miércoles, 9 de julio de 2014

Retuerta


 
Retuerta se encuentra rio arriba de Covarrubias, aunque para llegar a este pueblo hemos de hacerlo desde la famosa villa. Precisamente Retuerta dependió desde la Alta Edad Media de la pujante localidad, y esta vinculación terminó en 1649 cuando sus habitantes pagaron por su independencia concejil una elevada suma de dinero, exactamente 4600 ducados, y se comprometieron a dotarse de horca y picota. Esta última se sigue alzando a la entrada de la población.

 
En Retuerta encontramos los mismos patrones constructivos que los de las calles de Covarrubias, aunque a un nivel mucho más humilde. La mayoría de sus casas tienen tres plantas, siendo la inferior de mampostería. Sobre ésta, que servía de cuadra, se levantan dos pisos con entramados de madera, rellenos de adobe o tapial, en los que se ubican las viviendas y el pajar.


Según parece, parte de las razones por las que este pueblo ha conservado la pureza de su arquitectura tradicional tienen relación con el proyecto de construcción de un embalse en la zona a mediados del siglo XX.

 
Sus inconclusas y polémicas obras (aún quedan algunos restos, y los vecinos siguen reclamando el retorno de los terrenos a sus propietarios originales) fueron el motivo de que las actividades constructivas se mantuviesen congeladas en Retuerta desde principios del siglo XX hasta hace unos pocas décadas.


Entre los valores patrimoniales de Retuerta hay que citar indudablemente el hecho de que sea uno de los dos únicos pueblos de la zona (el otro es Quintanalara) en el que todavía se sigue utilizando la madera de encina para elaborar el tradicional carbón vegetal. Cada año a principios de mayo tiene lugar una pequeña celebración en torno a esta actividad. Incluso existe un proyecto para la creación de una especie de centro de interpretación del carboneo.
 


 

1 comentario:

MAC dijo...

Son preciosas. Ojalá sus dueños las conserven en buen estado durante muchos años. Un saludo!