincia de Burgos se sitúa a 820 m de altitud, en el collado de la Nevera, casi en el límite este de los montes de Ordunte.


Hasta aquí llega una pista que da servicio a la peculiar ermita de San Sebastián de Kolitza, ya en el País Vasco. en dicho lado hay tambien un refugio y una pequeña área recreativa.


El collado visto desde la ermita. Hacia el lado derecho aparece en Monte Burgueño, con poco más de 1000 metros de altitud. Por detrás se intuye el valle de Mena y Los Montes de la Peña.


Si exceptuamos la zona del alto Cares en León, estamos en el área más al norte de Castilla y León. De lo que si se puede presumir es de ser el punto de Castilla y León más cercano al mar, que se sitúa a 18 kilómetros en línea recta.


De hecho si ganamos un poco de altura se ve el mar, si bien en esta foto no se aprecia demasiado bien (os tendréis que fiar de mí).


Las imágenes las tomé en preciosa caminata que hice hace unos días partiendo desde el Valle de Villaverde, enclave cántabro en País Vasco. Podéis leer la crónica en este artículo, que supone la apertura de una nueva campaña de entradas en mi otro blog "exilio en Cantabria".


viernes, 4 de mayo de 2012

Arauzo de Torre

En Arauzo de Torre nos vamos a fijar en dos interesantísimos elementos patrimoniales. El primero es el enorme cadáver de la olma de la ermita de la Virgen de los Remedios, con unos siete metros de perímetro. Lleva así al menos una década. Más pronto que tarde se vendrá abajo. ¡Que triste es la desaparición de nuestros viejos olmos!


El segundo es la fuente romana, que probablemente es la que mejor ha conservado su estructura original de toda la provincia, aunque está necesitando algún tipo de intervención que consolide su estructura.



De hecho me he quedado con la impresión que estos pueblos del noreste ribereño tienen, en muchos casos, menos empuje que los situados más al sur.