viernes, 29 de noviembre de 2013

Ruta de senderismo: El paso de los Tornos

La llegada del invierno hace más recomendable replegarse hacia rutas menos expuestas y, a ser posible, que mantengan su interés independientemente de la época del año. Un buen ejemplo es esta que traemos hoy al blog, y que vuelvo a publicar con contenidos más detallados y actualizados.

En esta ruta superaremos el corto pero espectacular y angosto desfiladero que el río Ebro se ha visto obligado a abrir para seguir su camino entre los valles de Zamanzas y Manzanedo. Unos seculares caminos tallados por momentos en roca viva le dan un toque de gran interés al trayecto.

Dificultad: Media
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Fácil
Belleza: Alta
Tiempo y distancia: 3 horas y 11 kilómetros.





Situación

Para llegar a Tudanca, punto de partida de la ruta, hay que salir de Burgos en dirección norte por la carretera N-623. Tras pasar el páramo de Masa y el cañón del Ebro se sube al páramo de Bricia. Nada más ascender hay que tomar un cruce a la derecha que por Gallejones nos lleva hasta Villanueva Rampalay. Tras atravesar el río junto al precioso puente medieval hay que desviarse hacia la izquierda por una carretera que tras pasar por Tubilleja nos conduce a Tudanca.

Puntos de Interés

Pueblos y entorno de Tudanca, Cidad y Vallejo. Diferentes panorámicas del Paso de los Tornos y el Valle de Manzanedo.

Descripción de la Ruta

Prácticamente incomunicado con el resto del mundo durante muchos años, el pueblo de Tudanca conserva parte del sabor rústico que se denota en sus casas y calles. Aunque esta esencia se ha ido difuminando gracias a un afortunado desarrollo de los servicios, sigue mereciendo la pena dedicar unos minutos a vagar por la aldea. Como parte del escenario, al borde del pueblo discurre el río rodeado de impresionantes peñas calizas.

Para empezar a caminar tomaremos como referencia la calle que separa las casas de la pradera natural que se encuentra al borde del río. Identificaremos con facilidad las señales de color blanco y rojo; no en vano hasta Cidad coinciden los senderos de largo recorrido GR-99 del Ebro y GR-85 de las Merindades.

Seguimos las señales por un sendero paralelo al río aunque un poco separado del mismo (por momentos aparecen algunas veredas laterales que ignoraremos). La vegetación está dominada por la encina. Pasado un kilómetro empezamos a alejarnos algo del río y llegamos a lo más marcado del desfiladero. El sendero se ve obligado a trazar una serie de zig-zags para salvar un fuerte desnivel.

Terminado este tramo tenemos unas buenas vistas del lado sur del desfiladero. A partir de este punto nos separamos del río pues no es posible continuar junto al mismo. Afrontamos un marcado descenso hasta llegar a una bifurcación. El camino de la derecha sigue el GR85 y se aleja algo del río, el de la izquierda va más cercano al curso de agua. Ambos vuelven a unirse unos centenares de metros más adelante.

Entre la vegetación y sin mayores novedades cubrimos el espacio que nos separa de Cidad de Ebro. Esta localidad tiene una tipología bastante diferente de la de Tudanca, con casas separadas y algunas luciendo el balcón montañés. En su ermita se puede rastrear algunos restos de origen mozárabe. Recorremos el pueblo por su calle principal que conduce al puente sobre el Ebro. Junto al mismo hay una zona acondicionada para el baño.

Al otro lado del puente buscamos el ramal que hacia la izquierda conduce a vallejo. Pasados unos metros tenemos que tomar una decisión. Hacia la izquierda nace una vereda que vuelve a acercarse al curso del río y que discurrirá en todo momento por su cercanía. Por el contrario, si seguimos la carretera tendremos mejores panorámicas aunque un desnivel más marcado.

