viernes, 30 de septiembre de 2011

Ruta de senderismo: Los Tejos de Panizares y Los Tartalés

Importante: dada la sensibilidad del enclave de los Tejos de Panizares recomiendo: 
- Ir en pequeños grupos.
- Intentar pisar lo menos posible las raíces y la tierra más próxima a los tejos.
- Nunca subirse a los árboles.

Completa ruta que además de permitirnos acceder al singular enclave de los centenarios Tejos de Panizares, se completa con la contemplación del desfiladero de la Horadada y el paso por dos interesantes pueblos de nombre fraternal, Tartalés de Cilla y Tartalés de los Montes, a través de un paisaje muy variado en cuanto a la geografía y el sustrato arbóreo.

Situación.

Para llegar a Panizares, punto de comienzo de esta ruta, hemos de llegar a Oña por la N-I hasta Briviesca y luego por la carretera comarcal que llega a la villa condal. Desde Oña continuamos por la carretera Nacional 232 hasta Cereceda. Aquí tomamos un carreteril a la derecha que pasa por el bello paraje del pequeño embalse. Una ver cruzado el Ebro se asciende por la empinada ladera y alcanzamos el cruce a Panizares. Enfrente de la iglesia hay una plazoleta con espacio para bastantes vehículos.

Puntos de Interés

“cuchillos” de Panizares. Iglesia de Panizares. Vistas sobre el valle de Valdivielso. Tejeda de Panizares. Desfiladero de la Horadada. Cuevas de los Portugueses y de San Pedro. Pueblos de Tartalés de Cilla y de Los Montes. Cascada y túnel de acceso a Tartalés.

Descripción de la Ruta

La iglesia de Panizares conserva un interesante ábside románico y una portada cegada de la misma época. Resulta interesante la vista de la iglesia justo bajo unas agudas formaciones calizas conocidas como los cuchillos de Panizares. Tomamos el camino que nace junto al ábside y que comienza a ascender hacia la montaña. Al poco ignoramos las señas de sendero y seguimos de frente.




Llegamos al pinar que cubre amplias zonas de todo esta área del entorno del desfiladero de la Horadada y que en contra de lo que pudiera pensarse no es de repoblación. Fue usado especialmente en la primera mitad del siglo XX para la producción de resina. Comienza un ascenso marcado y largo pero que con ritmo controlado se hace llevadero. Las sucesivas revueltas nos hacen ganar altura y disfrutar de vistas de la parte oriental del Valle de Valdivielso.
Así trascurren más de dos kilómetros y medio de ruta hasta alcanzar un pilón con el símbolo de la guardia forestal. Unos metros después llegamos a una bifurcación en donde seguiremos por el camino de la izquierda. En este punto la pendiente se suaviza hasta casi desaparecer.





No mucho después iniciamos el descenso hacia el borde del Ebro por un camino convertido en sendero. Por ahí seguimos descendiendo prolongada y vertiginosamente por un entretenido descenso. Sin mayores novedades llegamos a una zona más abierta y ya a escasos metros del cauce del Ebro y la nacional N-629. Los conocedores de la zona podrán visitar la cercana Tejeda de Panizares. 





Avanzamos con precaución por la carretera hacia la izquierda durante un tramo de unos 600 metros que nos sirven para recuperar un poco el ritmo tras el descenso. En este punto alcanzamos el carreteril de acceso a Tartalés de Cilla. En todo caso merece la pena acercarse a las llamadas Cuevas de los Portugueses, unos eremitorios altomedievales (para saber más sobre este interesante lugar y la cercana cueva de San Pedro, que también podemos visitar, os recomiendo leer esta otra entrada).



Ascendemos por esta pista junto al arroyo de Las Torcas. En poco más de un kilómetro alcanzamos el pintoresco lugar de Tartalés de Cilla, asociado a su atractiva ubicación y a los restos de arquitectura popular. Destacan los restos románicos de su iglesia y un lavadero con fuente recién restaurado.

 

Abandonamos Tartalés por la ancha pista que conduce hacia el otro Tartalés, y que discurre por una brecha que divide en dos la sierra de la Tesla. Esta pista ha representado el acceso alternativo a Tartalés de los Montes cuando el precario acceso a este último pueblo quedaba inservible, cosa que ha ocurrido con cierta frecuencia. Actualmente forma parte del trazado de Gran recorrido GR-99, sendero del Ebro.


