miércoles, 18 de julio de 2018

Demostración Salinera en Poza de la Sal.

Hace ya unos años hacíamos referencia a la historia de la producción salinera en Poza de la Sal. La Asociación de los amigos de las Salinas de Poza, en su afán de mantener con sus escasos recursos la esencia de lo que fue esta actividad, no sólo ha recuperado algunas de las chozas, pozos y eras de sal, sino que las usa para generar una humilde producción artesanal. Anualmente, a finales de julio, se lleva a cabo una demostración salinera en la que se puede observar y conocer de primera mano algo de la esencia de este oficio perdido. 


La demostración empieza con una "performance" teatral por las calles del pueblo, conocida como "La batalla por la Sal", y que se repite en varios momentos clave del ciclo anual en la villa. Esta actividad sirve para encaminar de manera entretenida a los visitantes desde el centro de Poza hasta la zona de las eras. 


Una vez allí podemos visualizar  algunas de las últimas fases de la producción de la sal; especialmente la recogida de lo producido en los dos días anteriores. Previamente se habrá llevado a cabo la extracción de la salmuera desde los pozos con ayuda de una especie de palanca milenaria llamada pingoste, y que aún es usada en muchas culturas ancestrales.


El añadido de la salmuera sobre la era no es una tarea baladí. Se realiza esparciéndola poco a poco con una especie de pala alargada denominada cuchara. La habilidad del operario está en calcular la frecuencia de esta operación para favorecer la cristalización evitando que la sal "se queme" y se pegue a la superficie de la era. 


El proceso de secado viene a durar unos dos días de duro trabajo. Al término de este periodo es momento de recoger la sal producida. Cabe decir que el resultado de esta demostración salinera será lo que se venda en pequeño formato para financiar parcialmente las actividades de la asociación.


El resto del verano se permite el uso del pozo a todos los vecinos que quieran producir su propia sal; aunque se establece un sistema de turnos en el que tienen prioridad los miembros activos de la asociación.


La próxima edición de la demostración salinera tendrá lugar el próximo sábado 28 de julio, a las siete de la tarde. 

miércoles, 11 de julio de 2018

Cultivos de Lavanda en el valle del Arlanza


Aunque no es un dato demasiado conocido, hace ya varias décadas que Teodoro Grande se animó a probar con el cultivo de lavanda en la localidad de Villoviado, cercana a Lerma, como medio para diversificar el tradicional cereal. Al parecer el cultivo de lavanda se adapta bastante bien a nuestro entorno de suelos calizos y más bien secos, con inviernos fríos. 



Con el paso de los años la explotación se ha ido consolidando lentamente, sin dejar de ser muy minoritaria. A las fincas de Villoviado se han sumado otras en las cercanías, como en los pueblos de Castrillo Solarana y Mecerreyes. La familia Grande centraliza la recogida, realizando un primer destilado en sus instalaciones antes de exportarlo a Francia.

Contraste entre la lavanda y los girasoles del fondo
Como los entresijos del cultivo de la lavanda superan nuestros conocimientos, nos limitaremos a disfrutar de las bellas estampas que forman en nuestro paisaje castellano. Supongo que estamos aún muy lejos de pensar en un turismo de la Lavanda, como en la conocida comarca francesa de La Provenza. 

Al fondo la iglesia de Villoviado y la inconfundible sierra de Mamblas
En principio la mejor época para visitar los campo de Lavanda del Arlanza es a finales de Julio, pero lo mejor es informarse con gente de la zona, ya que varía en función de la climatología (y en años como este aún más). 

Instalación para el destilado de la Lavanda




Al fondo la iglesia de Castrillo Solarana

Lavanda con las Mamblas al fondo. Cercanías de Mecerreyes.


Inusual encuadre de la Peña Carazo y San Carlos.

miércoles, 4 de julio de 2018

Romería de Santa Marina en Huéspeda


Pocos de los eventos mostrados en este blog superan el calificativo de “humilde”, y el de hoy es aún más humilde, si cabe. Se trata de la romería de Santa Marina, en la localidad caderechana de Huéspeda, que tiene lugar anualmente el tercer sábado de julio; en el caso de este año el 21 de julio.

miércoles, 27 de junio de 2018

Campeonato de esquileo de Salgüero de Juarros


Salguero de Juarros es una pequeña localidad perteneciente al municipio de Ibeas de Juarros, y por lo tanto muy cercana a la capital, aunque ya en ese área preliminar de la Sierra de la Demanda. Conocida en los últimos años por dar cobijo al proyecto "Paleolítico Vivo", de introducción experimental de especies prehistóricas, vienen celebrando sin embargo desde hace bastantes años un evento mucho más humilde pero en cierta medida de mayor interés para el que suscribe este blog, el campeonato de Esquileo.


El evento, que cumplirá el próximo día 14 de Julio su XXVI edición, tiene carácter nacional ya que participan esquiladores de varias zonas de España e incluso alguno de Francia. En un ambiente lúdico en el que la confraternización es lo más importante, los competidores participan divididos en varios niveles de acuerdo a sus años de experiencia. Cada uno de ellos debe esquilar un determinado número de ovejas en el menor tiempo posible, aunque también cuenta la calidad del trabajo.


