martes, 3 de noviembre de 2009

Ruta de senderismo: La bóveda de Leva

Os pongo hoy una descripción, sin fotos, de una ruta que creo interesante pero respecto a la cual ya aviso que no puedo dar muchas referencias pues la realicé hace mucho tiempo. En todo caso creo que merece la mena al menos publicar esta información por si a alguien le interesa y a la espera de que pueda repetirla y mejorar el texto.

Dificultad: media
Orientación: Media
Belleza: Normal
Tiempo: 7 horas.

Situación.

Para llegar desde Burgos hay que tomar a C-629 hasta Villarcayo. En pleno centro del pueblo se localiza el cruce a mano izquierda que conduce, tras unos ocho kilómetros, a la localidad de Escaño, inicio de la presente ruta.
 

Puntos de Interés

 
Algunas vistas de Barranco de Capellana. Vistas sobre y desde el pueblo de Leva. Bosque sobre Brizuela.
 

Descripción de la Ruta


Del pueblo de Escaño lo más interesante es su iglesia, de un estilo románico algo tosco, pero tal vez por ello más bello. Avanzamos hasta el final de la calle que pasa junto a la iglesia y justo en este punto giramos hacia la izquierda y luego hacia la derecha, punto donde desaparece el asfalto.
 
Enseguida tenemos que cruzar la primera portilla del ganado. El sendero, bastante marcado, asciende suavemente paralelo a la carretera y rodeado de pequeñas encinas pero poco después se produce un primer y profundo giro hacia la izquierda. Sin abandonar nunca el camino mas marcado subimos a un pequeño collado flanqueado por dos peñas rocosas.
 
Al alcanzar este collado contemplamos a nuestros pies el barranco de Capellana, con forma de arco y que se eleva de izquierda a derecha. Bajamos al fondo del barranco sin abandonar el camino e inicialmente paralelos a una valla metálica. Al cabo de unos centenares de metros cruzamos el vallado por una nueva portilla y seguimos ascendiendo por el fondo del barranco sin cambiar de dirección.
 
La senda varía en apariencia, pero siempre es fácil de seguir. La ascensión es constante pero no hay tramos excesivamente duros. La vegetación se compone de ejemplares de encina y quejigo aunque en la parte alta es posible contemplar algunos grupos de hayas jóvenes. A nuestra izquierda aparece la línea de cortados.
 
Finalmente se alcanza la parte alta del barranco y se pasa a otra vertiente. No se contempla una panorámica sino más bien una superficie plana. A nuestra izquierda tenemos la carretera nacional 232 junto a la que discurre una línea de alta tensión. Las torretas nos van a servir de referencia. Tomamos como primera torreta la que se encuentra junto a una pronunciada curva de la carretera, justo al final de un descenso en la misma.
 
Por lo que respecta a nosotros hemos de cruzar como buenamente podamos una nueva valla para el ganado (no existe portilla) y remontar unos metros por la ladera hasta localizar un camino que discurre paralelo a la carretera. Este camino va acercándose paulatinamente a la línea de alta tensión y se cruza con la misma a la altura de la cuarta torre (que presenta en su parta alta una esfera de color rojo y blanco).
 
En este punto hay que avanzar campo a través hacia la derecha hasta abandonar la zona de repoblación de árboles que nos ha acompañado en los últimos metros y avanzamos luego hacia la izquierda por el borde de un pequeño cortado rocoso, siempre paralelos y muy próximos a la línea de alta tensión. En nuestro avance contemplamos varias dolinas. Al parecer en esta zona (en principio a la izquierda de la torre siete) se encuentra una de las cuevas más bellas de la provincia, La sima de Covanegra. Lo digo porque yo fui incapaz de encontrarla (la gente interesada lo mejor es que pregunte en el pueblo de Leva).
 
A partir de la séptima torre comienza un descenso y poco después contemplamos hacia nuestra derecha el pueblo de Leva. Situado a media ladera y rodeado de un bello bosque caducifolio, este pueblo atrae al caminante a visitarlo. Para ello alcanzamos la octava torre (también con una esfera en lo alto de uno de los brazos) y descendemos directamente campo a través hacia la derecha.
 