Pero antes de afrontar el camino, metros después de dejar atrás la última casa, tenemos el sendero que asciende hacia la derecha (son tan solo unos minutos) hasta el eremitorio de San Pedro, lugar de visita más que recomendable. Volvemos al camino y empezamos el largo ascenso que hay que tomarse con tranquilidad (son unos cuatro kilómetros desde la carretera nacional y casi 400 de desnivel).

Mientras que la solana, a la derecha, sigue ocupada por pinos, a nuestra izquierda los hayedos se hacen protagonistas, lamiendo los picachos en los que culmina la sierra. En el último tramo el recorrido es algo más sombreado pero no deja de hacerse largo y por ello duro.
 

Una pequeña caseta nos señala que estamos llegando al collado, lo que efectivamente hacemos poco después. Está ocupado por una amplia pradera que nos permite contemplar el valle situado al otro lado. Ignoramos el camino que se abre a la derecha y seguimos por el de la izquierda con la tranquilidad de haber superado la parte más dura del recorrido.

El descenso se hace relajado, siempre por un pinar no muy cerrado. Son más de cuatro kilómetros al final de los cuales observamos la estrechísima garganta que da paso al arroyo de Tartalés y al túnel de conexión con el resto del valle de Valdivielso.


Llegamos a Tartalés, que tiene un entorno y una arquitectura rural más interesante que la de su homónimo. Merece la pena ascender hasta la iglesia para contemplar una interesante ventana románica y dar un pequeño paseo por sus escasas calles. También encontramos una fuente donde saciar nuestra sed.


Apenas unas decenas de metros separan el pueblo del rústico túnel que le permite superar la garganta que le separa del resto del mundo. Antes de cruzarlo merece la pena ascender por su parte derecha y asomarse con cuidado a la caída de la cascada del arroyo de Tartalés. En realidad estamos sobre los restos del inverosímil camino que utilizaban los vecinos antes de horadarse el túnel.



Al otro lado podemos contemplar desde una perspectiva más amplia la cascada y el túnel, aprovechando un mirador habilitado a tal efecto. Descendemos por la inestable carretera (los hundimientos y reparaciones son relativamente frecuentes) y llegamos en poco tiempo a Hoz de Valdivielso.


A la entrada tenemos un lavadero con otra fresca fuente. El edificio más destacado es un inconfundible palacio de grandes dimensiones utilizado en la actualidad para su uso como dos viviendas.


Nos incorporamos a una carretera más ancha y cruzamos el arroyo en dirección al palacio. Pasamos junto al mismo y seguimos unos metros más por la carretera hasta llegar a la última casa a la izquierda. Junto a la misma nace el camino, bien señalizado, que nos llevará hasta Panizares. El problema es que nos espera un último ascenso, de unos cien metros de desnivel, que a estas alturas se nos hará especialmente duro. En todo caso el camino discurre por un bosque de esbeltos quejigos, junto a una valla.


Al cabo de un kilómetro llegamos a un camino más marcado que cruza transversalmente, pero nosotros seguimos de frente por el sendero que continúa en la misma dirección. No mucho después el sendero desemboca en un camino de tierra desde el que ya se ve Panizares. Como último dato a tener en cuenta deberemos bajar a un camino situado algo más abajo, justo cuando llegamos a un depósito. El nuevo camino nos deja a tan sólo unos metros de la iglesia y del fin del recorrido.



Comentarios

Ruta larga (más de veinte kilómetros) que se hace bastante dura (casi 1000 metros de desnivel acumulado) con lo que hay que saber a que atenerse. En todo caso la concentración de los lugares de interés la hace altamente recomendable. Es una variante de la Ruta de los Tartalés publicado en el segundo tomo de rutas de senderismo de Enrique del Rivero. Como vemos hay fuentes en todos los pueblos pero deberá evitarse el periodo plenamente veraniego.

Tras los comentarios recibidos y tras meditarlo mucho he decidido quitar el track de la ruta y las referencias a la ubicación exacta de los tejos. Si hay alguien muy interesado puede escribirme y eventualmente le daría los datos.

18 comentarios:

Japy dijo...

Interesantisima ruta. A ver si algún día puedo hacerla. Gracias por publicarla y saludos.

Anónimo dijo...

Dices que ir en grupos pequeños y respetar la naturaleza . Si no publicaras cosas como esta cuanto mejor . Esa es la mejor forma de defender la naturaleza , no piando tanto.

Montacedo dijo...

