lunes, 11 de julio de 2011

Embalse de Úzquiza y más pueblos del silencio

El embalse de Úzquiza, también conocido como segundo embalse del Arlanzón, forma parte ineludible del paisaje de la cuenca alta de dicho río. Fué inaugurado a finales de los años 80 y tiene como peculiaridad su presa del tipo de "materiales sueltos", que favorece una mayor integración en el paisaje.



Fue diseñado por los ingenieros Enrique Jiménez y Juan Benet, famoso por ser además un prestigioso escritor. En la construcción del dique de contención se emplearon las mas innovadoras técnicas y diseños de la ingeniería de la época y se sustituyó la clásica obra de hormigón por la tierra, arcilla y roca compactada. El dique tiene una altura de 59 metros y una longitud de coronación de 460. Junto a la presa se levanta la espectacular torre que sirve para captar el agua que se consume en Burgos, tras pasar por la potabilizadora de Arlanzón. Las aguas retenidas en el pantano de Uzquiza alcanzan una capacidad máxima de 75 hm3 y se utilizan también para el regadío. El pantano ocupa una superfice total de 313 hectáreas y cuenta con poco más de 21 km de longitud de costa.


El nombre le viene dado por el de uno de los pueblos que resultaron inundados por la construcción de este embalse. En efecto, este bucólico pasiaje encierra la desgracia de los habitantes de los pueblos de Úzquiza, Herramel y Villorobe. Vecinos obligados a abandonar unas casas hace casi exactamente un cuarto de siglo y a las que nunca jamás prodrán regresar.

La historia de estos tres antiguos pueblos nos viene de mano una vez más de Elías Rubio, en su libro "Los pueblos del silencio".  Allí podremos conocer los aspectos más humanos del devenir de estos pueblos perdidos; el mayor de los cuales, Villorobe, aún contaba con más de 200 habitantes en 1970 y que aparece ya citado en un documento del 863. Uzquiza, topónimo de origen vasco, llegó a ser uno de los pueblos más relevantes entre las posesiones del monasterio de las Huelgas, por su produción de animales de tiro, leña caza y pesca.

Para saber más sobre el Embalse.

Para saber más sobre los pueblos inundados. Y aún más en este interesante blog.

3 comentarios:

Amador dijo...

Hola Montacedo , no recuerdo como eran Uzquiza y Villorobe , pero si me acuerdo de los bocadillos de chorizo y salchichon que nos ponia el cantinero de Villorobe cuando ibamos en bicicleta a bañarnos al pantano del Arlanzon en los años 1976 y 77 . Un saludo .

Montacedo dijo...

Gracias por dejarnos este apunte del pasado

Miguel dijo...

Ha rebasado alguna vez su capacidad?