martes, 15 de diciembre de 2009

Huérmeces

Huérmeces es un pequeño pueblo situado a tan sólo una veintena de kilómetros de Burgos, al borde del río Úrbel y en el antiguo camino, hoy vía secundaria, a Aguilar. Por su ubicación al comienzo de un pequeño desfiladero se cree que pudo ser una de las primitivas atalayas de repoblación altomedieval.


Tal vez por ello el lugar siempre ha tenido un cierto rango, y ya durante los siglos XVI y XVII seguía siendo hogar de varias familias nobles, algunas constituidas por indianos que regresaban con su fortuna. De esta época data parte del compacto grupo de casas, construido con la recia piedra caliza del páramo.


 
Muestro, por su originalidad, el relieve de una espada sobre un dintel de sabor medieval.



El edificio más interesante se encuentra a la salida del pueblo en dirección a Santibáñez. Se trata del palacio de los Fernández Zorilla, del siglo XVI. Este palacio presenta ciertas similitudes con el Palacio de Chiloeches, de Espinosa de los Monteros, ya que ambos fueron edificados en similar época y por orden de la misma familia. Nos cuenta el libro "Burgos, mansiones señoriales" que el lema de la familia era “velar se debe la vida de tal suerte, que viva quede después de la muerte”, un lema que da que pensar, sin duda.

En la construcción de este palacio intervino de forma decisiva don Pedro Fernández-Zorrilla, obispo de Mondoñedo, de Badajoz y de Pamplona. Parece que no le fue bien al obispo en este último destino, ya que su fuerte carácter chocó con el también fuerte carácter de los navarros, lo que llevó incluso al extremo de la excomunión del cabildo pamplonica y el desplazamiento de la sede episcopal a Sos del Rey Católico. Don pedro murió en Estella y fue traido posteriomente a este casa.


Muy cerca del palacio e igualmente al borde de la carretera se encuentra la llamada fuente romana o fuente de San Román, con influencias de tal época pero construida en época medieval. Una limpieza le haría sin duda un gran favor.

 
En la parte trasera del pueblo aún se pueden identificar los restos de la torre de los Padilla.


Y, un tanto alejado del pueblo, pero esta vez río arriba, se encuentra el palacio renacentista de los Salamanca; en el que lo más llamativo es la balconada orientada al oeste. En este lugar se ha desarrollado un proyecto mixto que implica la ocupación de parte del espacio por parte de la empresa Fénix Restauración (dedicada a la rehabilitación de bienes artísticos) y la utilización del resto para la celebración de eventos.



Ya en lo mundano, Huérmeces tiene la fortuna de haber permanecido como Ayuntamiento propio. Además ha integrado las cercanas localidades de Quintanilla Pedro Abarca, San Pantaleón y Ruyales, lo que le ha hecho aumentar enormemente su superficie y poder aprovecharse del maná de los aerogeneradores (un maná indigesto, es cierto, pero maná al fin y al cabo).

8 comentarios:

Anónimo dijo...

La ermita recibe el nombre de "Virgen de
Cuestacastillo" no del Santo Cristo.Apunto.
Y el Palacio de los "Abad Maluenda" ,no Salamanca,no ha quedado en... "agua de Borrajas"... cosa que no fue nunca así.Apunto.

Montacedo dijo...

Muchas gracias. Efectivamente lo de la ermita eraun error. El nombre del palacio lo he encontrado de diversas formas. Efectivamente el proyecto se ha llevado a cabo, afortunadamente. He tenido la oportunidad de ver el lugar con posterioridad.

Anónimo dijo...

Viva Huermeces y San Pantaleon

Amador dijo...

Hola Montacedo , un pueblo con las piedras bien puestas . En el pequeño desfiladero del Urbel esta la cueva de Valdegoba , donde se encontro una mandibula de nehandertal y otros restos importantes . La cueva esta cerrada con una puerta metalica . Un saludo .

Montacedo dijo...

Conocía de su existencia, pero como está cerrada y supongo que tampoco diga nada a los profanos pues no la he puesto en el blog (de momento al menos).

Anónimo dijo...

y el castro?
Aprilio

Montacedo dijo...

No conozco la existencia de un castro en la zona. La verdad, sé que hay muchas castros en la provincia pero es un ámbito en el que en general no voy a entrar en profundidad y mencionaré sólo los más importantes o los que pillen de paso por ejemplo en una ruta de senderismo. Un saludo

Anónimo dijo...

Hola, Monteacedo: efectivamente, en el paraje de San Vicente existió un castro; situado justo a la entada del desfiladero del Urbel; aún quedan restos de muralla en la zona norte, que era la que no disponía de defensas naturales; restos de dos corrales de ovejas, el primero adosado a la muralla y el segundo en el centro de la explanada. A diferencia del monte situado al norte del castro, en el que abundan las encinas, en los terrenos de éste no crece ningún tipo de árbol ni arbusto, abundando los buenos pastos. Excelentes vistas sobre el curso medio del Urbel.