A unos cien metros alcanzamos un camino que desciende suavemente y que hemos de tomar hacia la izquierda. En la siguiente bifurcación tomamos el camino de la derecha y en unos minutos alcanzamos Leva rodeados de un bosque cada vez más umbrío.
 
El caserío muestra el verdor en sus prados y tiene ese aire encantador de las aldeas apartadas. Además reconforta la vista observar las laderas boscosas que rodean a la localidad en donde el haya tiene un papel predominante. Para seguir la ruta hemos de retornar por el camino, esta vez en sentido ascendente. No obstante la subida no es muy dura y tampoco lo es cuando seguimos por el mismo, ya superado el punto de conexión anterior a la altura de la octava torre.
 
El camino se va difuminando poco a poco, pero dada la escasez de vegetación en este tramo y que no cambia de dirección es fácil seguirlo. Al llegar a la parte más alta del camino nos encontramos con una nueva valla, pero se supera por una puerta situada a nuestra altura.
 
Un camino discurre paralelo a la valla al otro lado de la misma. Lo tomamos unos metros hacia la izquierda y rápidamente aparece otro camino hacia la derecha que serpentea y desciende hacia un vallejo que acaba de aparecer ante nuestra vista. Los aislados ejemplares de haya son rápidamente sustituidos por un precioso bosque mixto de quejigos, hayas y encinas. El cambio se produce a la altura de la última portilla del recorrido, en la zona mas estrecha del vallejo.
 
El camino desciende entre este bosque y nos permite contemplar definitivamente el valle del Nela. A nuestros pies aparece Puentedey y un poco más hacia la derecha Brizuela. No debemos perder la referencia de este pueblo ya que es hacia donde nos dirigimos. Seguimos este camino que desciende suavemente por la ladera en la dirección que nos interesa.
 
Aproximadamente a la altura de Brizuela hemos de abandonar el camino principal por otro camino menos marcado que desciende más decididamente hacia el valle. Este camino enlaza con otro que viene por la derecha y nos lleva en pocos minutos hasta la localidad citada.
 
A partir de aquí tenemos dos opciones: una de ellas consiste en atravesar la carretera hasta enlazar con la caja del Santander-Mediterráneo y tomarlo hacia la derecha hasta alcanzar Escaño. No recomiendo esta opción ya que las vías se encuentran con gran cantidad de vegetación y en los metros finales hay que salvar un puente sobre el Nela que tal vez no esté en muy buen estado.
 
La otra opción consiste en tomar la carretera que de forma más monótona pero más descansada nos lleva hasta Escaño tras 3 kilómetros de recorrido.
Ruta aproximada:


 

4 comentarios:

Amador dijo...

Hola Montacedo , esta ruta la tengo pendiente de hacer , tiene muy buena pinta pues he estado dos veces en Leva y el pueblo y el entorno es precioso . Para encontrar la sima de covanegra o cualquier otra cueva de Burgos , lo mejor es entrar en Niphargus , grupo de espeleologia . Un saludo .

Montacedo dijo...

Hola Amador. Esta ruta es de las de descripción antigua y habrá que repetirla algún día (no es de las prioritarias).

Amador dijo...

Hola Montacedo , hay dos lineas de alta tension , hay que fijarse en la linea de torretas dobles , en una de ellas con una esfera de color naranja en una de sus puntas y que esta despues de haber dejado a la izquierda los molinos de viento , es la referencia , nos situamos en la torreta , de espaldas a ella mirando hacia arriba y como a 100 m vemos un grupo de pequeñas carrascas , nos dirigimos a el y unos 100m mas arriba , vemos otro grupo de carrascas , detras y un poquito mas arriba vemos la barandilla de tablas que proteje la sima de covanegra . un poco mas arriba , hacia la izquierda , en direccion al poste blanco que hay antes de los molinos . hay varias dolinas , en una de ellas esta cueva comparada . Un saludo .

Montacedo dijo...

Mucahs gracias. Aquí quedan tus notas por si a alguien le sirven de utilidad.