jueves, 14 de julio de 2011

Valmala

Valmala, dentro de la humildad de la mayoría de las localidades burgalesas, puede presumir de varias cosas. La primera un entorno natural a la sombra del Trigaza, en el que perduran valiosos hayedos.
 

Una iglesia que conserva un interesante ábside del periodo románico.







Y una arquitectura popular medianamente conservada.


4 comentarios:

Anónimo dijo...

Un pueblo maravilloso

Anónimo dijo...

Un lugar perfecto para respirar aire puro y desconectar.

Anónimo dijo...

Un lugar perfecto para respirar aire puro y desconectar.

Anónimo dijo...

Un lugar perfecto para respirar aire puro y desconectar.