jueves, 9 de septiembre de 2010

Quintana de Valdivielso (I)

En nuestros habituales periplos por nuestra querida provincia son ya muchas las veces en que uno se encuentra con lugares respecto a los que es difícil explicarse porqué no son más conocidos y visitados. Uno de los que me han sorprendido más últimamente en este sentido es Quintana de Valdivielso, respecto al que, tengo que reconocer que no había visitado antes.

Aquí su acceso.

Un cerezo rebosante de frutos, con la Tesla al fondo

La casa Grande. antigua propiedad de la familia de los Huidobro, (que tendrán protagonismo en la siguiente entrada) y hoy establecimiento de turismo rural de tamaño relativamente grande (incluyendo un jardín de casi 4000 metros cuadrados)


El edificio que más suele llamar la atención del visitante es Palacio Torre de los Zorrilla-San Martín. De época renacentista y excelentemente restaurado, está dedicado también hoy al turismo. (Ver: http://www.torresanmartin.com/ )


De planta rectangular con torreón en un extremo, resalta por sus almenas. La torre consta de tres cuerpos destacados por molduras y adornados con escudos. Este palacio fortificado fue solar del destacado miembro de la inquisición Diez de Rozas.

Ambos cuerpos del edificio estuvieron en el pasado separados.


Pero lo más valioso de de Quintana es la apartada Torre medieval de Loja.



Es la torre más importante del Valle, tanto por su grandeza, como por su elegancia y número de escudos heráldicos. Es cuadrada y de sillería en arcos, ventanas, esquinales y almenaje, de mampostería concertada, el resto.

La puerta de ingreso es de medio punto, con enormes salmeres y cerramiento de madera, con librillos góticos; en la parte baja hay buitreras en desviación para la defensa. Sobre ella campean dos finos escuditos bajo guardapolvo: el primero cuartelado con cinco lises y dos ruedas alternando; el segundo lleva árbol con lobo pasante y caldera.

El primer piso se ilumina con un ajimez plano, inscripto en un marco bien labrado; ocupa el centro del mismo el escudo primitivo de los Velascos (escaques de veros).

Sabemos que D. Juan Sánchez Saravia de Rueda fundó en 1515 sobre esta torre, llamada de Loja o de Penilla, un mayorazgo, que heredó su hijo el Licenciado D. Juan de Saravia Rueda, fallecido en 1534, que fue alcalde mayor del Condestable de Castilla. Esto explica la presencia del escudo de los Velasco en la torre. Procedía esta familia de la casa llamada Abadía de Rueda, cerca de Villarcayo, y en Villacomparada de Rueda tenían la torre que visitamos hace unos días.


El segundo piso tiene una bella ventana adintelada y protegida por un arrabá, donde campea en el centro el escudo de los Velasco, y a su lado se repiten los anteriormente descritos. Más arriba se aprecia un voladizo a modo de matacán sobre tres arquitos, y bajo el voladizo, a la derecha, una ventana gótica.

La barbacana consta de seis almenas y un cubo a cada lado, con almenas más pequeñas. Para arrojar el agua de lluvia hay gárgolas con figuras de lobos.

La fachada de Poniente ofrece algunos canes de apoyo para una cubierta en su zona baja y una pequeña ventana en el segundo piso. En la fachada de Mediodía hay una puerta con arco de medio punto, formado por largos salmeres. A ella se llega por una escalera de piedra; la presencia de canes de apoyo paralelos a la subida, indica que estuvo cubierta. El pie de la puerta está defendido por una buitrera, cerca de la cual hay un ventanillo de pabellón. Más arriba sobre cuatro canes de apoyo se sitúa una “terraza” de madera.

La fachada oriental, en parte tapada por un edificio añadido, conserva dos ventanitas en el primer piso y un ajimez en el segundo, adornado con un escudo de tres bandas.

El interior de la torre conservaba, al menos hasta mediados del siglo pasado (no sé como estará ahora) sus pisos de madera y yeso, su escalera y la decoración de sus estancias, en las que se podía destacar la presencia de varios arcose yesería gótico-mudéjar.

Adosado al edificio, a la parte de Oriente, hay un accesorio, que, según la tradición fue cárcel.

Buena parte del texto corresponde al incluido en el líbro de 1930 “ Apuntes descriptivos, históricos y arqueológicos de la Merindad de Valdivielso” de Julián García Sainz De Baranda y Luciano Huidobro Serna,

No hay comentarios: