jueves, 9 de septiembre de 2021

Iglesia románica y prerrománica de Tolbaños de Abajo

Ya hemos venido con anterioridad a este lugar del encantador del Valle de Valdelaguna para ver su singular dehesa. Bien merece la pena parar para ver su también singular iglesia románica y prerrománica bajo la advocación de San Quirico y Santa Julita.



La iglesia de Tolbaños de Abajo, situada en el extremo oriental del caserío y algo distanciada del mismo, representa uno de esos ejemplares que tipológicamente se escabullen de los convencionales corsés aplicados a la historia del arte. La cabecera tiene un indudable carácter prerrománico pero es imposible concretar su periodo de construcción más allá del que transcurre entre los siglos X y XI. Se levanta en mampostería con refuerzo de sillares en los esquinales, mientras que en el centro de cuyo testero plano se abre una ruda saetera.



 
La nave corresponde ya con el periodo románico, como lo atestigua una maltratada portada y la pila bautismal que alberga su interior. La torre se alza al norte de la iglesia, independiente y distanciada aproximadamente medio metro del muro norte de la nave. De planta cuadrada, se levantó en mampostería con sillares de esquina, salvo el probablemente rehecho cuerpo de campanas. Se observan perfectamente los mechinales que permiten identificar las cinco andamiadas de la obra primitiva –altomedieval o románica– frente al carácter más moderno del remate. 



 

1 comentario:

Antonio Alberto Zapata Bosch dijo...

Muy interesante conocer estos lugares. Me lo apunto en la agenda. Burgos y Soria, dos emblemas medievales con mucho por conocer. Gracias por el trabajo de divulgación que haces en tu blog.