miércoles, 24 de junio de 2015

Caleruega

Hoy dedicamos la entrada a Caleruega, seguro que nos dejamos alguna cosa en el tintero. En esta panorámica observamos algunos de los elementos que configuran su identidad: La iglesia y el conjunto monasterial.


La iglesia parroquial posee elementos románicos en portada, torre y canecillos. También era románica la pila bautismal en donde según la tradición fué bautizado Santo Domingo de Guzmán. Hoy se encuentra en Madrid para que los Borbones puedan bautizar a sus retoños.


El monasterio de las dominicas es el más interesante desde el punto de vista artístico. Fue fundado bajo patrocinio de Alfonso X el Sabio a finales del siglo XIII. El conjunto que hoy contemplamos procede de una reedificación completa practicada en el siglo XVI.


Podemos visitar varias dependencias previa consulta a las monjas, que además nos podrán suministrar sus afamadas pastas. Lo primero que vemos es un sencillo claustro románico tardío. El piso superior ya es del XVIII.




En las dependencias anexas se encuentra el museo, sobre todo en esta gran sala de origen gótico. Además de las diversas piezas artísticas llama la atención diversa documentación medieval.


El recorrido se completa con una visita a la iglesia, que responde al periodo barroco.


Tal vez lo más llamativo sea la cripta, ubicada justo bajo el altar. Es una obra de mediados del siglo XX y en su centro se encuentra el pocito, que es un pozo que coincide con el punto donde según la creencia nació el santo.


El convento de los padres dominicos, anexo al anterior, está edificado ya en el siglo XX.


El edificio fué ejecutado de modo que el Torreón de los Guzmán quedase en el patio interior.
 
 
Es una torre rectangular de cuatro plantas, con 17 metros de altura e implacable aspecto reforzado con muros de dos metros de grosor, aunque antes de la reforma de los años 50 del pasado siglo tenía una altura algo inferior.
 
 
Data originalmente del siglo X. Las dos primeras plantas son de estilo prerrománico, con un ventanal de doble arco mozárabe en la segunda. La tercera planta tiene ventanales más modernos con arcos de medio punto, de estilo más puramente románico. Entre ésta y la siguiente existen unos canecillos o salientes de piedra.
 
 
 
La última planta, añadida en la reforma, es un patio almenado desde donde se disfruta de grandes vistas de las Peñas de Cervera y gran parte de la Ribera del Duero. En el interior se encuentra una sencilla exposición relacionada con la orden de los Dominicos. La torre fue abierta a las visitas en el año 2013.
 




 



3 comentarios:

luchadora dijo...

Me encanta tu blog y me encanta estos viajes que haces a los pueblos de la zona sur de Burgos!!

Abilio dijo...

Hola Montacedo, bueno los cursos van bien, esta semana vamos a Población de Campos (Palencia) a por la segunda semana del curso y allí veremos otro tipo de aves.
Como te decía en la anterior entrada, el lunes estuvimos en Caleruega y estuvimos viendo los dos conventos y bebiendo agua del pozo.
Nos lo estuvo enseñando el alcalde ya que nos incorporamos a un grupo que lo tenia concertado y nos dejaron entrar con ellos.

Un abrazo

Montacedo dijo...

Gracias por vuestros mensajes. Luchadora, todavía tengo contenidos para unas cuantas entradas más sobre la zona, que iré alternando con otras.
Abi. Espero que te sea de utilidad. Yo cuando estuve en Caleruega no había grupo y me dieron la llave las monjas para visitarlo por mi cuenta. Creo que te miran y según la impresión que les des te dan la llave o no.