Nos decidimos por esta segunda opción acercándonos poco a poco al pueblo de Vallejo, que se encarama como una atalaya en plena ladera de la sierra de Albuera. Justo antes de entrar en la parte más empinada del ascenso encontramos a mano izquierda un mirador con unas buenas perspectivas de una amplia curva del río y del inicio del valle de Manzanedo. Enfrente un robusto pero casi seco ejemplar de fresno.

Con un poco de esfuerzo acabamos llegando a Vallejo. Se trata de un pueblo que estuvo semiabandonado durante años y que ahora conserva una cierta vitalidad al menos en periodo estival, con sus calles y casas bien conservadas. Nos decidimos por la que se encuentra de frente a la carretera, bastante estrecha y en suave ascenso, hasta salir del pueblo por un camino que deja por debajo una nave construida en ladrillo y cemento.

El nuevo camino se interna de nuevo en el encinar. Pronto llegamos a un cruce en el que seguimos por la derecha, evitando perder altitud. Tras una curva volvemos a tener perspectivas del quebrado paisaje de los Tornos. Tras las misma perdemos altitud, giramos hacia la izquierda y al poco prestamos atención a la aparición de una vereda (en principio señalizada con una rústica madera) que nos permitirá volver a Tudanca. Si en las proximidades de Cidad hubiésemos elegido el sendero del río hubiésemos llegado a este punto, con una distancia muy similar.

Tras unos metros entre la espesura llegamos a la zona más espectacular del camino. El mismo se agarra a la peña evitando caer por los roquedos que caen a pico tanto en este como en el otro lado del río. Extremando la precaución vamos salvando las ondulaciones que se ve obligado a trazar este antiguo camino. También hay zonas de pedreras que implican un cierto riesgo de resbalón.

De este modo vamos salvando un amplio meandro con interesantes paisajes. En un determinado momento llegamos a un arco natural taladrado en la roca y poco después hemos de ascender unos metros agarrándonos literalmente a las rocas. Tras el correspondiente descenso vamos apreciando como se ha acabado la zona más agreste del camino. De frente observamos el serpenteante sendero por el que ascendimos en la ida.

Poco a poco vamos descendiendo hasta llegar a la misma orilla del río, que nos ofrece estampas de gran belleza. Sin mayores novedades, y manteniéndonos siempre en las proximidades del Ebro, llegamos a una rústica e interesante pasadera de cemento que nos permite salvar sus aguas, justo enfrente de la pradería natural desde la que iniciamos el recorrido.

Comentarios

Este es uno de los recorridos que podemos sugerir a nuestros conocidos que nos piden rutas cortas y bonitas. No obstante hay que señalar que hay algunos tramos de ascenso cortos pero duros, y que en algunas zonas hay tener cierta pericia y sentido del equilibrio para evitar caer. Por lo demás es una ruta sin demasiada dureza ni complicaciones. Al parecer, la opción de regreso más cercana al río (evitando llegar hasta Vallejo) tiene algunos tramos embarrados.

Guarda este artículo como pdf e imprímelo cuando quieras

Track de la ruta (pulsa en el círculo verde para más información)



Vídeo con imágenes del recorrido (lamentablemente los puntos más importantes están afectados por un fuerte contraluz)


11 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Montacedo, la primera vez que fuí a Tudanca aún no existia la carretera desde Tubilleja, tan solo un camino de piedra el que años mas adelante le echaron una capa de asfalto. Parece la prehistoria.
Se te ha bailado un párrafo y lo tienes repetido, la que empieza por: "Tomamos una carretera..."
Sin duda una bonita ruta y apta para todos los públicos.

Un abrazo

Montacedo dijo...

Gracias por tu comentario.

Oye una pregunta "off-topic": me interesa saber como anda el tema de la antigua fábrica de Martinez; como ha dado tantas vueltas ya no tengo claro para quien fabrica y qué se fabrica. Dicho de otro modo, quiero saber que tengo que comprar para saber que estoy favoreciendo a los trabajadores briviescanos.

Abi E. dijo...

