jueves, 19 de febrero de 2009

Ruta de senderismo: Subida al pico san Millán desde Santa Cruz del Valle Urbión.

Puedes encontrar una descripción más detallada y actualizada de esta ruta en esta otra entrada.

************************


No olvides consultar, si no lo has hecho antes, los comentarios generales.

Dificultad: Alta
Orientación: fácil
Belleza: Muy Alta
Tiempo: 6 horas



Situación.
Hay que salir de Burgos por la N-120 en dirección a Logroño. A la altura de Ibeas de Juarros hay que desviarse por la carretera que se dirige a través de Arlanzón hacia los pantanos, poco después de pasar junto a la presa del primero hay que tomar la carretera que enfila hacia Pradoluengo. Unos diez kilómetros después llegamos al pueblo de Santa Cruz del valle Urbión, inicio de la ruta de hoy.

Puntos de Interés
La parte central del recorrido junto al cauce del incipiente río Urbión y rodeada de un espectacular hayedo. La vista del macizo del San Millán y vistas desde la cumbre.

Descripción de la Ruta
La subida al Pico San Millán es la ruta por excelencia. La más dura pero quizás también la más bella. Partiendo de un tranquilo valle ascendemos junto a un bellísimo río y bosque de montaña al encuentro del monte más alto de la provincia con sus 2131 metros.

Una vez entramos en la localidad hacia la derecha es recomendable recorrer en el vehículo su alargada calle principal (casi la única) y continuar por el camino que continúa en la misma dirección durante aproximadamente un kilómetro para acabar dejando el vehículo en una campa en la que hay un refugio y unas mesas de madera.

Inmediatamente se cruza el río Urbión (no confundir con el río y sierra de Urbión, en la divisoria entre Soria y La Rioja) y se continúa por un camino menos marcado. La orientación es fácil ya que no hay mas que seguir el curso del río en todo momento. Poco después entramos en el largo y bellísimo tramo central del recorrido. El camino se transforma en un empinado sendero que a veces sube más por la ladera, a veces se acerca más al río e incluso a veces obliga a vadearlo. El río de montaña y los arroyos que vierten al mismo ponen la música al precipitarse de piedra en piedra y las laderas están cubiertas de un compacto y agradable bosque de hayas.
La subida en algunos tramos se hace realmente dura pero la belleza del paisaje compensa con creces el esfuerzo. Tras este largo tramo llegamos a una zona algo más despejada y junto a una pequeña cascada se cruza por última vez el río. Unos metros más adelante el bosque desaparece repentinamente para dar lugar a los canchales y vegetación de la parte alta.

Ante nosotros se abre un paisaje que recuerda los de alta montaña. El macizo final del San Millán aparece frente a nosotros. Con esfuerzo nos dirigimos hacia el mismo. Si bien la senda no está bien marcada ayudan los montones de piedra que los montañeros han puesto como indicativo.
En la misma base de la cumbre encontramos una pequeña laguna que hay que bordear por su lado derecho. Una fuerte pero corta ascensión nos permite alcanzar el cordal final que hay que tomar hacia la izquierda para llegar a la cumbre.

Por fin podemos relajarnos y contemplar el amplio paisaje que nos brinda el lugar. Hacia el sur observamos cómo la ladera desciende suavemente hacia la localidad de Pineda y las cercanas sierras de Mencilla y Neila. Hacia el este contemplamos la serie de cumbre que componen el núcleo de la sierra de La Demanda, al norte y al oeste el paisaje es más llano y sólo la neblina pone límites al paisaje que contemplamos.

Hay que afrontar el descenso por el mismo sitio utilizado para el ascenso. En el momento de introducirnos de nuevo en el bosque hay que estar atentos para localizar el sendero correcto. Una vez logrado esto ya podemos volver a disfrutar del maravilloso bosque y esta vez con más relajación ya que el camino es descendente.

Comentarios
Esta ruta la hice hace bastante tiempo, pero las referencias son tan claras que es complicado desorientarse. La ruta es bastante dura salvo que se sea un experto y no la recomiendo como iniciación, aunque en todo caso no hay ninguna complicación técnica. Se puede realizar incluso en periodos muy secos ya que el Urbión conserva bastante agua incluso en verano. Por cierto, hay que tener en cuenta que deberemos vadear el río en varias ocasiones.

Hay subidas alternativas al San Millán desde Pradoluego, Pineda y el Trigaza, siendo esta la más sencilla al poder ascender desde el Portillo situado entre Alarcia y Valmala. También se puede realizar una ruta circular si, a poco de comenzar la caminata, tomamos la senda de Las Cascadas que aparece bien señalizada hacia la derecha.

1 comentario:

elcaminante dijo...

A los amantes del senderismo, seguro que queréis uniros a un proyecto con el que podréis ganar. 3.000 euros. La persona elegida recorrerá España a pie con unas zapatillas anatómicas. Si queréis saber más, aquí está la información: http://www.elcaminombt.com/index.php?secc=7&tip=1