Gracias por el comentario Japy.

Anónimo. Si has buscado algo sobre el lugar verás que la gente que realmente quiere ir ya sabe cómo se va aunque yo no hubiese publicado nada y el que vaya con mala intención ya sabría encontrarlo. Prefiero que si lo va a hacer por lo menos sea un poco informado.

Creo en la buena fé de la gente y no creo en un lugar elitista al que sólo van los profesionales. ¿donde ponemos el límite de quien tiene derecho a ir y quién no? ¿Los vecinos de la zona no tienen derecho a ir?

ZáLeZ dijo...

Hola Montacedo:
Una ruta muy completa, pero demasiado larga para mí, y con un montón de lugares interesantes. Me conformo con llegar a los Tejos desde Panizares.
Lo de los Tejos no son secreto de sumario y llevan mil años allí, todo es cuestión de educación y respeto con la naturaleza y los que amamos la naturaleza y nos molestamos en darnos grandes palizas tan solo por verlos, sabemos respetar.
Saludos y sigue enseñándonos tantos lugares interesantes para que los conozcamos todo el mundo.
Saludos,

Abilio dijo...

Hola Montacedo, se me había escapado esta ruta, me había despistado con lo de los tejos que habías puesto en la anterior entrada.
desde luego la ruta que muestras es un poco larga, pero no por eso deja de ser interesante, muy interesante diría yo.
En cuanto al anónimo, que quieres que te diga, al menos podría firmar con su nombre aunque fuera de pila.

Un abrazo

Anónimo dijo...

Gracias por el comentario.

montacedo

DIXIE dijo...

Esta ruta la he hecho el domingo 19 del 2011, es preciosa pero nos equivocamos y no conseguimos llegar a los tejos. Y al anónimo le digo que todo el mundo tiene derecho a la información, el que la utilize mal es por que es mala gente, en todos los sitios y situaciones.

Anónimo dijo...

los bosques de los tejos no es una cosa para que lo visite y lo conozca todo el mundo y se anuncie en internet ya que como todos sabemos mucha gente destroza los lugares por donde va asique este tipo de cosas tan preociosas no es para crear una ruta en internet.

{si los tejos estan asi de conservados es porque mucha gente no sabe ir sino estarian mucho peor} a los que los visiten ruego respeto,mucho respeto.

Anónimo dijo...

yo pienso lo mismo ese lugar no puede ser visitado como si seria un museo.


te pongo esto para que veais lo que pasa{caso real}

El árbol más viejo del mundo
Matusalén supera en más de mil años a cualquier otro árbol conocido, con una excepción. Cuando se descubrió este tipo de árboles se creó una organización dedicada a su estudio, y antes de disolverse por falta de fondos había dado nombres como Buda, Sócrates, Diógenes y otros semejantes a árboles antiquísimos.
En 1964 un estudiante llamado Donalr Currey se interesó por éstos árboles, y puso su atención en uno que había sido bautizado como Prometeo. Quería averiguar su edad, y no se le ocurrió una mejor manera de lograrlo que talarlo. Descubrió que el árbol tenía 4.950 años de edad.

Prometeo había soportado las inclemencias del tiempo desde mucho antes de que se construyeran las grandes pirámides de Egipto, antes de morir por el hacha de un estudiante

ALFREDO dijo...

Y esa historía que cuentas crees que sirve para proteger algo? siempre ha habido gente sin cabeza y no por eso el mundo se ha terminado y desde luego, si se esconden las cosas es como si no existieran. los tejos desaparecran algún día, pero hasta entoncestodos podemos disfrutar de ellos. He estado varias veces, es un lugar mágico, con niebla es fabuloso, todo el espiritu celta se puede sentir allí, es bueno que la gente conozca el patrimonio natural y que lo disfrute, cada vez que fui me senti mejor y estoy seguro que me ayudo a estar mejor con todo lo que me rodea.
un abrazo.

Anónimo dijo...

Sólo peso 72 kilos, y pienso ir solo.
Por favor, ¿alguien podría darme indicaciones más precisas para llegar a los tejos?

Montacedo dijo...

Hola. Escríbeme a montacedo@gmail.com dándome algún dato más de como eres (como persona, no físicamente, jeje) y te cuento. Un saludo

................ dijo...

