martes, 19 de octubre de 2021

Ruta de senderismo: El paso de los Tornos


La llegada del invierno hace más recomendable replegarse hacia rutas menos expuestas y, a ser posible, que mantengan su interés independientemente de la época del año. Un buen ejemplo es esta que traemos hoy al blog, y que vuelvo a publicar con contenidos más detallados y actualizados.

En esta ruta superaremos el corto pero espectacular y angosto desfiladero que el río Ebro se ha visto obligado a abrir para seguir su camino entre los valles de Zamanzas y Manzanedo. Unos seculares caminos tallados por momentos en roca viva le dan un toque de gran interés al trayecto.

Dificultad: Media
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Fácil
Belleza: Alta
Tiempo y distancia: 3 horas y 11 kilómetros.



jueves, 7 de octubre de 2021

Padilla de Abajo

Al igual que Padilla de Arriba, el vecino pueblo de Padilla de Abajo también cuenta con un interesante templo del periodo románico, pero, a diferencia de su homónimo, este se conserva en bastantes buenas condiciones, salvo tal vez en lo relativo a la erosión de determinados relieves. Se trata de la ermita de la Virgen del Torreón.



El templo se halla en un pequeño cerro, en el camino entre ambos "Padillas". Consta de una sola nave que está rematada por un ábside con marcado tramo recto y cabecera semicircular.
 

 
La portada de medio punto que se abre en el costado meridional, rematada por una espadaña posterior y por dos llamativos óculos, cuenta con cuatro arquivoltas de medio punto decoradas por elegantes filas de zigzags. 




La ermita cuenta con numerosos canecillos en los que abundan cabezas de inquietantes personajes.









También destacan las ventanas del ábside, que parecen revelar una labra independiente a la del resto del edificio.
 






En Padilla de Abajo se conservan dos interesantes miliarios romanos, fechables en el siglo I de acuerdo a las inscripciones que conservan.










Se da la circunstancia de que estos miliarios, hoy depositados en dependencias municipales, se encontraban hasta hace pocos años delimitando el muro del atrio de la iglesia parroquial. 

 

 

Corresponden a la calzada Burdeos-Astorga, que pasaba por el lugar, y pueden fecharse en el siglo I de nuestra era.
 


miércoles, 29 de septiembre de 2021

Iglesia románica de Pinillos de Esgueva

 


 
La iglesia románica de Nuestra Señora de la Asunción presenta ciertas similitudes con la ermita de Santibáñez, pero se trata evidentemente de un edificion de mayor empaque. El ábside es la parte más importante. Al exterior se articula en una serie de paños divididos por finas columnas adosadas que a su vez sostienen una elegante y llamativa arquería de tipo lombardo. Las ménsulas, los ábacos y los capiteles del exterior estan bien trabajados.





 
 
La portada cuenta con dos arquivoltas boceladas con chambrana de puntas de diamante. En la rosca interior hay un crismón que recuerda al de Santa Cruz de Mena. Los capiteles están deteriorados, pudiendo señalarse un grupo de cuatro apóstoles, águila acompañada de otras aves, una pareja de felinos una especie de serpiente. 
 
 



 En el interior se aprecia la nace románica de tres tramos con sus respectivos capiteles, algunos de gran interés aunque con talla ruda. Las cestas del triunfal muestran respectivamente cuadrúpedos afrontados; y sirena de doble cola entre acantos. En el siguiente arco encontramos a Sansón desquijarando al león con cimacio cuajado de felinos y una sirena de lagos cabellos acompañada de un centauro con olifante y otro personaje
 





 
 

miércoles, 22 de septiembre de 2021

Iglesia románica de Quintanarruz

La iglesia de Santa Leocadia de Quintanarruz es una de tantas de la geografía burgalesa que, sin ser obras maestras en su género, conservan numerosos elementos de interés.


El edificio que contemplamos actualmente es resultado del añadido durante los siglos XVI o XVII de sendas capillas laterales a la primitiva nave románica. Por lo tanto, las partes más nobles del edificio coinciden, como en muchos otros casos, con el ábside semicircular y la portada. 



Respecto a esta última, se configura sobre una serie de arquivoltas con decoración geométrica bastante elaborada. Los capiteles muestran a su vez una decoración variada en la que, pese a estar un tanto deteriorada, podemos distinguir con facilidad elementos como águilas o arpías enfrentadas, un personaje a caballo, otro al que unas manos parecen taparle la boca y una mujer al que unas serpientes parecen morderle los pechos; representaciones todas ellas bastante habituales. 



 En el ábside de Quintanarruz las semicolumnas adosadas no abarcan todo el muro, sino el tercio superior, apoyándose en un contrafuerte prismático. Este ábside recordará así al de Tabliega.




Tal vez el elemento más original sea la roseta de una ventana cegada, decoración que presenta ciertas equivalencias con otras iglesias de la zona como Abajas y Castil de Lences. En general, la iglesia se puede incluir dentro de un estilo común conocido como Escuela de la Bureba.


Tanto interior como exteriormente, los paramentos de los tramos van animados por grandes arcos ciegos que adelgazan el muro, recordando a lo que puede verse en los cercanos Tobes y Rahedo y en las ruinas de la iglesia de Melgosa. 
 
Las columnas sobre las que reposan los fajones presentan tosca decoración vegetal, a base de hojas lisas de puntas vueltas y nervadas, grandes hojas rematadas en enormes volutas, brotes recurvados que parten de tallo central. Sólo una de las cestas, correspondiente al muro norte, se decora con dos parejas de aves afrontadas de alargado penacho sobre sus cabezas.
 




 

La iglesia fue restaurada recientemente, aunque la intervención se limitó a los elementos estructurales y no tanto los artísticos. Podéis informaros más sobre este templo (y otros) en la excelente web Románico Digital.



Por otro lado, el viajero atento no puede obviar la presencia de un monumental moral a la vera del templo, al que ya hicimos una pequeña referencia hace un tiempo.