viernes, 27 de febrero de 2015

Arboles singulares: robles y encinas en Cascajares de Bureba

Gracias a la información suministrada por el experto en documentación ambiental Eduardo Renovales, pude conocer la existencia y ubicación de unos árboles singulares en una pequeña hondonada en el término de Cascajares de Bureba, aunque ya en la vertiente del gran valle intermedio de los Obarenes. El lugar se sitúa muy cerca del Portillo del Busto y, como referencia, en la siguiente foto vemos la citada hondonada con el pico Humión al fondo.

 
En la solana del vallejo se aprecian grandes ejemplares de encina. Me acerqué a una de ellas y me salieron unos 3 metros y medio de perímetro de tronco.


 
Por el contrario, en la umbría lo que se ven son centenarios robles, aproximadamente unos veinte. Los más grandes llegando a los cinco metros de perímetro.



 
En la hondonada hay escasez de ejemplares jóvenes, dominando el matorral y monte bajo (de hecho resulta un poco pesado acercarse hasta la base de los troncos). 

miércoles, 25 de febrero de 2015

Llano de Bureba

Hace ya unos cuantos años mencionábamos en el blog la vinculación de este pueblo burebano con la antigua tradición vinícola del norte de Burgos. Hoy nos acercamos al mismo para mostrar su centenario moral. Según información suministrada amablemente por Rodrigo Conde, el cura del pueblo anotó en el libro de bautizados la fecha de plantación de este árbol, en 1837, por lo que podemos datar la edad de este árbol en 178 años.
 


 
Aprovechando la parada buscamos un manantial de aguas termales que se conoce desde siempre en la localidad. Hoy en día no puede ofrecer un aspecto más desangelado: una tubería medio oxidada y unas pozas de barro, hoy secas, en las que se bañaba la gente.
 
 
En torno a este pequeño manantial se levantó un gran castillo de naipes hace más de diez años: se planteaba la construcción de un balneario, un campo de golf, gran número de chalets…en fin, 66 millones de inversión y 250 puestos de trabajo. Ahora esto es todo lo que vemos de este proyecto faraónico. Supuestamente el proyecto, aunque muy reducido, no ha sido descartado del todo.
 
Al menos la visita me dejó como regalo este espectacular cielo, con los Obarenes de fondo.
 
 

viernes, 20 de febrero de 2015

La necrópolis de Fresnedo

A un kilómetro al norte del pueblo de Fresnedo, en dirección al puerto de Bocos se encuentran los marcados peñascos de Peña Horrero. Semejando una especie de navío varado y lamida por el arroyo homónimo, en su parte meridional se ubica una poco conocida necrópolis altomedieval.
 
La peña aparenta ser inaccesible hasta que en una de sus paredes encontramos una serie de peldaños excavados en la roca. Con un poco de precaución accedemos a los restos de huecos pétreos de forma antropomorfa y, en la parte más alta, la planta de lo que debió ser la antigua iglesia. Como podemos apreciar en las fotos, una vez más encontramos un yacimiento de este tipo, fechado entre los siglos VIII y XI, ubicado en un emplazamiento emblemático y de ninguna manera escogido al azar.

 



 
Peña Horrero tampoco se encuentra lejos del pueblo de Gayangos. De hecho existen registros de excursiones al lugar por parte de los inquilinos de su antiguo balneario (al que dedicamos un artículo hace un tiempo). Teniendo en cuenta que las mismas tuvieron lugar hace más de 100 años, las exploraciones tuvieron un perfil mitad científico, mitad destructivo. En las crónicas, de claro sabor decimonónico, parece intuirse un mejor estado del yacimiento que en la actualidad, amén de curiosas menciones a posibles ritos prerromanos.
Para más información podéis consultar el detallado artículo publicado en el blog 7 Merindades o contemplar las fotos tomadas por Zález.

miércoles, 18 de febrero de 2015

Antiguos monasterios burgaleses: La Abadía de Rueda

A muy corta distancia de Villarcayo, en un paraje de gran belleza oculto de miradas indiscretas se encuentra la finca privada de Abadía de Rueda. El caminante o viajero que bordee sus dominios apenas podrá ver una cuidada entrada y vislumbrar desde la distancia, si acaso, sus jardines y los muros de un cuidado palacete.
 