Las eliminatorias tienen lugar tanto por la mañana como por la tarde, hasta la dilucidación del campeón final al final del día. Termina el evento con una verbena. Yo por mi parte termino el artículo con un pequeño vídeo en el que probablemente se tenga una sensación más cercana de la actividad.

miércoles, 20 de junio de 2018

La elaboración tradicional de Pez en Quintanar de la Sierra

La pez es un material producido a partir de la destilación de la resina de árboles, especialmente pinos, que se usaba tradicionalmente para diversas tareas de impermeabilización, especialmente en barcos de madera. Durante siglos, fue uno de los complementos fundamentales en las humildes economías de la zona serrana burgalesa. 

Tocones junto al horno Mataca

miércoles, 13 de junio de 2018

ruta de senderismo: Las Calderas desde las lagunas de Neila

Con sus grandes y redondeadas moles rocosas; y sus variados saltos y pozas de agua, Las Calderas es probablemente el rincón paisajísticamente más “salvaje” y sorprendente de toda la provincia. Tiene sin embargo un acceso relativamente fácil para las personas acostumbradas a tratar con la montaña, toda vez se guarden un mínimo de precauciones. La ruta propuesta completa el recorrido con la observación de la mayor parte de las lagunas glaciares de la sierra de Neila, pasando por el culmen de la misma, el Campiña, que con sus 2049 metros es la sexta cima provincial. 

Dificultad: Alta. Se concentra en el tramo de descenso y ascenso por las Calderas. 
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Regular. En realidad en algunos tramos deberemos valernos de nuestra intuición y el seguimiento de los hitos, más incluso que del track. 
Belleza: Muy alta 
Tiempo y distancia: 4 horas y media (12 kilómetros) 



miércoles, 6 de junio de 2018

Personajes ilustres del noroeste burgalés (y VI): Manuel Fernández Navamuel y la cabaña de Hijedo

La Cabaña del Monte Hijedo ya aparece citada en un documento del año 1755, en una capellanía fundada por Andrés Fernández Navamuel, cura beneficiado de la villa de Santa Gadea. Debió ser el paradigma de sacerdote rico, cacique y totalitario, en los casi 100 años que vivió. Entre sus muchas propiedades estaba este “prado en el sitio que llaman del monte Hijedo, de 18 carros de hierba, que parte de él está cercado de pared sencilla, y una casa pegando al dicho prado, tejada y en madera, con su alto y bajo y con su corral. Vale la referida casa y corral y prado once mil reales de vellón y su renta anual seiscientos sesenta”.


Vista completa de la llamada "cabaña de Hijedo". El dueño alimentando a sus cabras.

Un heredero de este personaje, un sobrino nieto, fue Manuel Fernández Navamuel, intelectual y político, nacido en 1867. Desde su infancia destacó por su capacidad para estudiar, y pronto le mandaron a estudiar a la prefecturía de Arija, fundada por León de Argueso, personaje del que ya hablamos hace unas semanas. Al parecer iba y venía a pie cada día. Trasladado a Madrid para continuar carrera, donde tenía un pariente, en todo momento tuvo buenas notas y se graduó con facilidad en Filosofía y Letras y en Derecho. Llegó a dar clases particulares a los hijos de los marqueses de Aguilar o de Francisco Silvela, que acabaría siendo presidente del gobierno.

El tejo de "La cabaña"


Llegó a ser teniente de alcalde del Madrid y fue propuesto para ministro de Educación y Ciencia, puesto este que rechazó por su elevada edad. Fue director de la Escuela Normal de Maestros y dedicó muchas publicaciones a la enseñanza. Manuel Fernández Navamuel intervino en la recuperación del patronato de la Escuela de Santa Gadea y en la edificación de una nueva escuela para los niños.

Peculiar fuente de manivela con pilón "altomedieval".


Es bastante probable que la propiedad de La Cabaña fuera enajenada en la desamortización, y que fuera posteriormente adquirida por Manuel a principios del siglo XX. En todo caso, está constatado que el nuevo propietario afronta una reforma integral (casi reconstrucción) dándole su aspecto actual, con el palacio de dos torres, corrales, cuadras y la capilla dedicada a la Sagrada familia. Y es probable que también mandara plantar el característico tejo en esos inicios del pasado siglo.


La capilla es inaugurada en 1922, para lo cual se necesitó la correspondiente autorización del arzobispo de Burgos, y constituye el acto final de la reforma. El palacio parece que ya estaba edificado en 1913. En los anales figura como mayor celebración en el lugar la boda de de la sobrina de don Manuel, que tuvo lugar en 1933.

"La Cabaña" y vista parcial de "la selva" de Hijedo.


A la muerte de don Manuel, sin hijos, la finca es vendida a propietarios ajenos a la familia, en concreto a un vecino de Campo de Ebro. Posteriormente fue traspasada a un habitante de Santa Gadea, cuyo hijo es el actual propietario. Casualmente en mi visita me encontré con el mismo y estuve charlando unos minutos con él.



Hablamos un poco de los osos que parece que vuelven al monte, de las cabras y ovejas que cría, de cómo mantiene la peculiar fuente de manivela que aprovecha un sepulcro medieval para que los transeúntes puedan echar un trago, de que la familia sigue celebrando allí eventos destacados; y de la fiesta comunal que tiene lugar a principios de agosto, en la que la que cede la pradera para que se reúnan en armonía numerosos habitantes de esta preciosa zona fronteriza.