miércoles, 3 de noviembre de 2010

Un particular recorrido por la cuenca del Úrbel (VIII): Ros y Las Celadas

De Ros se dice aquello de:

San Martín con ser francés
partió su capa con Dios
y vosotros los de Ros
tenéis una y queréis dos.
En todo caso el motivo de acercarme a la localidad es buscar un moral del que habíamos oído hablar, situado al lado de la iglesia. Aquí aparece empequeñecido por la mole del edificio.

Dos imágenes más cercanas del árbol. Desmochado pero aún robusto.



Seguimos hacia el cercano lugar de Las Celadas para hacer una visita menos agradable; la que nos ofrecen las ruinas románicas del templo de la ermita de la Asunción de Santa María, a punto de venirse abajo.




Al interior, junto con los estragos del expolio vemos que aún permanecen restos que merecería la pena recuperar.

Según parece, esta ermita tiene su origen en un segundo barrio de la población original, siendo usado como parroquia hasta finales del siglo XIX.

2 comentarios:

Abi E. dijo...

Hola Montacedo, tremendo el tronco del moral y otra iglesia mas en ruinas.

Un abrazo
el lio de Abi

Montacedo dijo...

Gracias una vez más por tus comentarios.