Así como es poca la información que podemos tener del aspecto y detalles actuales, también son escasas las referencias documentales que tenemos de esta antigua abadía. Se trataba de uno de los dominios de carácter religioso pero de propiedad seglar que se crearon en la Castilla primitiva. Pese a que con los siglos se trató de hacer desaparecer estas entidades tan peculiares, son varias las que subsistieron durante bastante tiempo, refugiadas en su carácter localista y en el poder de los terratenientes.
 
 
Bajo el dominio de los Rueda, su influencia territorial parece que se extendía a los pueblos cercanos, varios de los cuales siguen llevando el apellido de Rueda: Villacanes, La Quintana, Villacomparada… Según parece su ruina empezó con el periodo desamortizador. En los años 30 del pasado siglo se documentó la existencia de un palacio del siglo XVII en condiciones precarias utilizado para labores agrícolas y ganaderas y un templo arruinado que mostraba algunos restos del periodo románico. Una foto publicada en 1958 en el Boletín de la Institución Fernán González mostraba la decadencia del lugar.
 
 
Afortunadamente a finales de los setenta el lugar experimentó una profunda restauración a cargo de sus propietarios, de los que no he averiguado más datos. En la entrada se menciona que se encuentran afiliados a la “Asociación de Propietarios de Casas Históricas y Singulares”.
Para más información podéis consultar el detallado artículo publicado en el blog 7 Merindades.

lunes, 16 de febrero de 2015

Escultura del agua: Las fuentes del río Lucio

El río Lucio es un humilde curso de agua de unos 20 kilómetros de longitud que se constituye como principal arteria fluvial del valle de Valdelucio. En mis exploraciones he identificado al menos tres fuentes principales. La primer es un humilde regato en las cercanías del pueblo de Solanas de Valdelucio, momento en el que al cauce recibe el nombre de Arroyo de las Solanas.
 
Desde la carretera entre Solanas de Valdelucio y La Riba de Valdelucio se observa en época de deshielos y lluvias la caída de una cascada de unos veinte metros de altura que recibe el "peculiar" nombre de Churramea o Chorramea. Sin duda estos días estará con mejor aspecto que el que aparece en estas imágenes.



 
Y ya en las proximidades de La Riba de Valdelucio, bajo la carretera que se dirige a Humada, encontramos una caudalosa surgencia con un nombre no menos peculiar: El Molino del Diablo. Desde el punto de confluencia de ambos cursos de agua se empieza a hablar de río Lucio.


viernes, 13 de febrero de 2015

Ruta de senderismo: Peñalara

Elevación mucho más humilde que su homónima de la Sierra de Guadarrama, esta altiplanicie guarda parte de la esencia de la historia burgalesa y castellana. Hoy la recorremos en una sencilla ruta en donde el único elemento de dificultad estriba en una distancia algo larga.

Dificultad: Baja en general, salvo algunos puntos en el descenso hacia el castillo.
Orientación (sin GPS con track o cartografía): Fácil
Belleza: Normal
Tiempo y distancia: 4 horas y 45 minutos (17,5 kilómetros)
 


miércoles, 11 de febrero de 2015

El castillo de Lara

Sólo queda una esquina y parte de un muro de la torre del homenaje
 
He aquí las más evocadoras de todas las evocadoras ruinas de los castillos burgaleses. El que más carga de historia y de leyenda tiene, aquel cuyo estado nos resulta más doloroso ver. Y ya lo glosaron nuestros más ilustres poetas como Bonifacio Zamora…
Castillo milenario. Milenaria
mansión del primer conde independiente.
cuna de la castilla adolescente
y de su independencia luminaria.
Yerba parasitaria
la gloria enluta de su ayer ausente.
y solo un paredón eco es doliente
del vario estruendo de su historia varia.
De la peña de Lara hasta las ruinas
un águila caudal azota el viento
y avergonzada su cabeza esconde.
Mientras las golondrinas
cantan al día, con chillón acento,
donde soñaba con Castilla el conde.