Hola Montacedo, pues ahora pertenece al Grupo Siro de Venta de Baños.
Siro compró la fábrica pero no las marcas, por lo que en su mayor parte fabrica la reposteria industrial de Mercadona osea la marca Hacendado y sigue fabricando cosas con la marca Bimbo y Martinez, pero no te se decir que productos esactamente. Pero vamos fundamentalmente trabaja para Mercadona en un 80%.
Si me entero de algo mas concreto te lo hago saber, es que yo no trabajo allí y solo se lo que se comenta en al calle, pero voy a hacer por enterarme.

Un abrazo

Seve dijo...

Hola Montacedo.Entro a este blog desde hace poco,pero me gusta cómo comentas las rutas.Elsábado pasado hice con mi mujer la del Cañón del Ebro tal y como la describes,desde Valdelateja por la derecha y volver por la parte baja.Quiero hacer esta también,me gustaría que me aclararas si es posible,la distancia total del recorrido y si está bien señalizada.Nos gusta mucho hacer rutas pero no somos muy expertos y vamos solos,por o que procuramos coger rutas bien demarcadas y no muy complicadas.

Montacedo dijo...

Hola Seve. No te puedo dar garantías porque hace mucho que no la hago, pero por lo que recuerdo los senderos están muy definidos pues sólo hay un paso posible. En uno de los sentidos está marcado dentro del GR-99 y el GR-85 (pintura blanca y roja). Tal vez el único punto conflictivo puede ser en Cidad encontrar el sendero que vuelve por el otro lado del río. Yo creo que preguntando en Cidad no tendrán mayor problema. En el peor de los casos puedes ir y venir por el mismo camino.

Es bastante más corta que la del cañón. Yo diría unos 10 km ida y vuelta y con menos desnivel. Es una de las que quiero repetir pronto, digamos en los primeros meses del año que viene.

Amador dijo...

Otro mas de los desfiladeros maravillosos con los que nos regala el rio Ebro , la ruta es una gozada y Tudanca un lugar para perderse . La version larga desde Ahedo de Butron , es eso quiza un poquito larga , pero merece la pena . Un saludo .

Montacedo dijo...

Gracias por dejarme tantos comentarios. Los leo todos aunque no conteste todos. Esta ruta quiero repetirla pronto empezando desde Ahedo como comentas.

Anónimo dijo...

Hemos hecho esta ruta hace 1 semana, y nos es tan fácil como la pintas. Tardamos 3h 40m., el primer descenso por las rocas es bastante peliagudo, está muy muy empinado, luego hay que atravesar un barrizal bastante largo y cuesta bastante no ponerse de barro hasta la rodilla (quizás estaba peor de lo habitual por las lluvias de abril). La vuelta desde Cidad se tarda menos aunque también hay un descenso por canchal que hay que ir con cuidado. A mí me parece que no es para principiantes, nosotros no lo somos, y si hubiéramos llevado a algún principiante no nos habría vuelto a acompañar en la vida, jeje.

Montacedo dijo...

Lo primero perdona por crear una imagen que pueda no corresponder con la realidad. Como comento en varios sitios hace mucho que no lo hago y la idea que tenía es que era relativamente fácil, sobre todo por la distancia (bien es verdad que era pleno verano). Quería hacer esta ruta este año para dejarla bien descrita (verás que las que voy haciendo últimamente me lo curro algo más) pero creo que ya se quedará para el año que viene pues a partir de esta época prefiero hacer rutas por bosques caducifolios y algo más montañeras.

Elena dijo...

Al Sr. valadez.laurabeatr... Etc. del comentario anterior:sepa que quienes vemos este blog no estamos interesados en leer el comentario de usted en el que solo dice que presta dinero... Hay otros sites de internet apropiados donde puede usted poner su anuncio. Si hubiera muchas personas como usted, nos arruinaría el placer de ver y leer
"Tierras de Burgos"

Montacedo dijo...

Gracias por dejar un comentario. Probablemente el mensaje ese es una especie de spam que ataca a blogs.