Una vez más, mañana volvere a visitar esta preciosa tejeda. La polemica acerca de si poner o no el track para respetar ese bosque, es AHORA en 2014 una cosa ESTERIL, porque es una ruta que aparece descrita en CIENTOS, literalmente cientos de libros, revistas, sitios web........por no hablar de wikiloc....este es mi track del año pasado http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=4629471

Anónimo dijo...

Hola,
Lo primero de todo me gustaría decirte que el blog es genial, me ha encantado. Para mi sería un auténtico privilegio poder pasear entre los tejos. Intenté llegar, pero no lo encontré. Por eso, te escribo. Entiendo perfectamente lo que haces para proteger ese entorno, y te lo agradezco. En caso de que me des las indicaciones para llegar a este lugar, te adelanto que iría solo y que no haría ningún tipo de propaganda, tengo el mismo interés que tú en proteger ese lugar.
Te doy las gracias de ante mano y te dejo mi email en caso de que quieras ponerte en contacto, joxelopez@hotmail.com
Muchas gracias por todo.

Anónimo dijo...

Hola anonimo soy Javier Tudanca como ves no me escondo detras de una cortina de humo eres un exagerado de la ostia! por lo que dices o eres de la zona o te crees guarda bosques jejejeje que el bosque es de todos y todo el mundo tiene derecho a saver de esta y de todas las rutas

El otro dia fui a ver los tejos y es un lugar maravilloso digno de visitar por lo que recomiendo que todo el mundo que vaya es muy interesante y gracias a las buenas herramientas como Internet. Lo podeis ver la ruta empieza. En Panizares en la iglesia. saludos a todos

Pedro Antonaya Matienzo dijo...

Hola buenas. Soy Pedro Antonaya. Un amante del campo y de los paseos o carreras por zonas tan bonitas como esta. Quiero ir a hacer una ruta corta con una amiga. No podemos permitirnos una ruta muy larga dado que yo me incorporo al trabajo a media tarde. Por eso había pensado visitar la tejada. Me han comentado que los tejos están justo después de la fuente siguiendo un bosque de pinos hacia la izquierda. A no mas de dos km. ¿ Es cierta esa información?.
De antemano agradezco todas las respuestas.
La idea es ir hasta los tejos y regresar por el mismo camino desde la iglesia de Panizares. También me han comentado que la ruta está marcada en azul. Pero no se cuál de todas. Aunque veo difícil perderse.
Alguien sabe cuantos km salen en el trak que pretendo hacer?
Mas que nada por controlar la luz.
Gracias a todos.

goigain mendi taldea dijo...

Hola: somos un grupo de montaña de Bilbao y dentro de nuestro calendario de actividades para este año 2017 tenemos prevista la subida al alto de la Coronilla (ya estuvimos el día 24.4.2005). Dentro de las distintas alternativas y dado que nuestro desplazamiento es en autobús estamos viendo la posibilidad de realizar un recorrido semi-circular tomando como punto de partida el pueblo de Tartales de Cilla para finalizar en la carretera N-629 (Desfiladero dela Horadada). En este sentido nos gustaría saber las dificultades que puede presentar la bajada por la senda que arranca desde el entorno de Los Tejos Milenarios que describes en el blog. Agradeciendo tu colaboración, recibe un cordial saludo.

Montacedo dijo...

A ver. Esta ruta es un poco peculiar respecto a otras que he subido al blog. Hay una parte del track que no se corresponde con el real. Yo hice el paso por los tejos, pero en lugar de eso he puesto un track con una parte editada a mano, sobre la base de mis recuerdos de hace bastantes años del recorrido alternativo al de los tejos. Con esto quiero decir que no puedo asegurar 100% que no tengáis problemas en ese tramo siguiendo el track en ese tramo. De todas maneras mis recuerdos y mi intuición es que este sendero estará más claro y con menos pendiente que la bajada desde los tejos, siguiendo una vaguada.

Si lo que vais a hacer es pasar por los tejos, hay alguna zona en ladera en la que es posible resbalar antes de llegar a los tejos. Y a partir de ahí el sendero tiene bastante pendiente y está acompañado de bastante vegetación pero sin llegar a cerrarse. Pero vamos, ni una parte ni la otra tiene mayor complicación para la gente habituada al monte, y de hecho en realidad le da mas atractivo a la ruta.

Este sendero cerrado acaba confluyendo con el de la vaguada que te comentaba antes, poco antes de llegar a la carretera. AL llegar a la misma hay que bajar por una escollera de grandes bloques de piedra, que tendrá unos 4 metros de alto.

Un saludo.