lunes, 9 de febrero de 2015

Sima y cueva de Covanegra

Como ya se van acabando las zonas inexploradas por este blog cada vez será más frecuente saltar de una comarca a otra para mostraros pequeños o grandes lugares que me han ido quedando en el tintero.
El pequeño artículo de hoy lo dedicamos a la cueva llamada Covanegra, ubicada en la altiplanicie conocida como Bóveda de Leva, por la que transita una ruta que realizamos hace muchísimo tiempo. Lo más llamativo para el visitante de paso (como el que suscribe) es la gran entrada en forma de sima con un espectacular salto de unos 30 metros de profundidad.
 

 

Los espeleólogos expertos que sean capaces de superar esta caída podrán disfrutar de sus más de dos kilómetros de longitud, en donde son notables los fenómenos de litogénesis. En la zona hay varias cavidades más de menor entidad. Más información en la página web del Grupo Espeleológico Niphargus.

viernes, 6 de febrero de 2015

Celada del Camino

La historia de Celada del Camino ha venido determinada por su ubicación a la vera del camino de Valladolid, situación que incluso ha marcado el nombre de la localidad. Desde la antiguedad ya discurrían por aquí varias calzadas principales, y ya desde la Edad Moderna se ha venido registrando el paso de diversos personajes ilustres por el pueblo; hechos en los que, como en muchos otros lugares, se mezcla la historia con la tradición popular.
 
Al respecto existe frente a la iglesia un solar cerrado por una alta valla en el que se vislumbran algunos edificios de diferente catadura. Por la parte trasera encontramos un portón sobre el que se encuentra estos interesantísimos friso y escudo:



El texto dice:

“AQUÍ SE HAN APOSENTADO SIEMPRE LOS REYES. EL AÑO DE MIL Y SEISCIENTOS Y SESENTA SE APOSENTÓ LA MAJESTAD DE FELIPE IV EL GRANDE CUANDO PASÓ A IR A CASAR A SU HIJA LA SERENÍSIMA INFANTA MARIA TERESA CON EL REY DE FRANCIA LUDOVICODÉCIMO CUARTO". (es decir, Luis XIV, el rey Sol).

Al parecer en este emplazamiento se encontraba el palacio de los Castro, una familia descendiente de los Velasco. Coincidiendo con su visita, el rey concedió a don Gonzalo Martínez de Velasco el título de Marqués de Celada. Este privilegio se vino a sumar a los que antes había concedido a la familia el rey Carlos V. Parece que incluso en este mismo palacio se había hospedado Juana la Loca durante su errático viaje con el cadáver de su esposo.

Con anterioridad, Celada también fue bastión de los Garci Fernández de Villaldemiro, que posiblemente participaron en la dotación de la iglesia. Se trata de un edificio relativamente sencillo en el que lo que más llama la atención es el cementerio almenado y su sencillo ábside románico.







Como último elemento patrimonial de Celada del Camino mostraremos esta bonita y cuidada fuente con lavadero.
 
 

martes, 3 de febrero de 2015

Medinilla de la Dehesa

La aparición de este pueblo en el blog viene justificada por la existencia de una iglesia románica construida parcialmente en ladrillo de tintes mudéjares, caso único en la provincia si exceptuamos el templo de Arcos de la Llana. A continuación muestro algunas imágenes.
 



 
El templo sufrió una importante transformación en el siglo XV; momento éste en el que entre otras cosas se tapió la portada original. Del patrimonio de este pueblo destacamos también una bonita fuente de sabor rústico...

 
 ...Y el crucero que encontramos en la plaza de acceso al pueblo.